Asociarse o asociarse: esa es la cuestión

¿Te gustaría trabajar (o aumentar) la dimensión europea en tu centro y en tus propias clases? ¿Quieres saber qué visión existe en otros países europeos sobre determinados temas? ¿Y si tus alumnos mejorasen su competencia comunicativa en lenguas extranjeras y en TIC? ¿Y si mejorases la tuya propia? ¿Te interesaría que en tu centro hubiese mejores relaciones sociales? ¿Y si tu centro se aliara con otra institución educativa para tratar conjuntamente aquellos temas que más le preocupa? Pues en este artículo, te contamos cómo: a través de asociaciones escolares Comenius o de aprendizaje Grundtvig[1] con otros homólogos educativos europeos.

Patricia Guerrero Pendón
Coordinadora Oficina de Programas Europeos de Educación en Canarias

(http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/opeec/)

***

1. la unión hace la fuerza

O dicho de otro modo, las asociaciones hacen la fuerza. No cabe duda de que juntos, es mejor. Ya sea involucrando a centros de infantil, primaria o secundaria (en asociaciones escolares Comenius),  o a centros de educación de adultos (a través de asociaciones de aprendizaje Grundtvig), al cooperar con otros centros europeos apostamos por la mejora educativa, y esto nos hace crecer.

 

Asociarse no solo ayuda a alumnos y profesores a mejorar las competencias en los temas en que trata la asociación, sino que también se mejoran otros aspectos como el clima escolar, las relaciones sociales, el trabajo en equipo, además de la competencia en idiomas y en TICs, entre otros. Existen dos formas a través de las cuales los centros de infantil, primaria y secundaria se pueden asociar:

 

a) asociación escolar Comenius bilateral, en la que participan dos centros de países diferentes y centra sus actividades en el aprendizaje de idiomas. Su objetivo es ofrecer a los alumnos la posibilidad de aprender la lengua del país asociado y poner en práctica sus conocimientos de lenguas extranjeras con alumnos del centro asociado.

b)  o asociación escolar Comenius multilateral, en la que los asociados son más de tres países y, aunque no tienen un enfoque puramente lingüístico, sino temático, el beneficio lingüístico está inmerso.

 

En cuanto a las EOIs y centros de educación de adultos, pueden asociarse con varios países a través de asociaciones de aprendizaje Grundtvig. Ya sea Comenius o Grundtvig, la cooperación supone un aprendizaje colaborativo e intercambio de buenas prácticas significativo, además de viajes de ida y vuelta (denominadas movilidades) de alumnado y profesorado a los países de los centros asociados. Así, a los participantes se les brinda la oportunidad de conocer la cultura y forma de pensar de otros países, por lo que el impacto cultural y europeo queda garantizado.

 

En cuanto al tema sobre el que trate la asociación, podemos abordar cuestiones puramente pedagógicas o de gestión, centrar nuestra asociación en la participación del alumnado, tratando temas como salud, arte y ciencias, nuevas tecnologías, patrimonio cultural, ciudadanía europea… o bien darle un enfoque puramente lingüístico. Como actividades que llevaremos a cabo, podemos realizar reuniones de proyecto entre todos los centros participantes en la asociación, intercambio de profesorado y alumnado, intercambio de buenas prácticas, producción de objetos técnicos o dibujos, actuaciones, preparación lingüística del profesorado y del alumnado para garantizar que poseen la competencia necesaria en la lengua (lenguas) de trabajo de la asociación, difusión de la experiencia y resultados, etc.

 

Los centros reciben una financiación de unos 20.000 € como máximo para poner en funcionamiento el plan de trabajo y llevar a cabo las movilidades dentro de los dos años de vida de la asociación. Tal subvención cubrirá los gastos de las actividades de proyectos locales, viajes, seguros de viaje y manutención durante las actividades de movilidad con los socios o visados, en caso necesario.

2. Quiero participar. ¿Cómo encuentro socios?

Lo primero que hay que hacer es buscar compañeros por toda Europa que tengan unos intereses comunes a los nuestros para establecer asociación. Existen varios buscadores, como la de la Agencia Ejecutiva de Educación, Cultura y Audiovisual (EACEA), que dispone de una herramienta en línea para la búsqueda de socios, EACEA Partner Search Tool, la herramienta de búsqueda de socios de UK, Schools Online o Anefore,  la base de datos de la Agencia Nacional de Luxemburgo. Pero de todas ellas, la más conocida y empleada por todos es eTwinning, la plataforma gratuita y segura que permite a los docentes compartir ideas y desarrollar proyectos colaborativos en Europa.

 

Cualquiera que sea la plataforma elegida, debemos registrar nuestro perfil, en primer lugar, aportando toda la información posible, y después, comenzar a usar el asistente o herramientas para buscar socios. Una vez tengamos unos socios potenciales, ya podemos empezar a montar nuestro proyecto. Estaremos intercambiando emails, utilizando los foros que algunas plataformas ofrecen, haciendo videoconferencias… para establecer las bases de nuestro proyecto.

3. IES San Bartolomé: ejemplo de buenas prácticas en Lanzarote

El IES San Bartolomé ha sido uno de los centros que ha decidido apostar por la mejora conjunta de los sistemas educativos y llevar a cabo la asociación multilateral Comenius con Italia, Austria, Grecia, Turquía y Alemania. Su asociación, “Water is life”, trató los temas de la dimensión europea y ciudadana, nuevas tecnologías y la educación intercultural. Se desarrolló durante el bienio de 2010-2012, así que justo el curso pasado finalizó. Este año, han presentado formulario para participar en la asociación bilateral denominada “Wir und die Spuren der Anderen” con Alemania, por lo que la experiencia les recompensó. El año pasado también lo hicieron, pero no resultaron seleccionados.  Isabel Chicharro, profesora de alemán y coordinadora de la asociación, muy amablemente respondió a nuestras preguntas:

PG: ¿Por qué decidieron emprender la “aventura” de asociarse?

IC: Por los alumnos. Enseño alemán y lo más importante es practicar el idioma. En la asociación, el idioma de trabajo era el inglés, pero como también había tres centros germano-parlantes, los alumnos pudieron practicar ambas lenguas.

PG: ¿Cómo encontraron los socios? ¿Les fue fácil?

IC: Usamos e-Twinning. Hasta que establecimos un acuerdo definitivo, al principio costó un poco. A veces, no coincidían las edades de los alumnos, o fallaban los centros. En “Water is life”, me localizaron a mí. Venía de otro centro que participó en Comenius y estaba interesada en que participara el IES San Bartolomé. Tanto en la segunda asociación, que no salió adelante, como en la tercera, los busqué yo.

PG: ¿Qué les aportó la asociación?

IC: Para mí, con la satisfacción de los alumnos es suficiente. A nivel personal, también resultó muy enriquecedor. Pero sobre todo, lo hice por los alumnos.  Les motiva, les anima a aprender, y se esfuerzan más.  Tuvieron la oportunidad de acoger en el instituto a compañeros de su edad procedentes de otros países. Algunos pudieron conocer alguno de esos países y culturas, así como practicar “in situ” lenguas extranjeras con compañeros de su misma edad, intercambiaron experiencias y entablaron amistades, que gracias a las redes sociales mantienen vivas. A nivel metodológico, me ha supuesto conocer distintos métodos de enseñanza y recursos educativos, así como los sistemas de educación de los países con los que hemos compartido proyecto. Además, hubo un intercambio de experiencias entre los compañeros de la asociación y los profesores del centro también se involucraron.

PG: ¿Qué dificultades encontraron?

IC: Mucho trabajo y responsabilidad. Implica quedarse tardes y recreos, corregir trabajos, tratar con la agencia de viajes, buscar vuelos y hoteles asequibles, reunirse con las familias, preparar actividades para cuando nos visiten…

PG: ¿Recomendarían asociarse a otros centros? ¿Por qué?

IC: Sí, claro. Aunque supone mucho tiempo y esfuerzo, significa proporcionar a los alumnos y alumnas una experiencia muy interesante, y darles la oportunidad de comprobar que las lenguas extranjeras son algo “vivo”, que sirven para comunicarse fuera del aula, y no sólo para estudiar, aprobar, suspender, etc…

Isabel Chicharro también recomienda administrar bien la dotación económica para que la máxima cantidad de alumnos se beneficie. Si su asociación bilateral sale aprobada, realizarán actividades recaudatorias para que más alumnos puedan viajar.

 

El IES Arrecife también se ha animado a participar en asociación Comenius bilateral, denominada “César Manrique, ou comment tisser des liens artistiques et culturels entre l’Espagne et le Luxembourg” a llevar a cabo durante el bienio 2013-2015,  así que les deseamos todo lo mejor a los dos centros.

Bibliografía

 

COMENIUS (s.f). Recuperado el 22 de marzo de 2013, de http://www.oapee.es/oapee/inicio/pap/comenius/presentacion.html

COMENIUS (s.f). Recuperado el 23 de marzo de 2013, de

http://ec.europa.eu/education/lifelong-learning-programme/comenius_en.htm

COMISIÓN EUROPEA. (2008). Asociaciones escolares Comenius: Manual para los centros escolares. doi: 10.2766/55449  Recuperado de http://www.oapee.es/documentum/MECPRO/Web/weboapee/pap/comenius/documentos/manualpe.pdf?documentId=0901e72b800039d7

EUROPEAN COMISSION. (2012). Study of the impact of Comenius school partnerships on participating schools. doi: 10.2766/40280

 


[1] Comenius, Grundtvig, Leonardo da Vinci y Erasmus son los cuatro programas que, junto con el programa transversal, se enmarcan dentro del Programa de Aprendizaje Permanente 2007-2013. Durante 2014-2020, el nuevo programa se denominará “Erasmus para todos”. En el momento de redactarse el presente artículo, no se había publicado la convocatoria que sustituirá al programa anterior, por lo cierta información aquí presentada puede variar ligeramente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *