IES Viera y Clavijo

Presentación

Acto de entrega de Orlas a alumnado de Bachillerato (2015)

Lectura de presentación del acto por D. Luis Cutillas

vierayclavijoNuevamente vuelvo a presentar el acto de entrega de orlas y, como siempre, abordaré algún problema no matemático para hacerlo. En concreto hoy he pensado en reflexionar en lo que se parecen las vivencias de la promoción que hoy despedimos con la mía, es decir, con los jóvenes… que nacimos en la segunda mitad del siglo pasado.

Yo sé que tecnológicamente nos separa un mundo y, en lo relativo al estado de bienestar y de libertad otro, pero lo que trataré de poner de manifiesto es que en lo importante no somos tan diferentes.

Lo voy a hacer basándome en algunas de mis experiencias y seguro que no les resultarán desconocidas.

Por ejemplo, yo cuando tenía la edad de ustedes muchas veces me quedé aislado y sólo en mi habitación…. porque mi madre había fregado el suelo, ¿a quién no le ha pasado?

A mí también se me iluminaba la cara cuando aquella niña, que no tenía la mochila azul sino los ojos,.. entraba en clase y parecía que el mundo se detenía … y no podía ni respirar.

Tampoco tenía yo muy claro para qué servía el color blanco de los lápices de colores…. Y prueba de ello es que los demás, de tanto afilarlos y usarlos menguaban, pero aquel de color blanco siempre estaba del mismo tamaño. Todavía lo conservo,… no sé para qué. Algunos dicen que para pintar en las cartulinas negras, pero si no se habían inventado.

Yo, muchas veces, cuando me caía, me quedaba un rato en el suelo…¡descansando por la cara!.. y otras tantas, tiré de las puertas cuando ponía empujar, y miraba alrededor por si me habían visto en pleno acto de rebeldía.

A la edad de ustedes, a mí y a sus padres, también se nos desordenaba el cuarto … solo, de forma paranormal y nos encantaba estar con los amigos y amigas sin hacer nada de nada.

Y me decían “Y si fulanito se tira de un puente, ¿tú también?”, “¿me vas a matar de un disgusto!”, “¡hazte respetar!”,…

Y todas aquellas frases que empezaban por: ¡yo a tu edad…!

¿Qué, les suenan las frases? ¡ Queda demostrado que no somos tan diferentes!

Luego, es cuando las cosas cambian y. de repente, nosotros nos convertimos en padres, y, sin saber el oficio, y repetimos lo que tanto oíamos, porque nos parece que así transmitimos de generación en generación un sentimiento que podríamos decir en dos palabras: Te quiero.

Quizás hoy sea un buen día para decirlas y corresponder a las mismas.

No esperen a decir: ¡que pronto se me hizo tarde!

Y algunos nos hacemos profesores, y también repetimos lo que otros profesores nos enseñaron, a veces innovamos y otras no. Todos los días tratamos de hacer nuestro trabajo lo mejor que sabemos y podemos, aprovechen nuestros aciertos y discúlpennos los fracasos.

Así pasa la vida y, cuando menos te lo esperas, te jubilas, … ,como Blanca y Agustín, que se han empeñado en abandonarnos este año.

Pero, para ustedes, para la promoción del 2015, antes de empezar a repetir y repetir, les espera un mundo por descubrir. Deben disfrutar de la vida y no dejar nunca de aprender. Deben apreciar las pequeñas cosas, reírse hasta que les falte el aire. Deben superar las lágrimas que sin duda las habrá. Deben valorar a la familia y a los amigos. Deben cuidar su salud. Deben vivir mientras estén vivos. Preferir el ser al tener. Y, sobre todo, deben saber cuándo se limpia el piso, para no quedarse aislados y solos en la habitación.

En un mes terminarán otra etapa educativa y se enfrentarán a nuevos retos,…, pasará el tiempo , y, un buen día, recordaran el de hoy, porque hoy es un buen día para sentirse orgulloso del Viera y de todos ustedes.

Y termino, primero, dándole las gracias a todas las personas que han colaborado preparando el acto; y, segundo, diciéndoles que les queda muy poco para despedirse del Viera y Clavijo, de un adiós que es un hasta siempre.

Sean felices, libres y responsables.

Deja un comentario