Modificación de conductas.

berrinche00411

Muchas veces los padres reciben de parte de los maestros(as) quejas de sus hijos(as), cosas como que no hace caso, que es indisciplinado, que no presta atención o que no quiere realizar las actividades que se le proponen.

Cuando eso sucede, tanto padres y madres como maestros(as) deben darse la mano y trabajar juntos para ayudar a los pequeños a superar esas crisis, y sobre todo para poder entender porqué están tomando esas actitudes.

En principio se debe saber que los niños todo lo que hacen lo hacen por una razón, esos comportamiento inadecuado en clase en la escuela pueden ser el reflejo de problemas personales, por ejemplo de una autoestima baja por falta de atención.

Para solucionar a tiempo estos problemas con los niños y niñas hay varias técnicas que pueden ayudar a actuar ante determinadas conductas.

 

A.    PROCESO EN LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

 

1. Observar el comportamiento del niño.

2. Hacer una lista de conductas problema.

3. Ordenar la lista por orden de prioridades.

4. Señalar las conductas que primero deseamos modificar, aquellas en las que se puede obtener un resultado más rápido (las menos complicadas o las más frecuentes).

5. Elegir una o dos conductas para modificar y olvidar las restantes.

6. Hacer un plan sobre las medidas que se tomarán en caso de que el niño funcione bien (positivas) y en caso de que lo haga mal (negativas).

7. Explicar al niño la nueva situación. Se trata de explicar al niño las nuevas normas, no decirle por ejemplo, que la cosa va a cambiar porque “ya no me vas a tomar el pelo”. Si decimos algo así y no somos capaces de mantenerlo, la derrota tendrá consecuencias muy negativas.

8. Ser constantes en su puesta en práctica.

 

B.     TÉCNICAS PARA LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

 

  • ELOGIAR
  • Elogiar el comportamiento
  • y no la personalidad.
  • Usar elogios concretos
  • Elogiar los adelantos
  • Elogiar adecuadamente
  • Elogiar inmediatamente

 

  • IGNORAR COMPORTAMIENTOS
  • Decidir lo que se puede y lo que no se puede ignorar
  • No prestar atención al comportamiento indeseado
  • Esperar que los comportamientos empeoren antes de mejorar
  • Reforzar las conductas

 

  • USO DE LA TECNICA DISCO RAYADO
  • No intente razonar con un niño que rechaza el «no» como respuesta.
  • Si no puede ignorar que el niño pregunte siempre “¿pero, porque no puedo?” Utilice la técnica del disco rayado.
  • Diga lo que diga la respuesta siempre será la misma “no comerás nada antes de cenar” “no comerás nada antes de cenar”

 

  • DAR RECOMPENSAS

Las recompensas de conductas deseables actúan como refuerzos que hacen que el niño se sienta bien por lo que ha hecho y quiera hacer lo mismo más a menudo. Proporcionan motivación.

  • Cumplir siempre
  • Variar las recompensas

 

 

Esta entrada fue publicada en Familias, Padres, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *