Continuidad escolar. ¿por qué y para qué?

A cuantos formamos parte de escuela del siglo XXI nos corresponde trabajar para crear una cultura de permanencia en el sistema educativo, proporcionando experiencias de aprendizaje valiosas, en centros acogedores, amables y participativos, que despierten en nuestro alumnado, sin excepción, el deseo de continuar estudiando para alcanzar tanto un desarrollo personal y social satisfactorio, como una adecuada capacitación profesional.

Cuando en 1990, la LOGSE extendió la escolarización obligatoria a los 16 años, el sistema educativo español dio un paso de gigante en la prolongación del derecho a la Educación y en el camino hacia la universalización del éxito escolar. Sin embargo, 24 años después, este gran logro resulta insuficiente y obsoleto. En la actualidad, terminar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no garantiza la inserción social del alumnado, por lo que ni puede, ni debe ser nuestra meta, ante el riesgo de continuar aceptando una sociedad profundamente desigual.

La continuidad escolar es, sin ninguna duda, nuestro verdadero reto educativo. La escuela cobra así un destacado protagonismo como agente de cambio global a través de pautas de actuación escolar, social y familiar, a largo y corto plazo, que luchen contra el abandono escolar temprano y sus efectos negativos. El conjunto de nuestras acciones organizativas y pedagógicas deberá dirigirse hacia este fin, bajo los principios de una escuela inclusiva que prepare para la vida y dé las mismas oportunidades a todo el alumnado.

La tarea no es fácil, pero el sueño no es un imposible si conseguimos que nuestras aulas se conviertan en el epicentro de los cambios educativos, y desde ellas se extiendan al resto del sistema, mediante una suerte de contagio pedagógico, en el que la conexión entre las personas juega un papel fundamental: alumnado, familias, profesorado, equipos directivos, departamentos de Orientación, Inspección educativa, asesorías de los CEP, todas ellas piezas que han de componer el puzle de una mejor educación.

Con esta vocación conectora y exploratoria surge este Blog para la Continuidad Escolar, un espacio virtual dedicado a la reflexión y el debate que nos ayude a situarnos como agentes activos, con propuestas creativas, en el camino hacia la mejora de la escuela canaria. Deseamos que se convierta en la bitácora digital de nuestro trabajo colectivo en favor de la continuidad escolar. Aquí hablaremos de agrupamiento inclusivo del alumnado, de coordinación pedagógica del profesorado como un tesoro para lograr el éxito, de cómo podemos gestionar más eficazmente el tiempo de aprendizaje y su repercusión en el clima de convivencia, de las posibilidades de participación de toda la comunidad educativa. En definitiva, de cómo estamos promoviendo escuelas con capacidad para crecer y mejorar.

 

 

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • Continuidad escolar. ¿por qué y p...

    |

    […] A cuantos formamos parte de escuela del siglo XXI nos corresponde trabajar para crear una cultura de permanencia en el sistema educativo, proporcionando experiencias de aprendizaje valiosas, en cen…  […]

    Reply

Deja un comentario