Día Mundial contra la Violencia de Género.

El pasado miércoles 25 de Noviembre con motivo del Día Mundial contra la Violencia de Género se realizaron varias actividades en el centro con el objetivo de concienciarnos de la lacra que soportamos en todo el planeta, concienciar a toda la comunidad educativa del poder transformador que tiene y convencernos a nosotros mismos que debemos tener un papel más activo en la lucha contra este terrorismo social.

Desde las aulas contando con la labor de los profesores y con los profesionales del ámbito social se ha tratado de descifrar los códigos ocultos machistas, micromachismos o la violencia de género de baja intensidad, la más difícil de detectar y la que requiere un análisis más profundo y crítico. Este es el germen de la violencia de género y es dónde más tenemos que incidir desde la escuela para erradicar esas conductas entre los jóvenes.

El acto central fue la performance ideada por Elina Chauvet; «Zapatos Rojos».

zapatos rojos 2

Contamos con la participación activa de todos los alumnos de los diferentes cursos, todos los profesores y equipo directivo del centro junto con la presencia de Dña. María José Pérez y Dña. Beatriz González Navarro concejalas respectivamente de Educación y Violencia de Género del Ayuntamiento de Santiago del Teide.

A continuación les mostramos los dos manifiestos elaborados íntegramente por los alumnos de primero y segundo de Bachillerato.

 

25 de Noviembre
Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer.
MANIFIESTO
de la comunidad educativa del IES TAMAIMO

Contra la Violencia hacia las mujeres

Manifestamos:

1º Que la defensa y protección de los derechos fundamentales, es el primer cometido de cualquier Institución, por lo que la Comunidad Educativa del IES TAMAIMO rechaza cualquier postura que suponga un ataque a los derechos humanos.

2º.Que la violencia contra la mujer constituye un obstáculo para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz.

3º. Que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales, por los que se reduce a la mujer, a una situación de subordinación respecto del hombre.

4º Que el diálogo y el debate son el vehículo idóneo para sensibilizar a la sociedad del cambio que debe experimentar en este sentido.

5º Que las relaciones humanas suponen el respeto a los Derechos Humanos, y la TOLERANCIA CERO significa no tolerar conductas y/o manifestaciones que supongan Violencia de Género.

6º Que desde todos los ámbitos de nuestra Comunidad Educativa, tanto el alumnado, el profesorado, personal de administración y servicios y AMPA, haremos un frente común de TOLERANCIA CERO para no cesar en la lucha contra la Violencia de Género, haciendo una labor de concienciación en las aulas y en las familias, para que esta se haga extensiva fuera de ellas, eliminando radicalmente la violencia de nuestro entorno.

7º Que para conseguir una enseñanza coeducativa y por tanto justa, igualitaria, y democrática para hombres y mujeres, para niñas y niños, es necesario reforzar la formación de toda la Comunidad Educativa, desde la perspectiva de género.

8º Que la Comunidad Educativa será un espacio social comprometido con la idea TOLERANCIA CERO y que apoyará siempre las iniciativas que, desde cualquier foro de la misma, se dirijan a la erradicación de estos comportamientos.

9º Que manifestaremos siempre nuestro rechazo a que cualquier persona, sea del sexo que sea, reciba un trato que atente contra su dignidad, rechazando también cualquier situación de discriminación por el mismo hecho.

Ahora, en silencio, nos sujetamos las manos y escuchamos los versos que Benedetti escribió y que sirven como grito unánime contra cualquier tipo de violencia.

No te rindas, por favor, no cedas

Aunque el frío queme.

Aunque el miedo muerda.

Aunque el sol se esconda.

Y se calle el viento.

Aun hay fuego en tu alma.

Aun hay vida en tus sueños.

Mario Benedetti.

Manifiesto Contra la Violencia de Género

Podemos decir: Lucía, Belén, Laura, Teresa, María Isabel, Leire, Estrella, Alejandra, Gina, , Mercedes… así hasta 55 nombres de mujeres y no sentir ninguna emoción especial; pero si añadimos que estos son los nombres de las 55 mujeres asesinadas en España durante este año, víctimas de la violencia doméstica, todos deberíamos estremecernos, indignarnos y gritar muy alto, ¿por qué?

Porque un día, una de esas mujeres puede ser tu hermana, tu amiga, tu vecina, tu madre, tu compañera de trabajo… y entonces, ese día será demasiado tarde para lamentarse y buscar soluciones.

Este es un problema de todos, de mujeres y de hombres, de cualquier clase social, cultura, ideología o, religión…, no podemos decir: a mí no me tocará.

No sólo queremos recordar hoy a estas 55 mujeres asesinadas, hay otras víctimas que viven una muerte silenciosa cada día en sus hogares, son las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia física, psicológica o sexual, mujeres que, en muchos de los casos, no son ni siquiera conscientes de estar sufriendo esa situación, porque, quizás, sigan creyéndose culpables, o justifiquen a su agresor, o crean que la situación puede cambiar cada vez que él se arrepiente, o le promete que no va a volver a pasar; son mujeres atrapadas en la telaraña del amor posesivo y dependiente.

Es por ello por lo que debemos seguir insistiendo en campañas de prevención, informando y previniendo desde todos los ámbitos de la sociedad: desde la familia, con una educación en igualdad, desde los colegios, con una coeducación real, desde el trabajo y desde los poderes políticos.

Este es el motivo que un año más nos hace conmemorar esta fecha, designada oficialmente por la ONU como Día Internacional Contra La Violencia De Género.

Hoy, más que nunca, existen medidas legales para dar solución al problema del maltrato en el ámbito familiar, la ley integral contra la violencia de género parecía ser el marco legal que nos proporcionaría respuestas; por eso, debemos reflexionar y preguntarnos qué es lo que sigue fallando para que el número de víctimas continúe aumentando cada año.

No queremos ni debemos olvidar a las víctimas más inocentes: los niños y los ancianos, que sufren todo tipo de maltratos y abandonos. Algo estamos construyendo mal en esta sociedad cada vez más violenta donde no somos capaces de resolver los conflictos con la palabra.

Vivimos en un mundo en el que cada vez se va más deprisa y en el que el individualismo y el poder es lo que cuenta. Debemos despertar nuestras conciencias ante las injusticias y el sufrimiento.

Debemos pararnos y sentir que cada muerte, cada acto violento nos hace a todos vulnerables. No debemos quedarnos impasibles ni cerrar los ojos al horror.

Hoy y siempre, el IES Tamaimo quiere decir ¡BASTA YA! Y declarar nuestro firme rechazo a quienes ejercen este tipo de violencia y a la complicidad de quienes la silencian…

NI UNA MÁS…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.