Protocolo de actuación ante la aparición de casos sospechosos de COVID-19 en centros educativos de Canarias

Según instrucciones, si un alumno o personal del centro presenta algún síntoma, se telefonea al instante a la línea 900 asignada a los centros educativos, donde nos solicitarán unos datos (sintomatología, datos personales, teléfonos de contacto). A partir de ahí, el coordinador sanitario valorará la gravedad del caso, activando el 112 si fuera necesario, y determinará e informará de la necesidad de iniciar un aislamiento domiciliario hasta disponer de los resultados de las pruebas diagnósticas. Activará inmediatamente la incidencia del “caso sospechoso” a la Gerencia de Atención Primaria correspondiente.

Por ello necesitamos, a la mayor brevedad posible, que nos envíen, por medio de los grupos de Telegram privados de sus tutorías, un número de teléfono de contacto en el que tendrán que estar operativos en todo momento por si surge cualquier urgencia.

La Gerencia de Atención Primaria, una vez recibida la incidencia, en el plazo máximo de 24 horas, contactará telefónicamente con el “caso sospechoso” o familiar correspondiente.

Como medida general previa, queda establecido que NO asistirán al centro educativo quien presente síntomas sospechosos de la COVID-19 o se encuentre en aislamiento por diagnóstico o sospecha de COVID-19, o se encuentren en cuarentena por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnóstico de COVID-19. Entendemos que es muy molesta esta situación, pero tenemos que extremar las medidas para prevenir el contagio, por el bien de todos.

Definición de caso sospechoso: Cualquier alumno/a, personal docente o cualquier trabajador/a del centro con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS-CoV-2 según criterio clínico.

Esta entrada fue publicada en COVID-19 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *