Crear, consultar y editar situaciones de aprendizaje

Para crear una nueva situación de aprendizaje haga clic en el enlace “Nueva situación de aprendizaje” 

 

Le aparecerá el formulario para crear la situación de aprendizaje

 

Encontrará campos que le solicitan que introduzca información y otros seleccionarla a partir de unos menús. La finalidad del formulario es conseguir un diseño que conduzca al alumnado hacia el trabajo de las competencias, al mismo tiempo que haga reflexionar a los equipos docentes sobre el propio proceso de diseño y la posterior implementación en el aula.

Explicamos los elementos que lo componen:

– Dentro del apartado Identificación de la situación de aprendizaje nos encontramos los siguientes campos:

1: Título de la situación de aprendizaje.

2: Sinopsis: En un máximo de 1000 caracteres desarrollaremos el resumen de la situación de aprendizaje. Cuando Importemos situaciones de aprendizaje a la Programación didáctica este apartado quedará reflejado como breve resumen de la Unidad de Programación.

3: Justificación: Justificación y descripción de la propuesta relacionándola con el proyecto educativo y otros planes, proyectos y/o programas del centro en la que se explicitan los aprendizajes que el alumnado debe alcanzar y las “producciones” que actúan de instrumentos de evaluación.

 

– Dentro del apartado Datos técnicos de la situación de aprendizaje nos encontramos los siguientes campos:

 

 

4: Autoría: nos permite introducir los nombres de las personas y/o instituciones que han elaborado la situación de aprendizaje. Recomendamos seguir la norma establecida para reflejar la autoría y el uso de documentos ajenos.

5: Centro educativo: por defecto aparece el centro en el que se encuentra nuestro nombramiento pero es editable.

6: Haciendo clic en “Añadir/modificar tipo de situación de aprendizaje” se abre el panel que nos permite seleccionar diferentes maneras de enfocarla. Nos ofrece una descripción básica de cada uno de los tipos.

7: “Añadir estudio – áreas/materias/ámbitos” es el botón que nos permite ubicar la situación de aprendizaje en uno o varios estudios/cursos y  una o varias áreas, materias o ámbitos concretos.

Deberá entenderse que hemos decidido que la situación de aprendizaje se desarrolle en 2º curso de Primaria en las materias de Ciencias Sociales y Lengua Castellana y Literatura.

Al hacer clic sobre “Añadir áreas”, estos datos se reflejarán en el formulario en el lugar correspondiente. Esta selección es significativa porque a partir de ella, se empiezan a filtrar otros datos necesarios que más adelante nos solicitará el campo “fundamentación curricular”. 

En lo sucesivo iremos comentando la importancia de cada una de estas variables, tanto en el diseño como en la implementación en el aula.

– Dentro del apartado Fundamentación curricular  de la situación de aprendizaje nos encontramos los siguientes campos:

8: Pulsando en el botón “Añadir criterios de evaluación”, podremos seleccionar los criterios de evaluación de las áreas, materias o ámbitos previamente seleccionadas en el paso 7.

La selección determinada de criterios de evaluación (y con ello sus respectivas rúbricas), cumplirá su función de evaluación en la posterior secuencia de actividades y los productos que se les solicitarán al alumnado.

– Dentro del apartado Fundamentación metodológica/concreción  de la situación de aprendizaje nos encontramos los siguientes campos:

71

72b

9: El botón “Añadir modelos de enseñanza” nos permitirá elegir en un panel el o los modelos de enseñanza que se tendrán en cuenta durante la implementación de la situación de aprendizaje . Dichos modelos, al igual que ocurre con el listado escogido para el apartado de Agrupamientos ha sido desarrollado tomando como fuente la publicación de Joyce, B y Weil, M (2002): Modelos de Enseñanza. Editorial Gedisa, Barcelona.

 

10: Fundamentos metodológicos:  Por defecto aparecerá abierto el rectángulo que nos permitirá introducir un texto libre con formato, en el que el/a usuario/a pueda concretar la metodología que empleará en la implementación de la situación de aprendizaje.

El éxito de una situación de aprendizaje, es decir, que consigamos con el alumnado los objetivos de aprendizaje previstos, depende de muchos factores, donde la metodología juega un papel importante. El enfoque competencial de la enseñanza y del aprendizaje propone metodologías activas y dialógicas o interactivas. En otras palabras, que el alumnado “aprenda haciendo” y/o “aplicando conocimientos” sobre situaciones-problemas significativos.

En este sentido, se ha de dar coherencia entre la meta a lograr y el camino que ha de trazarse con todos los elementos que intervienen. Así pues, la relación entre la metodología, agrupamientos, recursos, contextos de aprendizaje y aplicación y finalidades que intervienen en el proceso ha de ser muy evidente. El buen diseño nos ofrece mayor fiabilidad de que se cumpla el efecto previsto. En el cuadro que aparece a continuación ofrecemos unos indicadores a tener en cuenta

Fundamentación curricular
  • La situación de aprendizaje está fundamentada e inspirada en las rúbricas de los criterios de evaluación de las distintas áreas o materias que la implementarán.
  • Hay coherencia entre el diseño , la evaluación de los aprendizajes esperados y las competencias a las que se contribuye.
  • Se recogen los criterios de evaluación más directamente relacionados con los procesos de aprendizaje que se pretenden.
Fundamentación metodológica
  • Se recogen, mediante palabras clave, los principios metodológicos que sustentan la situación de aprendizaje. Estos son adecuados al enfoque competencial de la enseñanza y el aprendizaje y guardan coherencia con el diseño.
  • Prevé que el alumnado desarrolle aprendizajes por sí mismo fomentando que haga metacogniciones: qué, cómo, con qué, para qué aprender.

 

Para ajustar el diseño desde un enfoque competencial tendremos en cuenta las siguientes premisas:

1) Las competencias son un tipo de aprendizaje complejo que no se aprende, se adquiere, en un proceso largo y en un entorno rico de experiencias e interacciones.

2) Sabemos que una persona es competente cuando la vemos desenvolverse en una situación de problema/reto, aplicando un conocimiento adquirido (sabe hacer) y manteniendo a la vez una conducta adecuada al reto (sabe ser).

3) Para que una persona adquiera una sola competencia, es necesario que participe en un proceso continuo que incluya una variada muestra de actividades cognitivas y conductuales, enfrentándose a experiencias individuales y sociales que tengan una significación emocional en un entorno ético y no excluyente.

4) Para que estas actividades sean eficaces, es necesario disponer de técnicas y estrategias docentes que mejoren las habilidades y destrezas de cada alumno/a.

RIESGO: si solo ofrecemos al alumnado estas estrategias, les estamos entrenando, no formando competencialmente. Con estos aprendizajes no pueden ser competentes porque sólo han participado en ejercicios de práctica parcial.

La labor docente consiste, por tanto,  en diseñar situaciones y experiencias de aprendizaje en las que, para resolver un problema o un reto es necesario aplicar diferentes estrategias previamente ensayadas y dominadas.

 

11: Al pulsar sobre “Añadir actividad”, se muestra el formulario de la actividad. La aplicación nos solicita que a través de este formulario vayamos añadiendo las actividades que configurarán la situación de aprendizaje. En el siguiente apartado Añadir actividad a la situación de aprendizaje, profundizaremos sobre este aspecto. 

Por último, el formulario cuenta con una parte que permite interactuar a los docentes.

12: El campo “Fuentes” nos permite compartir recursos que se hayan empleado durante la implementación de la actividad. Del mismo modo, cada vez que actualicemos la situación de aprendizaje, esta información puede ir modificándose.

13: El campo “Observaciones” se ha pensado con el objetivo de facilitar elaborar un diario de la enseñanza donde tomar notas y recoger reflexiones sobre lo que sucede en el aula, quedando así vinculada esta información a la situación de aprendizaje.

14: En la línea de fomentar el intercambio entre docentes, el campo “Propuestas”, se ha pensado para que tanto el autor o la autora de la situación de aprendizaje como quien la ha recibido, puedan recoger propuestas de mejora durante la implementación.

 

Tipos de Situaciones de aprendizaje

Este mismo procedimiento que hemos explicado para el caso de un docente que quiere diseñar una situación de aprendizaje desde un área o materia concreta, se puede establecer para varias áreas o materias, si se quisiera optar por el desarrollo integrado del currículo. La aplicación, que se ha construido desde principios pedagógicos y organizativos que se han ido explicitando, apuesta por este enfoque de implementar el currículo en el aula y ofrece a través de las situaciones de aprendizaje multiestudio la posibilidad de combinar no solo diferentes áreas, materias o ámbitos (situación de aprendizaje integrada) sino también varios estudios, con lo cual se favorece la inclusión del alumnado con adaptación curricular y agrupamientos diversos como unitarias o grupos mixtos.

Esquema:

a) Situaciones de aprendizaje de un área, materia o ámbito para un estudio.

b) Situaciones de aprendizaje integradas: combinan varias áreas, materias o ámbitos de un mismo estudio.

c) Situaciones de aprendizaje multiestudio: combinan una o varias áreas, materias o ámbitos y varios estudios.

leftright