banner

Lago

Audio Lago (28.491084,-16.319268)

Según Constantino Criado, autor del libro “Breve e incompleta historia del antiguo lago de La Laguna”, La Laguna no era un asentamiento aborigen si bien parece que era usada como área de pastoreo y que aprovechaban  los frutos de mocanes y madroños y quizás la caza de aves. Va a ser aquí, en Aguere, topónimo aborigen que significa agua, donde se enfrentó el grueso de la tropa castellana contra los aborígenes de los bandos guerreros del norte de  la isla. Por tal motivo se erigen la Cruz de Piedra y la ermita de San Cristóbal en el lugar donde más cruenta fue la batalla que acabó con la vida del Mencey Bencomo o de su hermano Tinguaro (la Historia no ha podido corroborarlo, aunque siempre han mantenido los historiadores que fue el segundo) y por sucederse esta en el día de San Cristóbal, de cuyo santo tomó nombre la ciudad.

Alonso Fernández de Lugo dirigió sus tropas hacia Aguere, donde tenía pensado instalarse y fundar una población. Tres razones principales han aducido algunos historiadores para justificar dicha elección: la primera, su lejanía desde la costa, salvaguarda de los frecuentes ataques piráticos de la época; la segunda, la propia ubicación, siendo paso inevitable para quienes se trasladan de una vertiente a otra de la isla; la tercera  y última se fundamenta en el suelo y el clima de Aguere, ya que este permitía el cultivo de cereales y buenos pastos para la ganadería. Además, estaba la presencia de la laguna de agua potable.

Las construcciones se hacían con materiales combustibles (adobe, paja, madera…) sin ningún tipo de planificación, recordando más un campamento militar que una ciudad, dando sensación de suciedad y malos olores. No podemos tampoco olvidar que la iglesia estaba rodeada por un cementerio  exterior y otro interior en la propia iglesia, donde sólo se enterraba a personalidades de la época (como en casi todas las catedrales españolas).   En la cercanía del lago, por el contrario,  se mezclaría los olores con los viñátigos, madroños y mocanes… y hacia la zona de San Lázaro (salida de La Laguna hacia el norte), con sus viñas,  sería inconfundible el olor a vino, cuero curtido y madera. Tampoco podemos olvidarnos de los sonidos de las aves que habitaban en torno al lago ; garza reales, cigüeñas, mirlos, gavilanes, palomas turqués… y  las CAMPANAS, las campanas de las distintas iglesias y ermitas de La Laguna que según tocaban informaban si había muerto una persona adinerada, pobre, si por el contrario había nacido un príncipe o si había un incendio y por eso tocaban arrebato.

La situación de este primer asentamiento cambió por un repentino traslado del Adelantado hacia lo que será la Villa de Abajo, motivado, según la tradición, por un altercado entre los vecinos y el hijo de este, quien supuestamente pereció por tal hecho, y que fue el motivo por el que se creó una peculiar esquina en la Villa de Abajo que dio paso a una leyenda en torno a ella.

Esa antigua laguna tenía un perímetro de 1.393 m y su contorno iría desde la Plaza de la  Junta Suprema a Lucas Vega, plaza de Manuel Verdugo, Marcos Redondo, Estadio de la Manzanilla, Camino Largo hasta el Parque de la Constitución, cerrando el perímetro por la calle Silverio Alonso, volviendo de nuevo a la Junta Suprema. Se cree que la profundidad máxima sería en torno a 0’80 cm y a veces en verano casi se secaba.

Mi ubicación
Cómo llegar

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

CEPA San Cristóbal. C/ Escultor Luján Pérez, s/n. San Cristóbal de La Laguna. 38203 - Santa Cruz de Tenerife (Spain).
Tfnos.: 922 825 070 / 922 260 656 Fax: 922 260 656 38009060@gobiernodecanarias.org