Enseñanza digital. Retos y desafíos

La pandemia del coronavirus es un “big bang”, un antes y después en todas las esferas de nuestra sociedad. En el sistema escolar, de golpe (y sin avisar) ha provocado el confinamiento en sus casas del alumnado y del profesorado, lo que a su vez ha trastocado y producido un desajuste tan radical en la enseñanza que está obligando a la Comunidad Educativa a ofrecer soluciones rápidas. Una de ellas es articular y organizar un sistema alternativo de docencia y aprendizaje a través de Internet, al menos básico, para continuar la labor docente y de aprendizaje desde el hogar. El dato positivo es que en 2020 la sociedad canaria, mayoritariamente, está conectada telemáticamente, aunque con desigualdades o brechas digitales. Lo esperanzador, es que podemos hacerlo.

La situación de enseñar y aprender desde casa a través de la red nos plantea nuevas preguntas: ¿en qué consiste el teletrabajo docente?, ¿cómo aprende de forma autónoma en su casa el alumnado? ¿qué herramientas y recursos telemáticos nos permiten realizar las tareas que llevamos a cabo en la enseñanza presencial (explicar, poner tareas, tutorizar, evaluar)?, ¿cómo reorganizar el funcionamiento de la dirección y de los claustros docentes de un centro?… Son muchas las incertidumbres que nos obligan a plantearnos cómo reinventar digitalmente la profesión docente, la metodología de enseñanza, los materiales didácticos, el papel de las familias en la educación de sus hijos e hijas, entre otras.

Descargar guía

Puede visualizar y descargar la guía «Enseñanza digital. Retos y desafíos» en formato infográfico, haciendo clic en la imagen de la izquierda.