Sesión sobre gestión de las movilidades #ErasmusPlus y uso de la #MobilityTool

La movilidad internacional de las personas, en el marco de los proyectos que se desarrollan bajo el paraguas de Erasmus+, es una herramienta de mucho valor para conseguir los objetivos que se persiguen a escala europea. Ya sea para potenciar la formación del personal involucrado en la educación y por lo tanto impulsar el desarrollo de las competencias profesionales; o para propiciar un sentimiento común como ciudadanos de un mismo espacio político, económico, social y cultural; o para favorecer la capacidad internacional de nuestros sistemas educativos, dentro de un mundo globalizado; sea como fuere, la movilidad de las personas en educación conforman gran parte del potencial para la internacionalización del Programa Erasmus+.

Sin embargo, también constituyen una de los retos para la gestión eficiente de los proyectos Erasmus+. Implica la búsqueda de las actividades que más convienen a la institución de envío para la consecución de los objetivos que persigue, pero también la selección de las personas idóneas de una forma transparente y garantizando la igualdad de oportunidades, además de la logística propia del traslado de personas a otro país, y la obligación de documentar cada uno de estos aspectos. Durante la línea de la vida de los proyectos Erasmus+, la persona, o equipo de personas encargadas de cada uno de estos aspectos debe haber planificado concienzudamente los pasos a dar, para conseguir que no supongan una rémora para el desarrollo de los objetivos que se persiguen.

Con el fin de ayudar a los centros educativos de Canarias que se encuentran en proceso de desarrollo, la Oficina de Programas Europeos de Educación de Canarias organizó una acción formativa el pasado día 21 de marzo. La formación constó de dos partes diferenciadas: gestión de las movilidades dentro del marco del proyecto y codificación de las movilidades en la Mobility Tool. Para la primera parte nos centramos en tres aspectos que consideramos clave para el éxito de una movilidad:

Para conseguir que la movilidad contribuya de forma optima a la consecución de los objetivos, debemos garantizar que el proyecto selecciona a las personas idóneas. Algunos de los criterios que el personal y el alumnado que acude a las movilidades debe tener, según las personas que estaban en la formación quedaron reflejadas en la imagen. Cada centro, o cada asociación, en base a las necesidades que ha identificado y a los objetivos que ha definido, debe establecer unos criterios que le permitan identificar a esas personas idóneas.

Sin embargo, es fundamental garantizar que los procedimientos deben ser los apropiados. Hay que garantizar que no existe ningún tipo de arbitrariedad y que toda la comunidad educativa, no sólo conoce los detalles del proyecto y sus actividades, lleven implicadas movilidades o no; sino que además tienen la posibilidad de participar en aquellas actividades para las que cumplen los requisitos. Los requisitos que debe cumplir la selección deben ser:

Estos ingredientes deben estar presentes en cualquier procedimiento democrático, y probablemente es muy fácil estar de acuerdo. Así, por ejemplo, todos coincidiríamos en que todo el alumnado de un centro tiene el mismo derecho a realizar una movilidad a, pongamos, Polonia. Sin embargo, el número de movilidades es limitado, por lo que tendríamos que seleccionar a las personas adecuadas. ¿De qué forma podemos garantizar que no haya agravios comparativos?  No obstante, sí que se puede diferir en cuáles son los medios para alcanzarlos. De nuevo cada centro o cada asociación puede tener distintos mecanismos para llegar a los mismos fines. Nosotros, a modo de guía, propusimos algunas de las herramientas que tenemos a nuestra disposición en los centros educativos que, de forma natural, contribuyen a propiciar procedimientos trasparentes (ver imagen).

Ya están elegidas las personas. Enhorabuena!! El centro ha conseguido construir al equipo perfecto.  Obviamente existe, de forma paralela, un trabajo de gestión importante, garantizando que la logística para cada un de las movilidades está en marcha: estancia, traslado, manutención, seguridad … No obstante, no debemos olvidar que esos no son los únicos preparativos para la movilidad. Cada una de las actividades del proyecto que implican movilidad deben ir precedidas por una serie de acciones que garanticen que cuando las personas se desplacen todo funcione perfectamente. Para ello, el centro debe garantizar que existe una preparación cultural, de forma que no exista ningún contratiempo en forma de mal entendido, o de mala interpretación de los horarios, que impida el trascurso normal de la movilidad. Puede ser tan simple como los horarios de las comidas de las familias, si el proyecto ha optado por alojar a los miembros de su comunidad en los hogares; o tan complejo como los diferentes percepciones de la función fática del lenguaje.

Además de esos aspectos culturales, que pueden convertir una actividad educativa en un verdadero calvario, o como mínimo en un cúmulo de malos entendidos, hay que prestar atención a la lengua en la que se va a desarrollar la actividad. El centro o la asociación puede establecer las actividades que quiere desarrollar para trabajar la lengua con las personas que van a realizar la movilidad, pero el objetivo debe ser también minimizar el impacto que puedan tener los problemas de comunicación en la consecución de los objetivos. Así, cuando el alumnado es el que realiza la actividad, el profesorado que imparte el idioma en cuestión puede trabajar aquellos aspectos lingüísticos que van a servirles una vez incorporados con el resto del grupo internacional, desarrollando role plays, trabajando en equipos sobre la temática que se va a abordar utilizando la lengua extranjera…

El marco pedagógico en donde va a transcurrir la movilidad también requiere una preparación, previa a realizar la movilidad. Tanto si se trata de una propuesta novedosa como si el profesorado ya está familiarizado, se deben llevar a cabo acciones que posibiliten la contextualización, que permitan que el profesorado, o el alumnado, lleguen a su destino con una mentalidad y una actitud que propicie el desarrollo de lo objetivos desde el minuto uno.

No hay que olvidar que las movilidades se realizan en el marco de un proyecto, con unos objetivos, unas responsabilidades que cumplir, un presupuesto y una rendición de cuentas. Por lo tanto, hay que tener muy en cuenta todos aquellos preparativos administrativos antes del traslado, que van más allá de los billetes y el hotel. Por ejemplo, tendremos que tener diseñados y cumplimentados los acuerdos de movilidad entre el centro de envío y la persona que realiza la movilidad, en donde se dejará constancia de cuáles son las responsabilidades de las partes; de cómo se va a llevar a cabo la financiación… El SEPIE pone a nuestra disposición un modelo que en principio está pensado para los proyectos KA1, pero que nos podría servir también para KA2. Además, en caso de viajar con menores, deberemos tramitar los permisos familiares, garantizar que la documentación de identificación está en regla (también con los adultos, claro está). Por lo tanto, dependiendo del tipo de actividad de la que se trate, el centro haría bien en confeccionar una lista de comprobación, que comparta con todos los participantes y con la comunidad en general, garantizando así mayor difusión y transparencia.

Parte de estos preparativos de orden administrativo y de gestión, está la codificación de cada una de las movilidades, en la herramienta para su gestión que pone a nuestra disposición la Comisión Europea, Mobility Tool, que se realizará, como no podría ser menos, antes de que se produzca la movilidad. Ya no sólo por salud del expediente, ya que ayuda a saber a priori por donde va el proyecto en términos numéricos, sino que además hará que la plataforma envíe las encuestas en tiempo y forma, los socios, en caso de KA2 podrán saber en qué punto nos encontramos….

La formación en Mobility Tool estuvo a cargo de Nelson y Carmen, docentes de centros con dilatada experiencia en Erasmus+. Hicieron un recorrido por todos aquellos aspectos importantes a tener en cuenta para la correcta codificación de las movilidades, tanto para los proyectos de asociaciones estratégicas (KA2) como los de movilidades para el aprendizaje (KA1). Ambos nos trasmitieron su predisposición a echar una mano a quien tuviera dudas (35007453@gobiernodecanarias.org, correo del CEIP Gran Canaria; y 35009841@gobiernodecanarias.org, del IES Valsequillo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gestión de la movilidad (pegar screenshots de mentimeter)

 

Tu opinión nos interesa. Deja un comentario ;-)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.