Un padre con una profesión impresionante.

Cuando hay una situación complicada de salud es muy importante llegar pronto al médico o que éste llegue al enfermo/a.

Ahí entra en juego la profesión de Pablo, el papá conductor de ambulancias.

Él vino hoy a nuestro Centro y mostró al alumnado de Infantil la importancia de llamar al 112 cuando estamos frente a una situación complicada donde el adulto no responde. Pero este n° ¡no es un juego!

Luego fue pasando al alumnado en pequeños grupos dentro de la ambulancia, contestando a todas las curiosidades de los pequeños/as.

Posteriormente, mostró la parte exterior (donde también está el cuadro eléctrico). Al terminar con cada grupo, encendió las luces y puso un poco la sirena.

¡Gracias, Pablo! Eres un gran profesional con una gran responsabilidad, pero también un gran maestro.