• ceopuertocabras

  • ceippadrecollado

  • ceipcesarmanriquecabrera

  • ceipvalverde

  • ceipcostateguise

  • ceippuntabrava

FAQ

Pregunta: ¿Por qué surge esta asignatura en el panorama educativo de la Comunidad?

Respuesta: Se trata de visibilizar la importancia de las emociones y la creatividad en y desde el sistema educativo. Las emociones son parte de la naturaleza humana, y se pueden educar. Igualmente, la creatividad también se puede desarrollar con un trabajo sistemático. La visión educativa del área es fundamental para que en la escuela se puedan trabajar teniendo como punto de partida un currículo normalizado.

 

P: ¿Cómo se lleva a la práctica de aula este currículo?

R: Es importante resaltar la idea de transversalidad y globalidad que tiene esta asignatura —y en general la intervención docente en la etapa de la Educación Primaria—.  Por lo tanto, se encuentran en cualquier situación de aprendizaje que se genere en el aula y no se entiende una tarea —o actividad— en la que el alumnado no movilice sus propias emociones y desarrolle su potencial creativo. Por esta razón, esta asignatura tiene que ser vista —insistimos, al igual que el resto—, no solo como un espacio y un tiempo específico en el horario escolar, sino sobre todo, como una oportunidad para que las emociones y la creatividad impregnen todas y cada una del resto de asignaturas. En este sentido, un currículo integrado supone una posibilidad para que las situaciones de aprendizaje se diseñen desde un punto de vista transversal, interdisciplinar, global y holístico. Así, esta asignatura tiene más sentido si se contempla desde su relación e integración con el resto de las áreas.

 

P: ¿Con qué recursos de apoyo va a contar el profesorado?

R: Se está diseñando un plan de apoyo, que incluye un plan de formación, cursos autodirigidos y tutorizados, publicaciones, profesionales competentes, recursos listos para usar, dinámicas de grupo, programas, bibliografía recomendada, páginas Web…

 

P: ¿Me tengo que ceñir a un libro de texto?

R: Tal y como está concebido este currículo, difícilmente será abordable exclusivamente solo con el libro de texto, puesto que la corporalidad, la experiencia y la vivencia son fundamentales para el éxito de los aprendizajes que en él se pretenden. No obstante, existen innumerables recursos (entre ellos, por supuesto, el libro) que te ayudarán al desarrollo de la asignatura.

 

P: ¿Estaré preparado o preparada para impartirla?

R: Los aprendizajes que se proponen en la asignatura validan la práctica que la mayoría del profesorado ya está desarrollando en sus centros con el alumnado. No obstante, la formación que, poco a poco, el profesorado vaya adquiriendo redundará en una mejora de la calidad de la enseñanza y, por tanto, del aprendizaje.

 

P: ¿Cómo será este primer año de implantación de la asignatura en el sistema educativo canario?

R: Este primer año está concebido como una toma de contacto y, por tanto, de sensibilización con el currículo de la asignatura. El profesorado se irá familiarizando con los aprendizajes que serán evaluados y comprobarán, en este acercamiento al currículo, que ya se validan muchas de las prácticas que, a diario, se hacen con el alumnado.

 

P ¿Qué pasará si tengo un grupo mixto en el curso 2014-2015, en el que conviven la LOE y la LOMCE (por ejemplo, 1.º – 2.º de Primaria)?

R: Existe la posibilidad (tradicional o clásica) de “dividir” la clase en dos niveles. Por ejemplo, los de primero se dedican a una asignatura mientras que los de segundo se dedican a otra. Por otro lado, existe la posibilidad más innovadora que consiste en diseñar una situación de aprendizaje (tarea, proyecto, centro de interés…) y poner el foco de atención en los aprendizajes (criterios de evaluación) que consideramos más pertinentes (independientemente de la asignatura o del nivel que se trate). Es decir, esta última es una metodología más propia para una visión de currículo transversal, global, inclusivo, competencial, integrado e interdisciplinar.

 

P: ¿Por qué es conveniente para el alumnado el trabajo de las emociones y la creatividad en el aula?

R: Todas las áreas contribuyen al desarrollo integral de los niños y de las niñas, y esta área contribuye, como el resto, al desarrollo de las competencias. Además, su puesta en práctica en el aula, tal como se indica en el currículo, favorece y fortalece el estudio de las demás áreas pues tiene una aportación tanto vertical (entre niveles o cursos de la etapa) como horizontal (entre áreas). La literatura científica ha demostrado que los alumnos y las alumnas que tienen conocimiento de sus emociones y las saben autorregular tienen más éxito escolar.

 

P: ¿Quién formará al profesorado y cómo se implementará esta formación?

R: Se ha establecido un plan de formación específico que consiste, entre otras medidas, en una serie de cursos autodirigidos y tutorizados.  Además, a través de la red de Centros de Profesorado de Canarias, se llevará a cabo, a lo largo de todo el curso, el asesoramiento y el acompañamiento del profesorado que así lo demande, contando para ello con la figura de un asesor a tiempo parcial exclusivamente para la asignatura. Igualmente, se contará con formadores y formadoras con una gran experiencia en el campo de las emociones y la creatividad aplicada a la educación (docentes, profesionales de la psicología, sociología, pedagogía, psicopedagogía, etc.).

 

P: De los diferentes enfoques dentro de la inteligencia emocional y la creatividad, ¿en qué autores o corrientes se fundamenta el currículo?

R: La educación emocional que se promueve en el currículo no se adscribe a ninguna corriente ideológica concreta. El currículo de la asignatura no responde fielmente a ningún programa de los publicados actualmente. Recoge diversas fuentes y autores de relevancia en el panorama nacional e internacional, pero se trata de un diseño elaborado ad hoc, con el único propósito de contribuir al desarrollo de la conciencia y la regulación emocional, y la creatividad desde un enfoque meramente educativo, globalizador y transversal, y no psicoterapéutico.

En todo caso, hemos de señalar que, en primer lugar, se ha contado con la colaboración desinteresada, en calidad de asesor académico externo, de profesorado universitario experto en el tema.

En segundo lugar, a partir de este asesoramiento podemos hacer constar que las influencias de autores internacionales como Saphiro, Salovey, Damasio, Goleman, Gardner, Robinson, Guilford, De Bono; así como R. Bisquerra, o J. A. Marina, a nivel nacional, entre otros, han estado presentes como fuentes teóricas de referencia.

En tercer lugar, los bloques de aprendizaje del currículo se han estructurado, en lo referido a la educación emocional, en torno a los dos bloques totalmente consensuados en la comunidad científica, como son la conciencia emocional y la regulación o ajuste emocional.

 

P: ¿Quién va a impartir esta asignatura?

Esta asignatura requiere de un conocimiento atento del alumnado, por eso, lo más conveniente es que sea impartida por el tutor o la tutora, que es el docente que más tiempo pasa con el alumnado. De esta manera se garantiza que se realice un acompañamiento lo más adecuado posible a las necesidades de los niños y las niñas. Sin embargo, dependiendo de la autonomía organizativa del centro, podría ser impartida por un docente o una docente especializado en esta área (siempre bajo una estrecha coordinación con el tutor o la tutora).

 

R: ¿Qué temáticas se van a tratar en el área?

La definición de la oferta que hacemos se sustenta en el concepto de inteligencia social y emocional, que hace referencia a la capacidad de gestionar de manera eficiente los sentimientos utilizando la razón. Esto implica: reconocer y expresar las emociones, y regularlas y utilizarlas de forma productiva.

En este sentido, el área se centra en la promoción de procesos intencionales y sistemáticos de enseñanza-aprendizaje a través de los cuales el alumnado desarrolla su inteligencia socio-emocional y la inteligencia creativa, de modo que se alcance el deseable acoplamiento entre la emoción y la razón, una relativa estabilidad  afectiva y una relación sana con los demás.

Los aprendizajes irán encaminados a desarrollar en el alumnado la capacidad afectiva y el reconocimiento de sus propias emociones y las de los demás —conciencia emocional—. Esta toma de conciencia se hará desde la alfabetización emocional, de tal manera que los niños y las niñas las puedan percibir, validar o aceptar, clasificar y comunicar, o interpretar en sí mismos y en los demás.

Por otro lado, el área se orienta hacia el desarrollo de la capacidad de manejar y modificar las propias emociones de forma apropiada a los contextos y las relaciones —regulación emocional. Para ello, tendrá que adquirir destrezas en el uso de las habilidades que regulan la emoción, el pensamiento y la acción. Aquí, tendrán cabida los aprendizajes que favorezcan el bienestar personal y social como la capacidad de potenciar, ajustar, reorientar o reciclar las emociones, la tolerancia a la frustración, la espera de las gratificaciones, la resiliencia y la automotivación, el desarrollo de la autoestima, la práctica de habilidades socio-emocionales y para la vida, la utilización de estrategias para la resolución de conflictos, etc.

Por último, respecto a la creatividad sería conveniente que el alumnado desarrolle su potencial creativo atendiendo tanto a la dimensión cognitiva, como afectiva y motriz. Para ello, es primordial desarrollar la autoconfianza en las propias capacidades creativas, superando los aspectos sociales y personales que la obstaculizan. Además, se trata de estimular la sensibilidad a la realidad y la actitud favorable hacia lo novedoso, lo incierto o lo alternativo.

En lo relacionado con el plano intelectual, la creatividad se vincula con el pensamiento divergente, que se caracteriza por ser abierto, fluido, flexible y original. En definitiva, la creatividad no es solamente innovación, tiene que ser además valiosa y aportar bienestar personal y social, así como contribuir al desarrollo del espíritu emprendedor.

Comentarios (1)

Deja un comentario