La tutoría afectiva

 Nuestro instituto fomenta la TUTORÍA AFECTIVA.

¿Cómo lo hacemos?

Actitud del Tutor/a afectivo:
– Creando un ambiente de cordialidad
– Mostrando una actitud flexible, tranquila sin forzar situaciones
– Evitando hacer juicios de valor sobre su conducta
– Ayudándose de medios indirectos para recoger información y crear un ambiente de confianza
– Usando un lenguaje sencillo y claro
– Adoptando una actitud abierta y de curiosidad

La figura del Tutor o Tutora afectiva:
– Ayuda al niño/a a comprender su propia forma de dar sentido a su experiencia
– No tiene la verdad absoluta
– Aporta seguridad emocional
– Promueve en el niño/a el sentido de que es digno de ser atendido y cuidado
– Sabe “quién es” ese/a chico/a