PROYECTO DE BIBLIOTECA: AULA DE AVENTURAS

La enseñanza en las escuelas debe contribuir a crear lectores competentes en la utilización de diversos tipos de textos, a promover actitudes reflexivas y críticas ante los distintos medios de transmisión y difusión de la cultura escrita y a despertar interés por la lectura como medio de entretenimiento y como actividad importante de ocio.

Pero además debe ofrecer una formación para adaptarse a una sociedad cambiante, en la que la recogida, selección, recuperación y transmisión de información son aprendizajes imprescindibles y en la que el alumno debe disponer de las estrategias precisas para aprender por sí solo. Está claro, pues, que es preciso potenciar la Biblioteca del centro. Pero ese impulso pasa por una consideración conjunta de la biblioteca escolar y del currículo. Queremos una biblioteca, que sea espacio para la relación, la participación, la comunicación, el aprendizaje, la búsqueda de información tanto en materiales impresos como en materiales realizados en cualquier otro soporte, desde donde emanen actividades dirigidas a todos y todas, con las que disfruten no sólo el alumnado y el profesorado sino todas aquellas personas que forman parte de la comunidad educativa de este centro.