Erasmus+: Consideraciones Previas al diseño de un proyecto

Desde el inicio del proyecto común de Europa, donde el objetivo prioritario era intentar erradicar los conflictos bélicos, que habían devastado el continente en la primera mitad del Siglo XX, los objetivos han ido evolucionando hacia el desarrollo de un concepto de ciudadanía común. El programa Erasmus+ se constituye como una de esas medidas vertebrales que buscar la promoción de valores comunes que conviertan a la Unión Europea en un espacio de cooperación entre iguales.

Para ello, enmarcados dentro de la Estrategia Europa 2020, se han establecido una serie de objetivos dentro del programa Erasmus+ para que, desde la perspectiva de la Educación, la Juventud y el Deporte, los países dentro del programa, de alguna manera también los socios, se desarrollen en una única dirección. Dentro de estos objetivos se encuentra la disminución del abandono temprano de la educación, que se encuentra estrechamente ligado a niveles altos de desempleo. Para ello deberemos tener en cuenta el papel de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en el diseño de una sociedad cambiante, dotando al ciudadano con un creciente potencial para la vida activa en la sociedad. Se busca, abiertamente, empoderar a la juventud para la participación democrática dentro de un diseño de sociedad cohesiva e inclusiva.

La educación, dentro de este panorama cambiante, juega un papel fundamental. Con este fin, Europa deberá aprender a formular ecuaciones de aprendizaje en donde se combinen la enseñanza-aprendizaje formal, informal y no formal. Por consiguiente, se deberán explorar nuevos protocolos para el reconocimiento del aprendizaje que tengan en cuenta esta nueva ecología del conocimiento. La combinación de las nuevas formas de aprender deberán formar parte de las más tradicionales, utilizando para ello las innumerables herramientas de las que disponemos.

Dentro del ámbito de la educación escolar, aunque también pueda influir en otros campos, debemos tener en cuenta cuáles son los objetivos generales del programa que le afectan: la reducción del abandono temprano (entre otros de los objetivos de la Estrategia Europa 2020) y la promoción de los valores Europeos, de acuerdo con el artículo 2 del Tratado

La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres.

Con estos preceptos en mente, y para garantizar que las innovaciones que se produzcan dentro del Programa Erasmus tengan el mayor impacto posible, la Comisión Europea establece como finalidades prioritarias la diseminación y explotación de los resultados obtenidos dentro del programa. Así, se establece que los productos que se desarrollen tendrán la característica de libre acceso, con la posibilidad para las instituciones desarrolladoras de establecer ciertos límites.

Otra de las piedras angulares del Proyecto Europeo es el multilingüismo. Es uno de los objetivos de la Unión estar “unidos en la diversidad.” El aprendizaje de las lenguas extranjeras se plantea como una de las habilidades a fomentar entre la ciudadanía, teniendo como objetivo explícito el que todos los ciudadanos y todas las ciudadanas de Europa hablen, al menos, dos lenguas extranjeras desde temprana edad. Por consiguiente, la mejora de la competencia en lenguas extranjeras es uno de los objetivos específicos dentro del Programa Erasmus+ ya que se estima que la falta de competencias lingüísticas es la principal barrera para la participación en la educación europea. Para conseguir este fin, Erasmus+ ha puesto a disposición de gran número de beneficiarios un servicio de apoyo lingüístico (Online Linguistic Support). Este servicio, entre otras características, cuenta con herramientas para la evaluación de la competencia lingüística, que se plantea como preceptiva dentro del proceso de aprendizaje. Sin embargo, el objetivo de esta evaluación es la valoración objetiva del progreso, y no la selección.

La igualdad y la inclusión, por un lado,  y la protección y la seguridad por otro, son otras características fundamentales del Programa. En lo que se refiere a igualdad e inclusión, se busca compensar la desigualdades surgidas de la pertenencia a grupos desfavorecidos por cualquier razón: discapacidad, dificultades educativas, obstáculos económicos, diferencias culturales, problemas de salud, obstáculos sociales u obstáculos geográficos. Además, se busca que todos los beneficiarios disfruten de las ventajas del programa dentro de un entorno protegido y seguro. Para garantizar esto último es obligatorio contar con un seguro para las movilidades incluidas en la acción clave 1 y acción clave 2. Se recomienda, también, el uso de la Tarjeta Sanitaria Europea cuanda sea aplicable.

Tu opinión nos interesa. Deja un comentario ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.