Día de la Internet Segura

Estimados/as amigos/as:

Hoy, 7 de febrero de 2017 se conmemora el Día de la Internet Segura [+]. Desde FAPMI ECPAT España como entidad comprometida con la prevención y la lucha contra la violencia y la explotación sexual en sus diferentes manifestaciones, queremos aprovechar la efeméride para enfatizar la necesidad de promover espacios de diálogo, participación y formación que permitan tanto a niños, niñas y adolescentes como a sus referentes adultos, disponer de los conocimientos y estrategias necesarias para hacer un uso positivo, seguro y saludable de las Tecnologías de Relación, Información y Comunicación (TRICs).

En este sentido, desde el año 2012 tenemos en marcha el programa Make It Safe [+] dirigido a la promoción del uso seguro de las TRICs – especialmente de Internet y las Redes Sociales – por niños, niñas y adolescentes.

Como parte de nuestra contribución a la celebración de este Día, en el siguiente enlace ponemos a vuestra disposición un tríptico con pautas de navegación segura para familias y educadores pero extensible a cualquier adulto de referencia en relación con niños, niñas y adolescentes. Disponible en [+]

Porque es posible navegar, relacionarse, aprender online … eso sí: make-it-safe.

Para más información:

FAPMI [+]

Facebook de FAPMI [+]

ECPAT España [+]

Facebook de ECPAT España [+]

Programa Make It Safe para la promoción del uso seguro de las Tecnologías de Relación, Información y Comunicación (TRIC) [+]

Campaña del Consejo de Europa “UNO de cada CINCO” para la prevención del abuso sexual infantil [+]

Centro Documental Virtual sobre Prevención del Maltrato Infantil y Adolescente [+]

 

13.- PROPUESTA DE ACUERDO DE DECLARACIÓN INSTITUCIONAL CON MOTIVO DE LA CONMEMORACIÓN, EL 25 DE NOVIEMBRE, DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. (CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD).

…Se hace necesario denunciar cualquier manifestación de violencia machista, no solo por parte de quien la sufre directamente, sino también por quienes la presencian o la conocen. No podemos mirar hacia otro lado y eludir nuestra responsabilidad, porque de lo contrario seremos cómplices. Aunque no seamos responsables directos del problema, si lo somos de las soluciones. 

Un año más debemos hacer hincapié en la población más joven, que reproduce un modelo de pensamiento, conducta y actitudes que hace permisible que se ejerza y se tolere la violencia machista, que pasa de generación en generación. 

Es prioritario acabar con esta violencia trabajando intensamente desde las edades más tempranas; en la familia y en las aulas, que es donde se aprenden valores y conductas. También en la calle y desde los entramados institucionales y sociales, para generar un proceso de socialización que fomente modelos alternativos de convivencia, basados en el respeto y la igualdad, que destierre la discriminación y que defienda el derecho de las mujeres a vivir sin violencia. Todos y todas debemos asumir una responsabilidad individual y colectiva para dar una respuesta global contundente. 

El Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de Igualdad, centra esta año de nuevo la campaña con motivo del 25 de noviembre en la población más joven. Con el lema ‘Rompe con los malos rollos. Di no a la violencia machista’ tiene como finalidad que adolescentes y jóvenes se rearmen moralmente contra la violencia de género, que sigue costando la vida a muchas mujeres y también a menores. En lo que va de año seis mujeres han sido asesinadas en Canarias. 

También mostramos nuestra profunda preocupación y repulsa por las numerosas agresiones y abusos sexuales que sufren las mujeres en España, una clara forma de violencia machista y una brutal manifestación de la desigualdad entre mujeres y hombres. 

La prevención, la concienciación, la educación en valores y la participación activa de la ciudadanía se hace fundamental para generar un cambio que permita la construcción de una sociedad en la que no tenga cabida la desigualdad ni la violencia hacia las mujeres. 

La gravedad de la situación es evidente, innegable. No obstante, cada vez es más patente el rechazo y la alarma social. Cada vez son más mujeres las que, con su reacción y el apoyo social e institucional, se atreven a dar el paso para lograr salir de este círculo atroz. 

Pero para atajar definitivamente esta lacra social, es preciso un pacto estatal; un acuerdo social, político e institucional contra la violencia machista, materia que debe estar permanentemente en la agenda política para convertirse en una cuestión de estado prioritaria. Ese pacto deber abordar, entre otras cuestiones, la formación completa y rigurosa de las personas que atienden a las víctimas, dado que la falta de especialización puede generar grandes perjuicios a las mujeres y a sus hijos e hijas. 

Con los esfuerzos de todas las partes involucradas, desde gobiernos hasta todas y cada una de las personas que integran esta sociedad, lograremos eliminar las relaciones y estructuras de poder desiguales entre hombres y mujeres. Acabemos con las estructuras sociales y mentalidades que perpetúan la discriminación de las mujeres y erradicaremos la violencia de género.» 

Lo que comunico a los efectos determinados por el artículo 29.1.l de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias.