GRADUACIÓN DE ALUMNOS Y ALUMNAS 2016

En el centro cultural de Los Canarios, en Fuencaliente, se llevó a cabo el acto de graduación de alumnos y alumnas que terminan la etapa de Educación Infantil y la etapa de Educación Primaria, también la del alumnado de 4º nivel de Primaria que terminan su escolaridad en las escuelas de Las Indias y  Cecilia González Alayón que pasan a otro centro para terminar la etapa de Educación Primaria.

En este acto la maestra de infantil de La Sabina  leyó un texto referido a los alumnos de Educación Infantil, que reproducimos aquí:

«Ha llegado el momento de despedirnos de esta etapa, etapa que ha sido un lugar de sueños, donde todo es posible, es una etapa para explorar, tocar, escuchar, ver y para aprender, pero sobre todo para crecer.

Este hermoso viaje que comenzó hace 3 años llega a su fin, pero es bonito recordar ese primer día de cole, con esa cara de asustados de algunos, y de pataletas de otros que poco a poco fueron superándose y convirtiéndose en alegrías, ilusiones y confianza.

Hemos vivido momentos buenos y de los otros pero siempre nos quedaremos con las carcajadas, las sorpresas, perdones, juegos y alegrías.

Habéis recorrido durante tres años un trocito de vuestras vidas pero ahora hay que dar un paso adelante.

Papas, mamas y familiares nos dejaron hace tres años una plantita, algunas  no vean como lloraban esos primeros días. Pero las cuidamos y mimamos con todo nuestro cariño, y también les enseñamos todo lo que pudimos, estamos seguros que de aquí saldrán futuros ingenieros, y porque no buenos maestros, pero sobre todo buenas y grandes personas. Gracias a ustedes familias por caminar a nuestro lado, en este camino tan especial para todos.

Érase una vez unos niños de tres años, llegaron al cole algo asustados, por primera vez y pronto, muy pronto contaron con más amigos que los que podían contar con los dedos de sus manitas, al principio los maestros les contaban muchas historias, pero un día, los niños empezaron a contarles muchas más. Aprendieron a ordenar los juguetes, a decorar con sus trabajos todos los rincones de la clase anunciando el otoño, la navidad o la primavera. Se divertían cada vez más con las letras, viajaban con sus dedos por un mapa porque así nada se les escapaba, dominaban el color, el tambor y también el ordenador, al ritmo de la música y al toque de palmas  se agachaban como un sapo y se sentían importantes porque y erase una vez que se era una vez, en menos que salta un pez ya estamos de celebración porque colorín colorado ya se han graduado.

Gracias chicos por todos esos momentos que nos han regalado, por todos los segundos en los que nos han mirado dándonos lo más bonito, todas esas sonrisas. No las pierdan nunca».