Un docente de Fuerteventura asistió a la celebración del Día Europeo de las Lenguas y estas fueron sus impresiones

Si una sociedad reconoce el papel central de la educación como garante de su futuro democrático, debe reconocer igualmente a sus docentes un nivel que haga su profesión más viable y atractiva.

Educar en el cambio, cambiar la educación

Manifiesto para los docentes del siglo XXI

Comunidad de práctica Pestalozzi, 2014

El CEO Puerto Cabras en Fuerteventura es un centro que desde hace varios años celebra el día de Europa con gran entusiasmo. Es una actividad conjunta interdepartamental de lenguas modernas que tienen incluida en su programación con la que hacen una gran fiesta en su centro (puedes ver cómo lo celebraron este año en este enlace de nuestro blog o en el de su centro por ejemplo). Y con motivo del Día Europeo de las Lenguas, el pasado 25 de septiembre se celebró en Madrid una jornada de difusión de los principios y valores educativos del Consejo de Europa a través del programa Pestalozzi, centrados en el multilingüismo, el aprendizaje colaborativo y la cohesión social. Pues bien, ya que el SEPIE buscaba la participación de docentes en activo cuyos centros trabajaran en esta temática, desde la OPEEC animamos a que un docente de este centro enviara la solicitud para participar en dicha jornada y Juan José Felipe, profesor de inglés, resultó seleccionado. Tras su celebración, se animó a compartir con nosotros sus impresiones.

«Los que enseñan necesitan ser enseñados»

Esta frase fue quizás la que más me impactó en la Jornada Pestalozzi celebrada en Madrid el pasado 25 de septiembre bajo el lema «¡Celebremos el día Europeo de las lenguas!«. No porque dijera algo novedoso, puesto que como docente tengo claro que si no aprendemos a conectar con nuestros alumnos, a transmitir, a valorar, a motivar y a todo lo que es necesario para que los aprendizajes dejen huella, nuestro trabajo, cuando menos, pierde efectividad. Me impactó porque me hizo reflexionar sobre todo lo que necesitamos aprender de nuestros alumnos y todo lo que podemos transmitirles, sobre la riqueza que la interculturalidad encierra, sobre lo fácil que es caer en los tópicos y lo difícil que resulta acabar con ellos.

Pero no fue lo único que me sorprendió. Esa mañana, temprano y mientras desayunaba en el comedor del hotel que la organización me había asignado, me senté en una mesa solo. En la mesa de al lado, una señora mayor conversaba con una pareja. De pronto me di cuenta que hablaban de idiomas, y de enseñanza. La señora hablaba de su larga experiencia como profesora de Francés en institutos. No pude menos que escuchar y pensé «Una profesora jubilada que ha venido a pasar un fin de semana en Madrid«, pero a medida que la oía hablar me di cuenta de que era una mujer que contaba cosas muy interesantes y que no me hubiese importado conocerla.

A la hora siguiente ya estaba en la sede de la jornada, la Biblioteca Nacional. Era el momento de la acreditación, justificación de gastos y toda la burocracia que este tipo de evento requiere. Tiempo para un café y charlar con alguno de los asistentes. Al rato comenzaron las ponencias tras el acto de inauguración, y cuando me doy cuenta, la señora jubilada de conversación interesante, estaba sentada dos filas por delante mía.

Resultó ser Mercé Bernaus Queralt, una de las ponentes que, junto a Marta Capdevilla impartió un taller sobre «la educación en valores en el marco del Programa Pestalozzi«. También era miembro del jurado que valoró los trabajos que optaron al premio «Sello de Europeo de las Lenguas 2014«, entregados allí en el transcurso de la Jornada.

El resto de las ponencias versaron sobre el plurilingüismo, el Consejo de Europa y las lenguas, el propio programa Pestalozzi y también la presentación de una experiencia imbuida del espíritu Pestalozzi en un centro de primaria de la provincia de Toledo.

El fomento del intercambio enriquecedor, de la pluriculturalidad, de la transmisión de experiencias locales y la internacionalización de las mismas estuvieron presentes en el salón de actos de la Biblioteca Nacional el pasado 25 de septiembre, pero no solo allí, sino también en la antesala donde se celebró el almuerzo, y en los cafés que compartimos con docentes de Andalucía, Asturias o León en una terraza cercana. Setenta personas asistimos a la jornada y recibimos el encargo de transmitir ese espíritu a nuestras comunidades educativas, a nuestro círculos profesionales y es por eso que lo transmito en este foro de la OPEEC, de donde nos llamaron a nuestro centro para informarnos de esta jornada y nos animaron a participar en las mismas. La organización y los ponentes remitían continuamente a la página web del SEPIE donde están colgadas todas las ponencias y multitud de enlaces web con herramientas útiles para trabajar el plurilingüismo y los valores. Una vez dentro de la página nos vamos a comunicación y se nos desplegará una nueva ventana, ahí hay que ir a Jornadas y en la segunda página aparece la Jornada Pestalozzi con todas sus ponencias. Espero que les resulte tan atractivo el material como nos resultó a los asistentes.

 

Compartimos el programa del evento y las presentaciones.

Presentaciones

Visita la página del Día Europeo de las Lenguas si quieres obtener recursos, participar en la celebración de este día, jugar, conocer cómo lo celebran otros docentes europeos o saber más sobre este día.


DÍA EUROPEO DE LAS LENGUAS

2s comentarios

  1. Gracias Juan José, muy interesante. Es muy positivo ir a compartir experiencias con otros docentes y si tienes la suerte, como te ocurrió a ti, de conocer a alguien especial, el Encuentro es perfecto.

Los comentarios están cerrados.