In memoriam Inmaculada

Querida compañera Inmaculada,

Tras una dura enfermedad te vas silenciosamente, sin quejas, siempre mostrando entereza. Recordamos que, cuando te llamábamos para saber de ti, siempre respondías con palabras de esperanza, aliento y manteniéndote muy segura de que vencerías a la enfermedad. . Eras tú  quién nos consolabas y nos animabas… Inmaculada, luchadora hasta el final.

Hoy te decimos adiós pero ten por seguro de que permanecerás en nuestro recuerdo y en nuestros corazones. Allá donde estés, ten presente que tus compañeros y compañeras  del Isabel  la Católica no te olvidarán ya que has sido un referente en la labor docente, buena compañera y mejor persona. Hasta siempre, Inmaculada.

Esta entrada fue publicada en Comunicados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *