El Centro

Presentación

El IES Schamann, creado en el año 2000 y heredero del Colegio Público “29 de Abril”, estrena una nueva etapa que, sin olvidar todos los logros conseguidos, aborda ahora una forma diferente de trabajar.

Convertido en uno de los primeros institutos de Canarias en dotar a todas sus aulas de la más moderna tecnología, así como de proporcionar a los padres los materiales curriculares necesarios para sus hijos con un esfuerzo económico mucho menor del habitual, el IES Schamann se dirige ahora hacia una mayor coordinación entre todos los elementos que lo constituyen, al estar convencidos de que ese es el camino que, a partir de este momento, puede llevarnos a la mejora del éxito escolar.

Durante los últimos años, nuestro centro ha ido escalando posiciones en las pruebas de evaluación externa, superando ahora a la media de los Centros con su mismo índice socioeconómico y cultural (ISEC). En las materias de Lengua e Inglés, el centro supera ahora incluso a la media de la Comunidad Autónoma Canaria, lo que ha supuesto el esfuerzo combinado de todo el profesorado, los departamentos implicados, el antiguo equipo directivo y, en general, toda la comunidad educativa.

Ahora, con un nuevo equipo directivo y muchos profesores que se incorporan por primera vez, después de la jubilación de varios compañeros, este centro se plantea un nuevo reto: Seguir mejorando el éxito académico del alumnado, acompañado de un éxito social y personal.

Las pruebas de evaluación externa valoran al alumnado académicamente, pero eso no es suficiente para nosotros. Estamos convencidos de la importancia enorme de que el alumno que entra al IES Schaman, se sienta parte de una comunidad y orgulloso de serlo. Los valores democráticos, muchas veces tan mal interpretados, deben incorporarse a su acervo personal y no abandonarles nunca. Debemos conseguir que, independientemente de que el alumno nos abandone al titular en la ESO, al finalizar el Bachillerato o incluso en medio de alguna de esas etapas, se lleve consigo algo que no aparece en el curriculum vitae y que puede o no aprenderse en los libros: respeto a los demás y a sí mismos.

Sabemos que, cuando estos valores están presentes, ya no hay que preocuparse de la violencia de ningún tipo, de la xenofobia, del acoso escolar, etc. Una persona que se respeta y respeta a los demás, nunca caerá en ese tipo de comportamientos. Al mismo tiempo, tampoco admitirá el fracaso en los estudios que pueden llevarle hasta dónde él o ella quieran llegar, por lo que será un alumno completo e íntegro en sus convicciones y comportamientos.

Este camino no es fácil. Como todos sabemos, no son valores inculcados en los medios de comunicación, tanto televisivos como relativos a las redes sociales, donde abundan y se enaltecen justamente los comportamientos que aquí queremos evitar, pero los retos más difíciles son los que más satisfacción producen. Con ayuda de las familias y de los propios alumnos, sabemos que podemos lograrlo.

Sean bienvenidos a nuestro Instituto, les estamos esperando.