Días de confinamiento, tiempo de rutinas: una propuesta del departamento de Filosofía

Días de confinamiento: una oportunidad para mejorar. El departamento de Filosofía del Instituto, los profesores José Luis Martínez y Elena Delgado, comparten con la comunidad educativa una propuesta de mejora. Podemos y debemos salir mejor de cómo hemos iniciado este periodo tan peculiar de nuestras vidas. Compartimos algunas recomendaciones suyas, hoy referidas a las «rutinas». 

Las rutinas nos dan seguridad y tranquilidad por una razón fundamental: estructuran nuestro pensamiento y acción de forma diaria, conformando aquello que somos, un animal de costumbres. De este modo, ya podemos definir lo que es una rutina: es una costumbre o un hábito que se adquiere al repetir una misma tarea o actividad muchas veces.

A continuación, proponemos cuatro tipos de rutinas que pueden ayudarnos en nuestra vida diaria:

Rutinas de actividad física: fijémonos en la propuesta  “Yo me muevo en casa” que ha realizado el departamento de Educación Física de nuestro centro.

Rutinas de alimentación: una cuestión importante en este período de confinamiento donde están limitadas, con excepciones, nuestras salidas a la calle, es qué y cómo comemos.

Ofrecemos tres pautas de rutinas alimentarias:

  • Organicemos nuestras comidas (desayuno, comida; merienda; cena) a una misma hora y espacio, y aprovechemos para que sean en familia, por lo tanto, un tiempo común para compartir.
  • Equilibremos nuestra alimentación: hagamos que nuestro menú sea saludable, combinando bien los diferentes grupos (cereales, frutas, hortalizas, aceites, lácteos, pescados, carnes, etc.), según qué comida del día.
  • Evitemos el picoteo o los impulsos de comer a cualquier hora del día: al evitarlos estamos desarrollando nuestra voluntad y dando fuerza a nuestras rutinas de alimentación que se ven así reforzadas.

Rutinas de estudio: seguimos en horario lectivo, pero adaptado a esta situación excepcional que estamos viviendo, por lo que es importante que planifiquemos nuestro estudio diario.

Ofrecemos tres pautas:

  • Estudiemos y realicemos las actividades a la misma hora cada día.
  • Estudiemos y realicemos las actividades en un mismo lugar en nuestra casa.
  • Organiza un calendario con las diferentes materias para saber qué debemos hacer, y cuándo debemos tenerlo realizado.

Rutinas de ocio: tan importante como estudiar y trabajar, es descansar, pero debemos darnos cuenta de que nuestro ocio es una buena oportunidad para crear rutinas que nos harán crecer como personas.

Ofrecemos tres pautas:

  • Limitemos el uso de la tecnología a un tiempo razonable cada día.
  • No hagamos varias acciones al mismo tiempo: si estamos leyendo, estamos leyendo; si estamos viendo una serie de tv, estamos viendo una serie de tv, etc.
  • Aprendamos a valorar la lentitud en nuestro descanso: cuando estamos descansando, no estamos compitiendo, ni estamos trabajando; es más sencillo: estamos disfrutando…