Fuga de San Diego

ermita-san-diego

Ermita de San Diego, La Laguna, Tenerife

13 de Noviembre de 1919, ¡hace casi 200 años! El profesor Diego Ximenez de Cisneros, recien llegado al Instituto Cabrera Pinto de La Laguna, quiere impedir que sus alumnos asistan a la romería de San Diego. Éstos deciden fugarse e instauran así una costumbre que consistía en acercarse hasta la ermita para contar los botones de la estatua de Juan de Ayala, fundador del convento. Según la tradición, contar esas pequeñas piezas ayudaba a aprobar el curso. Más tarde la tradición se traslada a la Universidad, a otros institutos y a otras islas, hasta convertirse hoy en costumbre en toda Canarias.

Como todos los años, el alumnado quiere seguir con la tradición y no asistir al centro ese día. Como este curso el 13 de noviembre cae en domingo, se plantean no asistir o el viernes 11 o el lunes 14.

En cualquier caso, es importante señalar que ambos días son lectivos y que, por tanto, el centro abrirá sus puertas con normalidad y atenderá al alumnado que acuda al instituto. También hay que indicar que a los alumnos y alumnas que decidan no asistir, se les anotará una falta injustificda, en justa correspondencia con el carácter de su acción: una fuga.

Deja un comentario