¡Grandes artistas!

La educación plástica es fundamental en el desarrollo de la infancia originando muchos beneficios en su aprendizaje, como el favorecer manifestar sus emociones, mejorar su motricidad fina, el descubrir, compartir, manipular, componer, experimentar, disfrutar, planificar, mejorar la autoestima, favorecer la concentración, la relajación…pero también favorece el conocimiento y disfrute de las grandes obras de la pintura como es el caso del pintor impresionista francés, Paúl Cezanne.

Nuestro alumnado de Educación Infantil de tres años ha trabajado el “Bodegón de taza y manzanas” de este artista, dando su propia interpretación.

¡Bien artistas!