eco escuela 2.0 | Acceder

Aprendizaje Basado en Proyectos. Socializando el aula.


El aprendizaje es el objetivo de la práctica docente, la respuesta al ¿qué?. La metodología responde al ¿cómo?. En este sentido, el Aprendizaje basado en Proyectos constituye una estrategia metodológica que cada vez gana más adeptos entre el profesorado por su carácter integrador, motivador y, sobre todo, por el rendimiento de los aprendizajes. No se […]

Autor: «EQUIPO PEDAGÓGICO CEP TENERIFE SUR» Publicado el Jul 10, 2015 en artículos 20, El Bucio 20 | 0 comentarios

Aprendizaje Basado en Proyectos. Socializando el aula.

El aprendizaje es el objetivo de la práctica docente, la respuesta al ¿qué?. La metodología responde al ¿cómo?. En este sentido, el Aprendizaje basado en Proyectos constituye una estrategia metodológica que cada vez gana más adeptos entre el profesorado por su carácter integrador, motivador y, sobre todo, por el rendimiento de los aprendizajes. No se trata de algo novedoso, ni un nuevo descubrimiento. Cualquier docente alguna vez ha desarrollado algún proyecto en su práctica por lo que este artículo no pretende enseñar nada nuevo pero si dar algunas claves para ayudar al profesorado a sistematizar su desarrollo e integrarlo en la práctica de aula y en el currículo sin que suponga una carga extra a la docencia. Uno de los principales inconvenientes observado en el trabajo por proyectos es que estos desarrollan al margen del trabajo de aula y, aunque etapas más tempranas (como infantil o primer ciclo de Primaria) no entienden su trabajo sin los proyectos, en etapas superiores no ha calado suficientemente esta oportunidad metodológica, entre otras cosas por miedos absolutamente normales como es el trabajo el equipo, el descontrol del aula, la evaluación. Intentaremos en estas líneas dar algunas claves para entender qué significa y cómo se lleva a la práctica el ABP.
Metodología es un vocablo generado a partir de tres palabras de origen griego: metà (más allá), odós(camino) y logos (estudio). El concepto hace referencia al plan de investigación que permite cumplir ciertos objetivos en el marco de una ciencia, área/materia o disciplina. Desde el punto de vista educativo, constituye un sistema de acciones o conjunto de actividades del profesorado y de sus estudiantes organizadas y planificadas por los docentes con la finalidad de posibilitar el aprendizaje de los estudiantes. En este sentido podemos diferenciar varias estrategias metodológicas:

• estrategias metodológicas más enfocadas a la programación y diseño del camino: Aprendizaje basado en proyectos y aprendizaje basado en resolución de problemas.
• estrategias metodológicas más enfocadas a la acción e interacción: Aprendizaje cooperativo o el Aprendizaje basado el pensamiento (Rutinas y destrezas de pensamiento)
• y estrategias metodológicas enfocadas a la organización de espacios y tiempos como los Rincones o zonas de aprendizajes y centros de interés.
La interacción de aquellas que se adecúen mejor a nuestras fortalezas y debilidades como docentes, pero siempre desde los ajustes de la propia práctica. En definitiva, estas estrategias interaccionan unas con otras y un diseño desde el ABP implica a otras como el aprendizaje cooperativo o el TBL (Aprendizaje Basado en el Pensamiento). En definitiva, como dice Carl Gustav Jung “El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos” porque siempre es necesario el ajuste. Pero centrémonos en el Aprendizaje Basado en Proyectos.

El ABP es una estrategia metodológica de diseño y programación que implementa un conjunto de tareas basadas en la resolución de preguntas o problemas en un proceso de investigación o creación por parte del alumnado que trabaja de manera relativamente autónoma y con un alto nivel de implicación y que culmina con un producto final presentado ante los demás.

Si la realidad es compleja, no se puede aprender a base de simplificaciones. Los proyectos permiten que los estudiantes se acerquen al currículo con sentido y significado. Se ejerce la democracia porque se entiende la enseñanza como diálogo, los docentes promueven el desarrollo y capacitación profesional. El ABP abre la escuela al entorno e incorpora materiales y fuentes de información diversos. Se trabaja con variados tipos de conocimientos y saberes. En la práctica, el alumnado aprende, hace y comunica proceso y producto y además atiende a la diversidad porque la integra desde una perspectiva cultural pero también personal.

Los proyectos podemos clasificarlos desde el punto de vista del producto, y en este sentido, podríamos diferenciar productos tangibles e intangibles.
Cuando se inicia un proyecto podemos realizar el anclaje curricular simple, es decir desde un área o materia con un criterio inspirador o de una forma compleja atendiendo a lo interdisciplinar o multimateria, reside aquí la riqueza de diseñar los aprendizajes desde un proyecto. No obstante, cuando se empieza, quizás es necesario comenzar por un anclaje simple de nuestro prototipo, pues a nadie se le escapa la necesidad de espacios y tiempos para programación y diseño con otros docentes de distintos ámbitos.

Un proyecto necesita un buen diseño inicial y ha de ser abierto y flexible porque siempre necesitará de ajustes en el proceso. Resulta conveniente distinguir entre las fases que corresponden al alumnado y al profesorado.

Si atendemos a un proyecto simple, se debe partir de un criterio de evaluación con el que se establece una estrategia de enseñanza y otra de evaluación para realizar el diseño instructivo; estas estrategias conllevan una secuencia didáctica con una evaluación dinámica. Esa secuencia didáctica debe estar abierta y permitir los ajustes respondiendo en la medida de lo posible a la demanda del alumnado.

La evaluación se revela habitualmente como un reto porque los docentes se sumergen muchas veces en el desarrollo del proyecto y al final se encuentran con el momento de evaluar todo el conjunto. Para ayudar en este proceso es necesario realizar un diseño instructivo a modo de eje cronológico donde se escojan los hitos más importantes del mismo para recoger registros. Esta propuesta de eje cronológico puede ayudar a ver las fases y los momentos idóneos para registros y atender a la evaluación en toda su complejidad.

Contribuyen a desarrollar y ampliar el PLE o Entorno Personal de Aprendizaje. Y ¿qué es el entorno Personal de Aprendizaje?. Un conjunto de aplicaciones utilizadas por un aprendiz para organizar su propio proceso de aprendizaje o un concepto que define operacionalmente las actividades que pueden realizar los distintos tipos de aprendizajes.

Para algunos autores, un PLE no sólo debe considerar las herramientas Web 2.0. son también las relaciones interpersonales entre los aprendices-aprendices, aprendices -docentes, incluso entre aprendices-personas externas a la comunidad educativa. También deben incluirse los espacios físicos donde ocurran los actos de aprendizaje (bibliotecas, parques, oficinas ,etc). Y los materiales impresos (libros, revistas, periódicos, etc).

En primer lugar un ABP permite la elección y la implicación de los estudiantes, facilita el empoderamiento de los mismos y los hace protagonistas de su propio proceso de aprendizaje, pero quizás lo más importante es la socialización, algo que en una metodología más directiva no se trabaja y que a todas luces resulta necesario potenciar desde la escuela. El desarrollo de un proyecto permite una socialización más rica porque comporta movimientos no sólo en el aula, sino hacia dentro y hacia fuera de la misma.

Para contribuir al diseño o prototipado de un Aprendizaje Basado en Proyectos adjuntamos la siguiente ficha para consensuar y dar los primeros pasos en el diseño de un ABP. (ficha elaborada por Nieves Alcalá, directora del CEP LA GOMERA)

El aprendizaje es el objetivo de la práctica docente, la respuesta al ¿qué?. La metodología responde al ¿cómo?. En este sentido, el Aprendizaje basado en Proyectos constituye una estrategia metodológica que cada vez gana más adeptos entre el profesorado por su carácter integrador, motivador y, sobre todo, por el rendimiento de los aprendizajes. No se trata de algo novedoso, ni un nuevo descubrimiento. Cualquier docente alguna vez ha desarrollado algún proyecto en su práctica por lo que este artículo no pretende enseñar nada nuevo pero si dar algunas claves para ayudar al profesorado a sistematizar su desarrollo e integrarlo en la práctica de aula y en el currículo sin que suponga una carga extra a la docencia. Uno de los principales inconvenientes observado en el trabajo por proyectos es que estos desarrollan al margen del trabajo de aula y, aunque etapas más tempranas (como infantil o primer ciclo de Primaria) no entienden su trabajo sin los proyectos, en etapas superiores no ha calado suficientemente esta oportunidad metodológica, entre otras cosas por miedos absolutamente normales como es el trabajo el equipo, el descontrol del aula, la evaluación. Intentaremos en estas líneas dar algunas claves para entender qué significa y cómo se lleva a la práctica el ABP.

Lee el artículo completo:

Captura de pantalla 2015-07-24 a las 9.03.47

Deja tu comentario