Blas Cabrera Felipe, el nombre idóneo para el primer instituto de la Isla – Jameos Digital nº8

Enrique Díaz Herrera
IES Blas Cabrera Felipe

En este año 2020 se conmemora el 75 aniversario del fallecimiento de don Blas Cabrera Felipe. También hace 50 años de que el primer instituto de Lanzarote lleva su nombre. A pesar de que la figura de D. Blas gozaba de un gran reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional en el campo científico y educativo, no resultó fácil que el Ministerio de Educación aceptara dicha denominación a pesar de los múltiples intentos de la prensa conejera de la época, instituciones locales y el propio Claustro de Profesores del Instituto durante años. De esos intentos trata el presente artículo.

La figura de D. Blas Cabrera Felipe

Blas Cabrera Felipe nace en Arrecife el 20 de mayo de 1878. Estudia el Bachillerato en La Laguna y luego marcha a Madrid, donde estudia Ciencias Físicas. Sus trabajos de investigación fueron altamente valorados por la comunidad científica internacional, especialmente en el campo de las propiedades magnéticas de la materia.

Fue el primer director del Instituto Nacional de Física y Química, Rector de la Universidad Central y de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, miembro de la Oficina Internacional de Pesas y Medidas y miembro de las Conferencias Solvay (a propuesta de M. Curie y A. Einstein, de quien ejerció de anfitrión en su visita a España en 1923).

Cuando se inicia la Guerra Civil se exilia primero en París y más tarde marcha a México, donde fallece el 1 de agosto de 1945.

Creación del primer instituto de Lanzarote

El trece de junio de 1928 el pleno del Cabildo Insular, presidido por Carlos Saenz Infante, y a petición de los consejeros Rafael Cabrera Martinón, Ezequiel Morales Topham y Francisco Lorenzo Quintana, “aprueba por unanimidad elevar al Ministerio de Instrucción Pública la creación en la isla de un Instituto local de Segunda Enseñanza por ser de verdadero interés para la juventud de Lanzarote”.


El 13 de enero de 1970 se reúne el claustro, ya en su nueva sede de Titerroy, y solicita nuevamente a las autoridades educativas que el Instituto pase a denominarse Instituto de Enseñanza Media Blas Cabrera Felipe.

El Ministerio accede a dicha petición (1) nombrando Comisario Regio a D. Agustín Espinosa García, convirtiéndose así en el primer director del centro. Se instala en un edificio cedido por el Cabildo en las Cuatro esquinas, junto al Charco San Ginés, hasta que en el curso 1947-48 se traslada a un nuevo edificio construido por el Cabildo en la calle Coronel Bens. Por último, en 1969, se traslada a su ubicación actual en el barrio de Titerroy, permaneciendo el edificio de la calle Coronel Bens como Sección Delegada del Instituto Blas Cabrera hasta 1978, año en el que se crea el actual IES Agustín Espinosa que pasará a ocupar dicho edificio. De esta forma el IES Blas Cabrera Felipe se convierte en el tercer instituto de Canarias, tras el de La Laguna (Canarias Cabrera Pinto) y el de Las Palmas (Pérez Galdós).

Una idea fija: Honrar al primer y único instituto de la isla en ese momento, con el nombre de Don Blas Cabrera Felipe.

El primer intento tiene lugar siendo don Blas Cabrera rector de la Universidad Central (actual Complutense); se le transmite el deseo de que el recién creado Instituto Local de Segunda Enseñanza de Arrecife lleve su nombre, a lo que, después de dar las gracias, se negó rotundamente y rogó no le hicieran tal distinción, al menos mientras ocupara un alto cargo docente. Con gran pesar, se respetó su deseo(2) .

Tras la Guerra Civil y el cierre del Instituto por varios años, no es hasta 1946, un año después de su muerte, cuando se retoma de nuevo la idea. Ese año, el semanario Pronósticos, dirigido por Leandro Perdomo, y con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino, dedicó una ediciónhomenaje a la figura del sabio lanzaroteño(3). En dicha edición aparecen distintos artículos sobre su vida, cargos, distinciones que obtuvo y de su relevancia en el mundo de la Ciencia. En todos ellos, de una manera u otra, se solicita que el Instituto de Enseñanza Media de la Isla lleve el nombre de Blas Cabrera Felipe.


…Así, después de tantos años de creado, nuestro Instituto va a ostentar por fin un nombre que no puede ser más digno y representativo. Se ha culminado así un hecho de estricta justicia con un hombre, posiblemente el más preclaro e ilustre hijo que ha dado Lanzarote en todos los tiempos.

El tercer intento se produce a finales de la década de los 50 del siglo pasado, cuando se publican en el semanario Antena algunos artículos sobre la biografía y la deuda de gratitud que tenemos los lanzaroteños con el ilustre sabio, hijo de esta ciudad, don Blas Cabrera y Felipe (4). Su fundador y director, Guillermo Topham, plantea la siguiente pregunta sin respuesta: “¿Por qué el Instituto Nacional de Enseñanza Media de Arrecife no lleva el nombre del sabio e ilustre científico lanzaroteño don Blas Cabrera y Felipe, cosa que según tenemos entendido se intentó hace ya mucho tiempo?”(5).

Esta pregunta hizo que aparecieran varios artículos sobre el tema en los siguientes números. En uno de ellos se hace la sugerencia de recoger firmas con el fin de solicitar a las autoridades locales y Claustro de profesores que se den los pasos necesarios y las gestiones pertinentes ante el Ministerio de Educación para que autorice que el Instituto de Enseñanza Media lleve el nombre de nuestro paisano que dedicó su vida a la Ciencia y a la labor docente. Dicha sugerencia fue aceptada por Guillermo Topham, Guito, que en marzo de ese año escribe lo siguiente:

«A tal efecto, el próximo viernes abriremos los oportunos pliegos dirigidos a la Delegación del Gobierno, Cabildo Insular y director y claustro de profesores del mencionado Centro docente, que han de firmar por triplicado cada persona. Primeramente serán expuestos en el Círculo Mercantil, que cuenta con 750 socios, después el Casino Principal, que tiene 325, y posteriormente en el C. D. Torrelavega y bar Janubio. Una vez recogido el mayor número de firmas y adhesiones, los referidos pliegos serán enviados a las Corporaciones ya citadas a los efectos oportunos(4)«

En siguientes números a los que he tenido acceso de ese semanario no se habla más de ese asunto, por lo que desconozco si dichos pliegos de firmas fueron expuestos en esos lugares y presentados a los organismos citados. Lo único cierto es que seguía sin saldar esa deuda de gratitud. Tampoco ayudaba al pago de esa deuda el poco apego que sentían las autoridades franquistas, tanto locales como nacionales, por el exiliado Blas Cabrera Felipe así como el clamoroso silencio del Claustro de profesores del Instituto. Ningún acta, hasta ese momento, había recogido tal petición ni menciona dicho asunto.

En los años sesenta siguen apareciendo en la prensa algunos artículos sobre Blas Cabrera y el deseo de que el instituto lleve su nombre. Con la mayor apertura del Régimen, se suma a esa lucha el Ayuntamiento de Arrecife y el claustro de profesores.

En el claustro celebrado el 4 de abril de 1960 y presidido por Pedro Medina Armas, “Se habló sobre la conveniencia de dar a este Instituto el nombre de ‘Blas Cabrera’, ilustre paisano lanzaroteño y reputado científico”.

Un segundo intento del Claustro se produjo el 15 de abril de 1964, entonces presidido por Augusto Fernández Quiñones, y en cuya acta se recoge: “A propuesta del Sr Director, el Claustro acepta, con [sic] unanimidad, que el Instituto tome la denominación de ‘Blas Cabrera Felipe’, eminente hijo de Lanzarote, de lo cual se dará la oportuna cuenta al Ministerio Educación Nacional para su aprobación”. Dicha propuesta no fue tenida en cuenta por el Ministerio de Educación, corriendo la misma suerte la petición posterior del claustro celebrado el 22 de noviembre de 1968, bajo la dirección de Sebastián Sosa Barroso, donde se “acuerda proponer a la Dirección General de Enseñanza Media que la denominación de este Centro sea la de ‘Instituto Blas Cabrera’, hijo ilustre de Lanzarote y eminente físico español que fue Rector de la Universidad Central de Madrid”.

En diciembre de ese mismo año el Ayuntamiento de Arrecife envía el siguiente escrito al Ministerio de Educación y Ciencia:

«Adjunto tengo el honor de remitir a V.I. instancia solicitando que se dé el nombre de Blas Cabrera Felipe al Instituto Nacional de Enseñanza Media de esta Ciudad, como consecuencia del acuerdo adoptado por la Comisión Municipal Permanente de mi Presidencia de fecha 3 de abril del pasado año, en atención a la relevante personalidad de este Ilustre Científico arrecifeño«(6) .

En esta ocasión sí hay una rápida respuesta del Ministerio de Educación que, antes de finalizar el año, envía un escrito al Ayuntamiento y otro al Instituto recordándoles que debe ser el Claustro quien haga tal solicitud. El 13 de enero de 1970 se reúne el claustro, ya en su nueva sede de Titerroy, y solicita nuevamente a las autoridades educativas que el Instituto pase a denominarse Instituto de Enseñanza Media Blas Cabrera Felipe. Dicha petición, previo informe favorable del Consejo Nacional de Educación, fue aprobada por una Orden Ministerial de 14 de marzo de 1970(7) .

Conocida la noticia, Guillermo Topham, alumno de la primera promoción del Instituto, escribía:

«Así, después de tantos años de creado, nuestro Instituto va a ostentar por fin un nombre que no puede ser más digno y representativo. Se ha culminado así un hecho de estricta justicia con un hombre, posiblemente el más preclaro e ilustre hijo que ha dado Lanzarote en todos los tiempos»(8) .

Referencias bibliográficas:

1. RD 1549. Gaceta de Madrid núm. 244/1928, de 31 de agosto.
2. Rodríguez, F.M. (1958). Nuestro Instituto y don Blas Cabrera Felipe. Antena, (248), pp 3-4
3. Edición homenaje al sabio Don Blas Cabrera Felipe. Pronósticos, ( 10), pp. 1-2 4. Topham, G. (1958). Perfil Isleño: aceptando una sugerencia. Antena, (245), p. 2
5. Topham, G. (1958). “Codornicescas”. Antena, (245), p. 5
6. Escrito dirigido al Ministerio de Educación, de 20 de diciembre de 1969 (Reg. Salida núm 3216).
7. O.M. de 14 de marzo. BOE núm. 80/1970, de 3 de abril.
8. Topham, G. (1970). Magno homenaje póstumo insular a don Blas Cabrera Felipe. Antena, (851), p. 5

[PDF Blas Cabrera Felipe, el nombre idóneo para el primer instituto de la Isla – Jameos Digital nº8]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *