Libro viajero. 

Cada curso tiene un libro viajero que va pasando por todo el alumnado.  Se lo llevan semanalmente a casa y lo escriben, decoran, dibujan, para luego leérselo al resto de los alumnos. Las familias acuden ese día para disfrutar del protagonista, “sus hijos”