En armonía con los más pequeños

¿Te parece complicado, como docente, que el alumnado de Educación Infantil permanezca relajado y tranquilo durante la jornada escolar? Pensando en cómo conseguirlo, nosotras hemos introducido la práctica del yoga, cada día, en un aula ordinaria con el grupo de 3 años y en el gimnasio durante las sesiones de psicomotricidad. Hemos intentado crear un ambiente de  motivación, paciencia y constancia, para que los niños/as aprendieran a estar en silencio, a concentrarse y relajarse, y ello nos ha aportado innumerables beneficios. Por ello, deseamos compartir nuestra experiencia.

Yurena de las Nieves Tejera Cruz

Mª Isabel Martín Toledo

CEIP Oasis de Maspalomas


1. ¿POR QUÉ EL YOGA EN LA ESCUELA DESDE EDADES TEMPRANAS?
Tal como afirmó  Albert Einstein  “La palabra progreso no tiene ningún sentido
mientras haya niños infelices”.  Aquí radica el principal objetivo de nuestra experiencia, crear niños/as felices desde la escuela. La práctica del yoga es un vehículo para conocerse bien a sí mismo, en el que el alumnado adquiere herramientas para tener un cuerpo, mente, y un sistema nervioso tranquilo y alegre. Además, nos aporta la posibilidad de que nuestros protagonistas conecten con sus dones o talentos.

1.1LA PRÁCTICA DEL YOGA EN EL AULA
Para empezar con la práctica del yoga, ha sido necesario crear un ambiente limpio, ventilado, sereno y silencioso. Por lo tanto, durante el recreo se prepara a diario el espacio de la asamblea y los cojines. Los niños/as visten con el Postura “El árbol” chándal del colegio, ropa ligera y confortable, que les permite realizar cualquier movimiento con mayor facilidad.
Cuando llevamos a cabo las sesiones de yoga en psicomotricidad, se han utilizado colchonetas y alfombrillas (los niños/as están con calcetines o descalzos).

Antes de  comenzar cada sesión se explica al alumnado qué tipo de juego vamos a realizar (el yoga debe tratarse como un juego) en qué consiste, y se pone música ambiental. Se empieza con la respiración ya que es una parte integral del yoga. El inhalar y exhalar por la nariz es esencial para que el niño/a pueda estirarse y obtener el equilibrio necesario para practicar las posturas del yoga. Una vez que el grupo controle su respiración, el docente empezará con las posturas. El objetivo de las posturas es, desde los órganos exteriores, ir calmando a los órganos interiores. Con los niños/as, las posiciones hay que ir practicándolas poco a poco. Lo ideal, al principio, es que aprendan a respirar, relajarse, y después a concentrarse.  No se debe exigir que repitan una postura una y otra vez porque eso puede convertirse en algo muy aburrido para ellos.

Hay que ir variando las posturas y los movimientos despacio y a un ritmo que los pequeños no pierdan la concentración. Como ya hemos dicho, el ánimo y la motivación son cruciales en este sentido, así como una actitud positiva y alegre. Al finalizar la sesión, el alumnado hace coreografías con los movimientos enseñados.  Al final de           Postura “El barquito”, l artículo, se exponen fotos con algunas de las posturas trabajadas.
En el aula se ha llevado a cabo actividades para que los niños/as interioricen el proceso como canciones, y talleres dinámicos en el que se introducen las asanas o posturas de yoga, donde se fortalece la autoestima y la confianza. Además, se ha  intentado que siempre haya una expresión artística, para que puedan expresar lo que han sentido en el taller. Al finalizar los niños/as se muestran más relajados y se puede hablar de los conflictos surgidos durante el recreo  y cómo los vamos a  solucionar.

 

 

 

 

1.2 CONCLUSIÓN
Desde nuestra experiencia invitamos a todos los docentes a practicar el yoga con los más pequeños y entrar en armonía. Nuestro próximo reto es invitar a las familias a nuestras sesiones para trabajar conjuntamente.
2. BIBLIOGRAFÍA
*MARTINE GIAMMARINARO, DOMINIQUE LAMURE, ROBINBOOK, 2006
* CALLE RAMIRO, EL VERDADERO YOGA Y SU ALCANCE, Conferencia en Madrid en 2012.
* CICHIRILLO ROIG SANDY, YOGA PARA NIÑOS, BONUM, 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *