DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Hoy día 7 de Abril de 2016 se conmemora el Día Mundial de la Salud, una fecha simbólica que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció para conmemorar su fundación. Con esa finalidad, se viene celebrando desde 1950, eligiéndose, cada año, una problemática de salud específica, con lo que se pretende subrayar  la necesidad de aunar esfuerzos desde todos los ámbitos de la sociedad para hacer frente a la misma. 

Este año, la temática elegida es la diabetes, con el siguiente lema: 

Día Mundial de la Salud 2016: Vence a la diabetes. Intensificar la prevención, mejorar la atención y reforzar la vigilancia.

Qué es la diabetes y tipos de diabetes

La diabetes es una enfermedad que puede propiciar otros problemas serios de salud: enfermedades cardiovasculares, ceguera, problemas renales y hasta amputaciones.

Hay tres tipos principales de diabetes:

El Tipo 1 ocurre cuando el páncreas no produce insulina o produce muy poca; ésta es la hormona que el cuerpo necesita para convertir los alimentos en energía. Las personas con este tipo de diabetes necesitan tomar insulina para que las células reciban glucosa. La diabetes tipo 1 generalmente se desarrolla en personas jóvenes, menores de 25 años.

En el Tipo 2, la producción de insulina es deficiente o el cuerpo desarrolla una marcada resistencia a la insulina. La obesidad y la falta de ejercicio aumentan el riesgo de desarrollar este tipo de diabetes en personas susceptibles a tenerla. El tipo 2 representa más del 90 por ciento de los casos de diabetes, sobre todo en personas de origen hispano y de otros grupos de minorías étnicas. El tratamiento puede incluir medicamentos y, en el 40% de los casos, insulina.

Otra forma de diabetes, menos común, es la que se conoce como diabetes  gestacional o del embarazoEn los últimos 20 años, la tasa de diabetes gestacional se ha elevado de 3 a 9 por ciento.

Esta seria enfermedad se puede prevenir, postergar o controlar consumiendo una alimentación sana y llevando una vida activa. 

Prevención de la diabetes

Evitar el sobrepeso es un factor muy importante en el desarrollo de la diabetes; además, aumenta el riesgo de sufrir derrames cerebrales y ataques de corazón.

Reducir el consumo de calorías: comer menos alimentos con un alto contenido de grasas, azúcares y bebidas gaseosas.

Hacer ejercicio físico diario. Pasar un mínimo de 30 minutos en actividades que requieran esfuerzo físico. Además de ayudar a controlar el peso, el ejercicio fortalece el sistema cardiovascular.

Aprender a relajarse y controlar la tensión emocional. Estas medidas reducen el riesgo de desarrollar diabetes y mejoran su estado general de salud.

Desde nuestro Proyecto de Salud trabajamos desde las diferentes áreas:

-La formación de buenos hábitos alimentarios, excelente instrumento para prevenir las enfermedades y promover la salud de nuestros alumnos/as.

-Una alimentación variada. La mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado, es incorporar una amplia variedad de alimentos a nuestra dieta diaria y semanal.

El ejercIcio físico y la práctica de un deporte después de clase.

Se elaboró desde comienzo de curso un menú saludable para la comida de media mañana.

-EL consumo de frutas:Las frutas y los zumos de frutas nos aportan agua, azúcares, vitaminas como la vitamina C y los carotenos; minerales como potasio y selenio; y fibra.

-EL consumo de frutos secos son, una fuente extraordinaria de vitamina E, con efectos antioxidantes y poseen un elevado contenido en fibra vegetal, que ayudan a regular el tránsito intestinal, así como a controlar los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre.

-Evitar el consumo excesivo de grasas saturadas (carnes, embutidos, bollería industrial) puede aumentar el nivel de colesterol de nuestro organismo y también el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

-El consumo moderado de azúcares, dulces y bebidas azucaradas, ya que una ingesta elevada puede favorecer el sobrepeso y la caries dental.

Los cereales deben constituir la base fundamental de nuestra alimentación, ya que ellos nos proveen de una importante fuente de energía. Los alimentos que los contienen son el pan, las pastas, el arroz y los cereales.

Los lácteos (leche, leche fermentada, yogur fresco, quesos, natillas, etc) son una importante fuente de proteínas de elevada calidad, lactosa, vitaminas (A, D, B2 y B12) y, principalmente, son una excelente fuente de calcio, mineral importantísimo para la formación de huesos y dientes, así como para la prevención de la osteoporosis.

Beber abundante agua. El agua es imprescindible para el mantenimiento de la vida, ya que todas las reacciones químicas de nuestro organismo tienen lugar en un medio acuoso.

En el colegio, a través del Proyecto de Salud, estamos concienciando al alumnado en este tema, organizando charlas informativas,talleres de baile para que la realización del ejercicio físico sea más llevadera y divertida.También actividades como el consumo de frutas y los libros viajeros con recetas saludables en cada clase.

Aquí tienen las imágenes:

TALLER DE ZUMO DE NARANJA EN INFANTIL:

TALLER DE BAILE:

LIBRO VIAJERO DE LAS FRUTAS DE PRIMER CURSO: