Cálculo de un desayuno saludable: clases de matemáticas orientadas a la educación para la salud

Estudiantes de 1º de ESO han aplicado los conceptos de proporcionalidad directa y porcentajes en sus clases de Matemáticas al tiempo que preparan un «desayuno saludable». 

¿Cómo determinar la composición de un desayuno saludable? Nuestros estudiantes partieron para ello de una reflexión sobre la dieta mediterránea y la comida basura. Seguidamente, en parejas, se confeccionó un esquema “compara-contrasta” en relación a estos aspectos, recogiendo por separado las similitudes y las diferencias más importantes de cada una, así como sus ventajas e inconvenientes. Para hacer esto, el alumnado hizo uso de diferentes páginas web, en las que pudieron visualizar tanto la pirámide alimentaria como imágenes sobre ambos tipos de dieta. Tras la elaboración del esquema, se pusieron en común los resultados y se sacaron conclusiones, que permitieron reflexionar sobre la importancia de comer saludablemente. Para apoyar esto, se realizó una búsqueda en Internet sobre las enfermedades que derivan de una alimentación basada en la comida rápida o basura y su incidencia en Canarias.

A continuación, el alumnado tuvo que realizar una indagación científica sobre la información nutricional mostrada en el etiquetado de alimentos que componen un desayuno saludable, especialmente en lo que respecta al valor energético. Con esta información calcularon, haciendo uso de proporciones directas y porcentajes, las kCal que obtendrán al ingerir un desayuno saludable, así como el porcentaje asociado a las kCal obtenidas si la ingesta diaria de alimentos fuera de 2000 kCal.

Con esta actividad, además de trabajar diferentes competencias clave, se pretende concienciar a nuestro alumnado sobre la necesidad de llevar a cabo una alimentación saludable y los riesgos que supone el no hacerlo. Por tanto, es una manera de contribuir a una Educación en Valores desde la materia de Matemáticas. También permitió desarrollar en el alumnado diferentes tipos de pensamiento: reflexivo (al argumentar cómo llegar a ciertas conclusiones sobre ejemplos sencillos), analítico (al utilizar diferentes algoritmos para elaborar la información), lógico (al identificar las razones de proporcionalidad y ordenar de forma clara los datos, operaciones y el resultado de las cuestiones) y crítico (al identificar las razones por las que realiza los procedimientos matemáticos).

Las imágenes se corresponden a la aplicación de la actividad en los grupos A y B de 1º de ESO, en las clases de matemáticas de la profesora Lidia Ravelo. Enhorabuena.