La importancia de 1,5 metros de distancia

Se toman medidas para limitar la propagación de la pandemia de coronavirus COVID-19: lavado frecuente de manos con agua y jabón (o solución hidroalcohólica), aireación de estancias cerradas, correcto uso de mascarilla y, también, entre las medidas más eficaces, el respeto de la regla de distanciamiento social. En situación de reposo y en entorno escolar cerrado se considera por parte de las autoridades que la distancia de 1,5 metros es suficiente para evitar la propagación del virus.

No obstante, salvo en situaciones excepcionales y siempre bajo supervisión, incluso cuando se puede mantener esa distancia -por ejemplo, todo el alumnado sentado en el pupitre de clase-, se tendrá que hacer un uso permanente de mascarilla, obligatorio en todo el reciento de los centros escolares, incluido por supuesto nuestro Instituto. Profesorado, personal de administración y servicios, alumnado y los visitantes autorizados, todos, están obligados legalmente a respetar la regla de distanciamiento social donde pueda cumplirse y siempre, siempre, usar mascarilla.