Bienvenida

El centro educativo C.E.I.P. ANTONIO ZEROLO se encuentra  ubicado en el barrio de Las Salinas; barrio que toma el término de la gran cantidad de zonas dedicadas a la producción de sal, que en un tiempo fue motor fundamental para el desarrollo de la capital conejera, y como dijera Félix Hormiga: “En Arrecife las salinas llegan a tener tanto protagonismo territorial que casi podría decirse que el mismo era un municipio líquido.”. Además, el colegio linda con el instituto de cabecera I.E.S. Las Salinas, con el Club de fútbol Orientación Marítima y con la Federación Canaria de Bola Canaria y Petanca.

El colegio C.E.I.P. ANTONIO ZEROLO se crea como centro de Educación General Básica en Noviembre de 1977 con 24 unidades y ha continuado desarrollando su labor hasta la actualidad, aumentando el número de unidades y profesionales (hoy en día, aproximadamente 40 docentes, una orientadora y una logopeda compartida).

Panorámica

El centro debe su nombre al ilustre poeta y literario Antonio Zerolo Herrera. Por tanto nos vemos obligados a dedicar varias líneas a la figura de este autor. Don Antonio Zerolo Herrera nació en Arrecife de Lanzarote, en 1854, pero se trasladó a Tenerife y estudió en el Instituto de Enseñanzas Medias de La Laguna, del que luego fue director y catedrático. Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Central. Permaneció siete años en Gijón, encargado de una cátedra de Lengua y Literatura Española en el Instituto de Bachillerato Jovellanos.
Su carrera literaria fue muy precoz y obtuvo numerosos premios en concursos y juegos florales en Canarias y en la Península. Colaboró con poesías, artículos, discursos y prosas en diversas publicaciones de España y Latinoamérica.

Retrato de Antonio ZeroloFue un romántico muy tardío, que encontró en el aliento regionalista, en la exaltación de paisajes naturales y leyendas guanchinescas, su asunto predilecto para una poesía entusiasta, desbordante y verbosa. Como el resto de la producción lírica de la llamada Escuela de La Laguna, sus versos podrían entenderse como un modesto intento de legitimación identitaria de la pequeña burguesía local isleña. Aunque uno de sus temas favoritos es lo guanche, como condicionamiento afectivo hacia una raza desaparecida pero viva en el recuerdo, también le canta a la fusión de las razas y a la unidad de la patria total. Finalmente, muere en La Laguna en 1923.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *