Infantil 3 años

Los desayunos se han convertido en un juego. He conseguido que aquellos niños que les costaba comerse su desayuno o que me decían que no les gustaba se lo coman. Sobre todo los bocadillos. Se los parto y les digo ” este trocito chico es para ti, lo demás guárdalo que me lo como yo”. Ya hasta ponen las manos alrededor de la comida “por si se me ocurre cogerles”, y me dicen “mira, ya me lo comí y no te deje nada”.

Informarles que he estado trabajando los apellidos y todos se los saben. Incluso hay algunos que se saben el de otros compañeros.

Ahora me gustaría trabajar los nombres de los padres y que no sean “mamá y papá”.

Sigo trabajando la memoria visual con los juegos de las cartas y he agregado la memoria auditiva con lotos sonoros ( escuchando sonidos e identificándolos).

Esta entrada fue publicada en Actividades, Comunicados, Educación Infantil, Familias, Infantil 3 años. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *