Bienvenida

Enseñar a nativos digitales

nativos digitalesEfectivamente, así reza el título de este libro del que nos hacemos eco en nuestro blog cuyo autor es el escritor y pedagogo norteamericano Marc Prensky. Comienza a ser un lugar común en el ámbito educativo utilizar las expresiones «nativo digital» e «inmigrante digital» para referirnos a la diversidad de contextos o modelos culturales que conviven (o pretenden convivir) en el seno de nuestras aulas.

Cuando abrimos el debate en los centros educativos sobre la conveniencia de prohibir el uso del móvil en el aula, resulta útil orientar nuestras respuestas teniendo como trasfondo esta doble condición de nuestra existencia digital de ser nativos o inmigrantes digitales. Del mismo modo que sucede en las lenguas, siempre habrá una diferencia, matices que distinguen al hablante nativo de una determinada lengua del que procede de otro contexto linguístico o cultural. En términos generales, podemos identificar a grosso modo a nuestro alumnado como «nativo digital» y al profesorado como «inmigrante digital» (¡Por supuesto en esto siempre hay grados!).

De acuerdo con Prensky, el condicionante digital se convierte hoy por hoy en un condicionante cultural de primer orden , y en la escuela coexisten dos contextos culturales que no parecen por lo general, converger en una situación de colaboración o diálogo constructivo. Y el reto para la educación del siglo XXI consiste precisamente en la construcción de una nueva cultura que sepa aprovechar las potencialidades de las nuevas tecnologías (incluido el uso de los dispositivos móviles), sin que eso suponga que el profesorado abandone aquello que forma parte de sus fortalezas. Es lo que Prensky denomina la «pedagogía de la coasociación», que converge con otros planteamientos pedagógicos actuales como el Aprendizaje Cooperativo o el Aprendizaje basado en Proyectos. Prensky lo expresa del siguiente modo:

 En la pedagogía de la coasociación, usar la tecnología es tarea de los alumnos. El trabajo del profesor consiste en actuar como orientador y guía del uso de la tecnología para el aprendizaje efectivo. Para hacer esto, los profesores necesitan centrarse y volverse incluso más expertos en cosas que ya forman parte de su trabajo, incluido hacer buenas preguntas, proporcionar contexto, garantizar el rigor y evaluar la calidad del trabajo de los alumnos.

En la propia web del autor esta disponible el capítulo 1 de Enseñar a nativos digitales que seguro que puede servir de punto de partida para reflexiones sobre el uso de las nuevas tecnologías en nuestras aulas, y sus consecuencias en los modelos de enseñanza y en la construcción de una convivencia positiva en nuestros centros.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: