LEE.ES Aprendizaje y enseñanza de la lectura

 

Bienvenido a Leer.es

leer.es pretende transmitir el entusiasmo por la lectura y animar a su práctica, así como aportar materiales y consejos para los docentes y las familias.

Leer.es_

Los mejores libros para niños y jóvenes del 2013

El banco de libros publica el catálogo para este año.

La proliferación de los libros para niños y jóvenes en el mercado editorial continúa generando laberintos, recodos, llaves que abren la puerta a experiencias de lectura sutiles, contundentes, estremecedoras.

Cada vez más encontramos libros que dejan preguntas, que propician el cuestionamiento, la reflexión, la investigación. Los 90 títulos que constituyen la muestra de este año, en su mayoría dirigidos al público infantil, son un ejemplo claro de esta realidad.

BANCO DE LIBROS

ABIES

ABIES es la aplicación informática destinada a la gestión de bibliotecas escolares desarrollada por el INTEF, unidad dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en proyecto de colaboración con las Comunidades Autónomas.

índice

WEB de Abies 2.0 en Canarias

VII ENCUENTRO CIJLEES Y MUESTRA INTERNACIONAL DE EXPERIENCIAS DE ANIMACIÓN LECTORA Y BIBLIOTECAS

La Biblioteca acoge este año, del 17 al 20 de octubre, el VII Encuentro CIJLEES y Muestra Internacional de Experiencias de Animación Lectora y Bibliotecas, organizado por la Sociedad Canaria “Elio Antonio de Nebrija” (SOCAEAN).

SOCAEAN fue fundada en 1984 con el fin de elevar y actualizar el nivel profesional y pedagógico de los profesores de Lengua y Literatura españolas.Con este fin cada año realiza una serie de actividades, entre las que destacan cursos de actualización científica y didáctica, jornadas sobre la potenciación del hábito lector y dinamización de las bibliotecas escolares, exposiciones interactivas, encuentros con autores, proyectos europeos, conferencias…

Para más información: http://www.bibliotecaspublicas.es/santacruztenerife/imagenes/Programa_VII_Encuentro.pdf

 

Orientaciones para la elaboración del Plan de Lectura en los centros

La lectura constituye un factor clave, dado su carácter instrumental, para hacer posible el aprendizaje a lo largo de toda la vida, en el marco de una sociedad de la información y del conocimiento. Y ello es así en la medida en que contribuye a la integración y adaptación de las personas a la sociedad, potencia el desarrollo de las competencias básicas y la construcción de los conocimientos de las distintas áreas, que, como es sabido, se articulan fundamentalmente de forma lingüística y simbólica.

Es preciso, pues, que desde los centros se establezcan unas líneas básicas de actuación, consensuadas y asumidas por el profesorado de los diferentes niveles y áreas, con el fin de promover una didáctica global, coherente e integradora de la competencia lectora. Pero más allá de una innovación didáctica de la lectura, en sí misma necesaria, consideramos que la planificación compartida de los procesos didácticos debe extenderse también a otras habilidades y competencias estrechamente ligadas a ella; especialmente, al trabajo didáctico de la escritura y demás habilidades lingüísticas, al tratamiento de la información y competencia digital y a la competencia para aprender a aprender.

Un medio idóneo para abordar esta planificación de forma organizada, adaptada al contexto y a las necesidades de cada centro escolar, es el diseño y aplicación de un Plan de lectura de centro (PL), que sea fruto de la cooperación y corresponsabilidad del profesorado y que potencie la integración curricular de la biblioteca escolar y su función como centro de recursos multimedia. Más aún, consideramos que el PLC puede ser un instrumento muy útil en el desarrollo de todas las competencias básicas y en la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general, si impulsa un cambio en las concepciones y prácticas relacionadas con la lectura, escritura y las habilidades para buscar, manejar y comunicar información y transformarla en conocimiento.

Plan de lectura en los centros educativos

 

 

Sugerencias sobre los hábitos lectores para la familia

«No dejes de leerles cuando ya sepan hacerlo. Les gusta seguir escuchando historias en voz alta a cualquier edad».

Queridos padres y madres:

La familia juega un papel importantísimo en el desarrollo de los hábitos lectores de sus hijos e hijas. Las ideas aquí expresadas son producto de reflexiones realizadas por fundaciones, asociaciones y personas expertas en la promoción de la lectura en familia.

SER CONSTANTES Y PACIENTES.

Si somos constantes y regulares lograremos favorecer un buen hábito de lectura. Busquemos un tiempo de lectura para leer en familia todos los días.

COMPARTIR.

Podemos comenzar a leerles desde las primeras etapas, sentarnos cerca y proporcionarles libros ilustrados para que los hojeen y se recreen mirando las imágenes y letras. BUSCAR TIEMPO

Si no les ocupamos todo su tiempo libre con otras actividades, tendrán tiempo para leer.

LEER DE FORMA EXPRESIVA.

El tiempo puede hacerse también divertido con la lectura. Contarles cuentos, recitarles rimas y poemas de forma expresiva, asistir a espectáculos de títeres y al teatro pueden desarrollar su sensibilidad e imaginación.

GANAR LECTORES Y LECTORAS.

La lectura no tiene que enfrentarse con el resto de las actividades del tiempo libre (ni la televisión, ni el ordenador, ni los videojuegos ni las amistades los alejan de los libros). Por ejemplo, la televisión puede favorecer la lectura: podemos hablarles de los protagonistas, hechos y lugares de sus series favoritas.

DAR EJEMPLO.

Sería conveniente que nos vieran leyendo con frecuencia, en situaciones diferentes, en soledad o en compañía. ¿Y si los sorprendemos habitualmente con un libro, revista o periódico en la mano?

AFICIONAR CON LIBROS DE CONOCIMIENTOS.

La lectura de libros de deportes, naturaleza,… leyendas, prensa… también puede aficionarlos.

CREAR AMBIENTE.

Resultaría muy aconsejable crear un lugar en nuestras casas para el fomento y cuidado de una biblioteca e incluir como una práctica habitual la compra de libros o la solicitud de estos en préstamo en las bibliotecas públicas.

NO IMPONER.

Escucharles, interesarnos por sus lecturas, estar atentos a sus preferencias (cuentos, poesías, libros de animales fantásticos, de viajes, de aventuras, etc.), puede ser buena parte de nuestra aportación como padres y madres a su evolución como lectores y lectoras.

VISITAR BIBLIOTECAS Y LIBRERÍAS.

Podríamos acompañarles a los lugares donde están los libros (librerías y bibliotecas) para mirar y seleccionarlos juntos. La familia también puede disfrutar de su servicio y conocer las lecturas más apropiadas siguiendo las sugerencias de la persona encargada de la biblioteca.

SIN ADOCTRINAR.

Les gusta que les hablen con el corazón. No es aconsejable utilizar frases como «un libro te ayuda a ser mejor persona» o «leer te hará libre». Habrá que decirles que leer es una experiencia fantástica pero que también tendrán que leer cosas que no les gusten.

TRABAJAR CON LA ESCUELA.

Todas aquellas personas especialistas pueden informarnos y orientarnos para consultar listas de libros, recomendaciones, revistas especializadas o catálogos. Sería una agradable manera de implicarnos en la vida de la biblioteca del centro y conocer qué actividades de animación lectora proponen otras bibliotecas. Si un día, por cualquier motivo, no podemos hacer nuestro rato de lectura, no nos desanimemos: volvamos a intentarlo al día siguiente con más gana.