La Comunicación No Violenta (CNV) nos puede ayudar

Desde el CEP Tenerife Sur queremos ayudar a los docentes en los días en los que no podemos salir de casa. Esta situación, que no sabemos cuando va a termnar, puede llevar a situaciones de estrés y derivado de esto a conflictos con los que nos rodean. Esto podemos manejarlo mejor si utilizamos la CNV. El CEP tiene una formación sobre este tipo de comunicación, inspirada en los libros de Marshall Rosenberg, que en los últimos años hemos compartido en numerosos centros. Queremos refrescar estos conocimientos para los que ya la conocen y también dar algunas ideas para los que no.

Lo primero es definir que es comunicación violenta, en general, es todo aquello que nos hace alejarnos de las otras personas a diferentes grados. Ejemplos de este tipo de comunicación pueden ser:

Te lo dije.
Porque yo lo digo.
Tú eres una intransigente.
Eres un ingenuo.
A ti lo que pasa es que tienes la regla.
Mientras vivas en esta casa haces lo que tus padres te decimos.
¿Y tú? ¿No haces lo mismo?
… Y punto.

Así podemos definir CNV como aquella que:

Nos acerca a la otra persona.
Nos ayuda a expresarnos con claridad.
Mostramos empatía hacia los demás.
Tenemos en cuenta nuestras necesidades y las ajenas.
Identifica y expresa con claridad lo que esperamos de una situación.
Nos hace sentir mejor a nosotros y a los demás.

La propuesta que nos hace la CNV es que para comunicarnos usemos las 4 fases de la misma que son las siguientes:

Parecen sencillas y en esencia lo son pero saberlas aplicar requiere de mucha práctica, paciencia y perseverancia. Lo que te podemos decir en base a nuestra experiencia es que FUNCIONAN. Sentirás que las tensiones y conflictos se atenúan y te sentirás más unido/a a las demás personas que te rodean.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario