Prpuesta totalmente insólita

La noticia fue publicada, sigilosamente, anoche de madrugada (El País, 13/04/2013 – 00:45). Lo reproducimos íntegramente, no tiene desperdicio

educa1

Los directores de las escuelas e institutos públicos podrán decidir hasta el 50% de sus plantillas de docentes funcionarios y el 100% de los interinos y sustitutos. Así lo recoge el borrador de decreto de provisión de plantillas que está preparando el Departamento de Enseñanza. Esta medida dará un vuelco a la estructuración interna actual de los centros, ya que hasta ahora los profesores interinos y sustitutos consiguen su plaza según los puntos conseguidos en base a sus años de experiencia, su formación y cargos de responsabilidad asumidos. “Los directores podrán proponer el nombramiento de personal interino que forma parte de la bolsa trabajo”, dice la cuarta versión del borrador, con fecha del pasado 18 de febrero.

Con el nuevo decreto, los baremos actuales no tendrán tanto peso y para ocupar una plaza habrá también que cumplir unos nuevos “requisitos específicos”, que los directores se encargarán de definir. La reforma no se librará de la polémica, ya que los directores aplauden la medida, aunque con prudencia, mientras que los sindicatos alertan del sectarismo que puede generarse en algunos centros.

Lluís Llovet, director de la escuela CEIP Sant Martí de Arenys de Munt y miembro de la Junta de directores considera que el decreto “va por el buen camino”, en tanto que da más margen de maniobra a los directores para desarrollar su proyecto educativo, como por ejemplo, que las matemáticas se impartan en inglés. No obstante, este director pide medidas de control ante posibles riesgos del sistema. “Hay que poner vigilancia y pedir rendición de cuentas a los directores para que la escuela no se convierta en su reino de taifas”.

De este mismo peligro advierten los sindicatos y es lo que les lleva a rechazar el decreto. “Esta situación abre la vía a la represión política e ideológica, además de suponer más burocracia y menos transparencia”, valora la portavoz del sindicato USTEC, Rosa Cañadell.

El borrador también establece tres tipologías de profesor: el ordinario (que imparte una materia), el específico o educa2singular (docencia especial, formación de adultos, pero también se incluye la enseñanza de lenguas o las nuevas tecnologías) y los que ostentan cargos de responsabilidad (el equipo directivo). En las dos primeras categorías, la Generalitat se reserva el derecho de poder exigir al profesor una titulación adicional y relacionada con la materia que enseña.

Los sindicatos critican especialmente la última de las categorías. “Son plazas de apoyo a la dirección. A eso se le llama pelotas. Un profesor debe lealtad a la función pública, no a un funcionario”, critica Montse Ros, responsable de la Federación de Enseñanza de CC OO. Las plazas vinculadas a cargos de responsabilidad se cubrirán vía concursos públicos, pero sus ocupantes podrán ser cesados de este puesto, y trasladados a otro, si el director hace una evaluación negativa del docente.

Para la categoría de profesor específico se crea una forma de selección nueva, que constará de dos fases: en la primera se acreditarán los méritos del candidato, como su titulación y la experiencia. La posesión de un nivel B2 de una lengua extranjera será obligatoria. En la segunda fase, el candidato deberá hacer una exposición ante una comisión sobre sus ideas y aportaciones al proyecto educativo del centro.

En cuanto a los sustitutos, que también serán escogidos por el director, se les valorará la nota media de la carrera, así como su experiencia y formación complementaria. Deberán pasar una entrevista y podrán ser cesados, a petición del director. Los sustitutos, como los interinos, estarán sometidos a un periodo de prueba de tres meses después de ser nombrados.

La línea de la reforma que plantea el decreto, de hecho, no es nueva, ya que supone el despliegue de la Ley de Educación de Cataluña, en lo referente a las competencias de los directores del centro. De hecho, los sindicatos se esperaban en un momento u otro la redacción de este decreto, pero critican al Departamento de Enseñanza por no negociar el texto con ellos.

¿Tú qué piensas?

Creatividad en la escuela

Ayer el periódico el El País publicaba este artículo sobre la creatividad en la escuela y su fomento que no me resisto a compartir con todos ustedes. Después de leerlo, les invito a visitar la fuente en el periódico y leer los comentarios de los lectores (la mayoría docentes). No tienen desperdicio.

creativa11365175865_448281_1365191508_noticia_normal

Tendemos a ver la creatividad como algo chic y elitista, solo al alcance de unos pocos privilegiados. Así lo interpretó en 1999 el psicólogo social Howard Gardner en Inteligencia reestructurada: múltiples inteligencias para el siglo XXI. Sin embargo, con los años se va imponiendo la visión democrática de Ken Robinson, convertido en todo un gurú para un séquito de pedagogos. En opinión de este educador y conferenciante de masas, “todo el mundo es capaz de tener éxito en algún área si se dan las condiciones precisas y se ha adquirido un conocimiento relevante y unas habilidades”. Hasta ahí todos satisfechos. El problema llega ahora. Según este británico, la escuela mata esta creatividad que no tiene por qué ser artística, como solemos imaginar, sino científica o social.

Según Robinson, al profesor solo le interesa que se conteste lo que está en los contenidos del temario, lo que provoca la frustración de aquellos niños que son más arriesgados y a los que les gusta improvisar. Eso provoca que cada vez se atrevan menos a pensar de manera diferente por miedo a equivocarse. Tienen un comportamiento más rígido y convergente. Todo ello, en opinión del pedagogo, tiene su origen en una escuela anacrónica concebida durante la revolución industrial pensando en la producción en cadena. Un esquema que casa mal con una sociedad basada cada vez más en los servicios y el conocimiento.

El filósofo José Antonio Marina en el blog de su proyecto Observatorio de la Innovación Educativa se muestra creativa2 disconforme: “Este tema no se puede despachar a la ligera. No se puede desprestigiar la respuesta correcta, como hace Robinson. No hay una solución creativa a la tabla de multiplicar, ni se puede mezclar Napoleón con Harry Potter en un relato histórico. Tampoco se puede ensalzar tanto el pensamiento divergente que se anule el pensamiento convergente”.

“La escuela fagocita la creatividad si tiene un punto de vista tradicional y se aplica la metodología de siempre. Pero sí que hay profesores que saben desarrollarla”, opina Beatriz Valderrama, autora de Creatividad inteligente: guía del emprendedor (Pearson, 2012). “Es bueno ir a la escuela infantil. Tiene grandes beneficios cognitivos y sociales. Estar con otros niños les despierta la inteligencia emocional. Conocen otros mundos, aprenden a compartir y desarrollan capacidades motrices”. Algunos informes muestran que la escolarización temprana mejora el rendimiento académico, pero los principales factores determinantes del éxito escolar siguen siendo el origen social y el nivel formativo de los padres.

La Enciclopedia de malos alumnos y rebeldes que llegaron a genios, de Jean-Bernard Pouy, Serge Bloch y Anne Blanchard, pasma con un listado de personalidades que, curiosamente, solo incluye un nombre femenino, Agatha Christie, la reina de la novela negra. El físico Stephen Hawking no aprendió a leer hasta los ocho años; Evariste Galois, padre del álgebra moderna, no pasó dos veces la prueba de acceso a la Escuela Politécnica de París; de John Gurdon, reciente premio Nobel de Medicina, la elitista escuela Eton escribió “no tiene posibilidad de estudiar una especialidad. Sería una perdida de tiempo para él y para los que deberían enseñarle”; Thomas Edison, inventor de la bombilla eléctrica que obtuvo más de 1.000 patentes, estudió en casa con su madre porque fue expulsado del colegio… La lista es interminable: pintores (Dalí, Picasso, Cezanne, Leonardo), escritores (Dumas, Balzac), músicos (Verdi, Debussy) o mandatarios (Napoleón, Churchill). Y no faltan genios contemporáneos —demostrando que al menos en las últimas décadas el sistema ha fallado— como Larry Ellison, Bill Gates y Steve Jobs.

creativa3El niño convive de forma progresiva con el mundo desde que empieza a comer y dormir, y estas primeras etapas tempranas son especialmente arriesgadas, pioneras y prometedoras. Es lo que el psicoanalista Sigmund Freud llamaba “inteligencia radiante”. Mientras que Goethe, en la misma línea, aseguró en su obra Poesía y verdad: “Si los niños continuaran creciendo con la misma fuerza, contaríamos con cientos de genios”.

Las maestras de infantil Arantza de las Heras y Rosa Fernández se dieron cuenta en cuanto empezaron a ejercer de que “perdían” algunos niños cuando se les obligaba a sentarse a hacer fichas y seguir un libro con tres años. Así que en las aulas del colegio público Aldebarán en Tres Cantos (Madrid) los alumnos de cinco años desarrollan su creatividad cada uno a su ritmo. Cada mañana se reúnen en asamblea y deciden qué quieren hacer, y las maestras encauzan sus deseos. “No se trata de decir: haz lo que quieras. Le planteas preguntas y luego él opta por lo que quiere hacer”. Sin olvidar que a través del conocimiento del sistema solar se puede introducir lógica matemática o lectoescritura.

Montse Julià, directora del centro Montessori-Palau (Girona), cree a pies juntillas la teoría de Robinson. “El niño no puede estar sometido a una rutina de asignaturas en un colegio en el que solo se le enseña a obedecer unas órdenes”. Por eso en las enseñanzas infantil y primaria de su colegio cada uno va por libre —“el tiempo es fundamental para que las ideas fluyan”— y se juntan en el mismo aula niños de tres a cinco años y de seis a ocho. “Así juegan tres papeles. El de pequeño, que tiene como referente al mayor; el de mediano, y el grande, que consolida lo aprendido”.

El maestro del método Montessori planifica algo nuevo cada dos días, y cada cual decide si va a hacer sumas, leer o aprender ortografía. “Solo hay un horario para el comedor y para clases especiales: educación física, violín…, cuenta Julià. “Es muy positivo. Los fundadores de Google cuentan en un vídeo que si han sido innovadores porque con Montessori tuvieron flexibilidad en el aula, espacio para pensar”.creativa4

Pensar con los dos lados del cerebro. El lado derecho resuelve los problemas algorítmicos, que son aquellos con una solución fija (una resta, por ejemplo) porque se solucionan aplicando una regla. Y el izquierdo, se preocupa de los problemas heurísticos, cuya respuesta hay que inventarla porque no hay a qué agarrarse. En este lado se concentra nuestra creatividad, fantasía o expresión de las emociones (ver gráfico).

Asesine o no la escuela, lo que está claro es que el papel que juegue el maestro es de vital importancia. Caroline Sharp en su artículo Desarrollando la creatividad infantil: ¿qué podemos aprender de la investigación? sostiene que “tolerar la ambigüedad, plantear preguntas con distintas respuestas, animar a la experimentación y a la persistencia y felicitar al niño ante una contestación inesperada”. Todo eso sin perder de vista que el alumno tiene además que “aprender a juzgar cuándo es apropiado divergir y cuando debe mostrarse de acuerdo”.

Son las diez de la mañana y los alumnos del Aldebarán eligen el color de su cartulina. En ella pegan su retrato preferido y decoran la hoja a su gusto. De casa han traído botones, trozos de tela, poliespan, pegatinas… y el resultado es asombroso. Paula titula Sorpresa y solapa su foto con su retrato dibujado; Darío cambia la O de su nombre por un botón; Alicia, que ha optado por un cartón mucho más grande, homenajea a su gata Amaya con una delicadeza que muchos quisieran… De fondo suena Nena da Conte, la música favorita del alumno de la semana. Bailan un poco y siguen con su tarea, salvo uno de los niños que no quiere hacer nada y la profesora le permite que se recueste en el suelo. Ellas opinan que es fundamental la implicación de las familias. Cada viernes —son dos clases de 14 niños— los padres de un alumno comparten con el resto alguna afición de su hijo. Por ejemplo, pintan galletas con ellos.

creativa5La pregunta que se plantean los expertos es: ¿cuándo los niños empiezan a perder el asombro y las ganas de aprender que les hace creativos? Coinciden en que esto sucede hacia los seis años. Lo que no parece tener respuesta clara es si esto ocurre por mera madurez o por las convenciones sociales impuestas en el aula.

Desarrollar su inteligencia emocional es tan importante como su faceta creativa. Por eso en Tres Cantos tienen colgados en la puerta carteles de cinco estados de ánimo. Cada mañana expresan sus emociones, que cambian a lo largo de la jornada, colocando su nombre debajo de un estado. No falla, después del recreo varios muestran su enfado.

Es indiscutible que la infancia es la mejor edad para aprender a aprender y para sentar las bases de la cooperación y la resolución de problemas, pero hay quien ha empezado a poner en duda que sea la etapa de la vida más creativa. Mark Brackett, director del Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale, lo planteaba hace unos días: “Hay también informes que dicen que la creatividad crece cuando eres adulto porque te conoces mejor a ti mismo, a tus emociones”.

El Centro de Inteligencia Emocional nace ahora de la colaboración de la prestigiosa universidad y la Fundacióncreativa6 Botín, que abrirán en Santander un centro de arte que aspira a ser referencia mundial. Juntos estudiarán cómo canalizar la creatividad a través de las artes, convencidos de la necesidad de contar con una ciudadanía creativa no solo por su bienestar individual, sino para potenciar el desarrollo social y económico del país. Aprovechar ideas que surgen como respuesta a un sentimiento artístico. “Aunque sean negativas. Como la célebre frase de Woody Allen saliendo de la ópera: ‘Cuando escucho a Wagner más de media hora me entran ganas de invadir Polonia”, ironiza Brackett.

“Yo siempre he tenido clara la importancia de la creatividad, pero mucha gente no. Quizá desde que llegó la crisis y se empezó a hablar de emprendimiento la cosa cambió y hay más interés por la capacidad de crear”, argumenta Íñigo Sáenz de Miera, director general de la Fundación Botín, que pone en marcha cada curso talleres creativos en 80 colegios.

“La creatividad es una forma de mirar y resolver los problemas de la vida. Hay que cambiar la actitud. Sirve para todo en la vida: para solventar conflictos, innovar, relacionarse mejor”, anima Valderrama que trabaja esta faceta en un máster de Educación Secundaria para futuros maestros. Ella observa cómo estos estudiantes desconfían de tener capacidades creativas y trata de estimularlos para que venzan esa barrera. “La creatividad es no es un talento innato. Hay que exponerse a estímulos creativos que no sean de las áreas habituales —películas y libros de otros géneros—, pararse a pensar, cuestionarse las cosas. Balzac decía: no existe gran talento sin gran voluntad. Y tenía razón. Parece magia, que un día a un inventor se le enciende la bombilla cuando detrás hay muchas horas de trabajo. Se necesita compromiso y pasión”.

Hay otros factores que parecen menores sin serlo. Como el tamaño y la disposición de la clase, el patio o jardín, la calidad del equipamiento y los materiales o el acceso a otros ambientes. “Es bueno que las aulas sean grandes para que el niño de un vistazo vea todos los materiales con los que puede aprender sin tener que recordar. Y los niños no están todo el día sentados. A veces se sientan en el suelo y hay que respetar su espacio”, sostiene Julià.

Creatividad pero con los pies en el suelo. El doctor Frank Emanuel Weinert, que trabaja con niños superdotados, lo describe así: “Kant decía que no se puede llegar a viejo sin haber creado diferentes hábitos a modo de esqueleto. No puede ser que cada día haya que encontrar razones para lavarse los dientes. Eso no lo aguanta la naturaleza humana”.

¿Y tú qué opinas?

Educación en valores

Esta carta al director en la prensa de hoy me ha llamado la atención:

maleducados

¿Tiene razón? Habla sobre un espectro muy amplio de edades y de nuestra sociedad, no sólo de jóvenes adolescentes.

Si buscamos información sobre el tema de los valores en los jóvenes suelen aparecer en estos tiempos muchas referencias a la utilidad de la crisis para reconducir conductas que valoramos como reprobables. Me gusta este comentario del profesor de Educación de la Complutense, Valentín Martínez-Otero

La crisis económica, «podría constituir un terreno propicio para la germinación de cambios significativos, tanto en la dimensión personal como en la familiar, laboral y social», asegura Martínez-Otero. Los problemas laborales y los nuevos desafíos podrían generar una nueva conciencia y un mayor compromiso. Sin embargo, para afrontar la situación de la mejor manera y sacar conclusiones positivas, psicólogos y pedagogos entienden como imprescindible una «reevaluación de las conductas» y una mayor sensatez y prudencia. Los padres pueden potenciar mayor tolerancia, más racionalidad en los gastos y una educación para el consumo responsable. Y sobre todo, «el cultivo del esfuerzo para conseguir las metas, porque el trabajo escasea y hay que prepararse bien». La cultura del «todo vale» no garantiza nada.

Esto nos lleva a la siempre citada “educación en valores”. Pongamos un par de definiciones básicas (tomadas de aquí):

El valor es tanto un bien que responde a necesidades humanas como un criterio que permite evaluar la bondad de nuestras acciones. Cuando hablamos de valor, generalmente nos referimos a las cosas materiales, espirituales, instituciones, profesiones, derechos civiles, etc., que permiten al hombre realizarse de alguna manera. El valor es, entonces, una propiedad de las cosas o de las personas. Todo lo que es, por el simple hecho de existir, vale. Un mismo objeto (persona o cosa) puede poseer varios tipos de valores, por ejemplo, un coche puede ser útil además de bello.

El valor es pues captado como un bien, ya que se le identifica con lo bueno, con lo perfecto o con lo valioso.

La educación en valores es sencillamente educar moralmente porque los valores enseñan al individuo a comportarse como ser civilizado, a establecer jerarquías entre las cosas, a través de ellos llegan a la convicción de que algo importa o no importa, tiene por objetivo lograr nuevas formas de entender la vida, de construir la historia personal y colectiva, también se promueve el respeto a todos los valores y opciones.

Es un trabajo sistemático a través del cual y mediante actuaciones y prácticas en nuestro centro se pueden desarrollar aquellos valores que están explícitos en nuestra constitución como base para cualquier tipo de educación en valores.

Una vez que los alumnos interioricen los valores, éstas se convierten en guías y pautas de conducta, son asimilados libremente y nos permiten definir los objetivos de vida que tenemos, nos ayuda a aceptarnos y estimarnos como somos, la escuela debe ayudar a construir criterios para tomar decisiones correctas y orientar nuestra vida, estas tomas de decisiones se da cuando nos enfrentamos a un conflicto de valores, otro de los objetivos de esta educación es ayudar al alumno en el proceso de desarrollo y adquisición de las capacidades para sentir, pensar y actuar; como vemos tan solo no es una educación que busque integrarse en la comunidad sino que va mas allá busca la autonomía, la capacidad crítica para tomar decisiones en un conflicto ético.

¿Lo tenemos presente en nuestro quehacer diario? Un elemento a reflexionar.

Polémica sobre las oposiciones a maestro

La noticia saltaba ayer (El País – 14/03/2013).

Madrid convocó las últimas oposiciones a maestro en noviembre de 2011, con 489 plazas. Los candidatos debían aprobar todas las fases de la oposición, que por primera vez eran eliminatorias, para obtener una de esas plazas. Pero no para formar parte de la lista de interinos. Unos 3.800 integrantes de esa lista fueron contratados a lo largo del curso a pesar de haber suspendido esta prueba, según estimaciones oficiales.
El resumen de los resultados es el siguiente:
Y este último sobre la parte de matemáticas lo presentan además con los ejercicios propuestos y la tasa de éxito obtenida:
Sólo el 21,44% acertó saber las fórmulas del área y la longitud de la circunferencia. Entiendo que puede causar estupor.
El artículo prosigue en las razones de estas tasas de errores tan abultados:
Creo que el debate es mucho más profundo que simplemente saberse la fórmula del área de la circunferencia. Defiendo más las competencias que el curriculum, pero no admito que una por la otra nos despojemos de alguna. Prefiero a una persona con altas habilidades que con alto conocimiento acumulado.
La enseñanza es vocación, dedicación y adaptación a la situación, y lo que se transmite/enseña es el vehículo. De nada me sirve un sistema que los elimina por algo tan mediático como son estas pruebas, y después los abandona en el aula por años si consiguen contestar a esta cuestión esencial de las matemáticas.
Estas preguntas son de formación media de la ciudadanía, en efecto. Me parece bien que estén, pero no me reduzcan todo el proceso selectivo (y formativo) de un docente a que “debe conocer la materia”. Esto ya lo hemos superado los docentes hace muchos años.

Un bulo muy costoso

Este post lo he incorporado al blog de mis alumnos de 5º (pìncha aquí). Creo que es un tema a comentar en clase en prácticamente todos los niveles.

 

Hoy Tenerife ha sido noticia, pero no por algo bueno:

Un bulo extendido por las redes sociales llevó a cientos de personas el viernes por la noche a hacer colas ante los cajeros de Caja Canarias en Tenerife al creer equivocadamente que el dinero que sacaban no sería descontado de sus cuentas debido a que este movimiento no se iba a ver inmediatamente reflejado en sus saldos. El equívoco coincide el final del proceso de integración tecnológica y operativa de la entidad canaria en CaixaBank.
(El País – 09/03/2013)

 

Cientos de personas acudieron anoche a los cajeros de CajaCanarias de toda la isla porque corrió el rumor de que la entidad regalaba dinero por un error informático.
La razón de la confusión creada es una consecuencia de la integración de CajaCanarias y La Caixa. Las entidades habían notificado que los movimientos en las cuentas entre el viernes y el sábado no quedarían registrados al momento en sus saldos hasta que no se actualizaran los sistemas.
(Diario de Avisos  09/03/2013)

 

Esta noticia como puedes ver, es mucho más seria de lo que solemos poner en este blog, pero creo que por su gravedad debemos comentarlo en voz alta.
¿Crees que es “honesto” lo que hicieron estas personas?
¿Era suyo ese dinero?
¿Tú hubieses hecho lo mismo?
Deja tu comentario y abramos un debate en el aula que nos ayude a reflexionar sobre estos temas.

 

 

La visión de los estudiantes sobre las TICs

Este vídeo es un clásico de la red en materia de integración de las nuevas tecnologías en la escuela (primaria y secundaria). A mi me gusta mucho, ayuda a acercarnos a la realidad de muchos de nuestros alumnos,… y si no llegan a ese nivel, ¿no deberíamos dirigirlos a que mejoren en este ámbito?

En el post anterior de este mismo día he puesto una noticia que puede parecer a años luz de nuestra escuela. Sí, de la nuestra y de prácticamente cualquiera de España, pero… ¿es justo que nuestros alumnos no puedan acceder en un futuro cercano cuando lo hagan sus análogos ingleses o alemanes?

 

 

Aprender a programar como se aprende a leer

programar

La noticia es de esta semana (El País – 07/03/2013) y viene de la mundial CNN.

La fundación Code.org, que pretende introducir la programación en las escuelas de Estados Unidos, donde tan solo en una de cada diez se aprenden los códigos. A Code.org le resulta insuficiente, pero el porcentaje está a años luz de España, donde los niños navegan sin parar por la Red sin saber desarrollar sus propias aplicaciones.

programar1

“No sirve de nada que te enseñen unas herramientas como Word que habrán desaparecido o habrán cambiado mucho cuando terminen sus estudios. Cualquier aplicación, si está bien diseñada, no se tarda en aprender”, sostiene Luis de Marcos, profesor de Informática en la Universidad de Alcalá de Henares. “Hay que usar el ordenador como herramienta para resolver problemas. Lo que los anglosajones llaman el computational thinking. Porque el debate es: ¿somos creadores digitales o consumidores de contenidos?, ¿queremos que los chavales agoten en 15 minutos la tarifa de datos del móvil o que desarrollen algo y compartirlo?”, prosigue.

A Juan Corzo, analista de tecnología con GPS, sin embargo, no le entusiasma la idea de que su hija Tala, hoy de dos años, aprenda a programar con seis. “Que estructure su cabeza como quiera. Encuentro más útil que a esa edad le enseñen con el método Ábaco a sumar o multiplicar números largos. Para el día a día no hace falta programar. Ayuda a ordenar las ideas, pero debería aprenderse como pasatiempo. Así empezaron los grandes genios. Es como escribir. Tienes una idea, piensas en los personajes, en la estructura y en cómo los introduces en la historia”.

“Está bien que los niños aprendan las bases de la programación, pero también deben de conocer las herramientas. Aunque el mundo cambie, no todo es tecnología. Aprendiendo el Word o PowerPoint uno no sólo adquiere competencias informáticas, también lingüísticas, sociales y ciudadanas”, media Inés Andrés, coordinadora de TICS de Ineverycrea, una plataforma que asesora a los profesores en la integración de las tecnologías. Sostiene que sobre todo hay que aprender a trabajar en Red. “La ven como algo lúdico y no saben moverse por ella. Es curioso, no les dejamos solos en casa, pero no nos preocupamos de la Red. Mis alumnos en Burgos contactaron con un aula de Palencia. Se establecieron vínculos por carta, videoconferencia…”.

Conscientes de los beneficios de este aprendizaje, el Ministerio de Educación británico ha pedido ayuda a la industria para crear un nuevo contenido para las clases de informática. Finlandia e Israel ya han incorporado la programación a sus currículos escolares. La palabra “programación” asusta, pero los monitores no se cansan de repetir que resulta tan fácil de controlar como la lectura o la escritura.

¿Podría incluirse entre los contenidos escolares en España? El panorama no es muy halagüeño.

“Es verdad que los profesores son reticentes a la informática, pero tampoco se les pone fácil. No hay suficientes ordenadores y nadie se ocupa del mantenimiento, así que la mitad no funcionan”, asegura Ángeles Araguz, profesora técnica de FP y tutora del Centro de Formación de formadores de la Comunidad de Madrid. “Para impartir clase de programación tendría que existir un proyecto común de los profesores y que se enseñase en Física o Matemáticas. No hay tiempo para idearlo, como en Finlandia, y cuando se cierra la puerta del aula es el reino del docente”, prosigue esta profesora de un instituto de Vallecas.

Aunque en los centros haya medios, el personal docente no está preparado para acometer la tarea. “Un profesor con conocimientos básicos de informática en dos o tres meses aprende lo que tiene luego que enseñar”, cuantifica De Marcos. Comparte opinión Inés Andrés, profesora de Lengua: “Se están haciendo cosas interesantes, pero es algo nuevo y descoloca. Por eso, yo como consultora resuelvo dudas metodológicas. Aprender de forma autodidacta lleva mucho tiempo”.

En la sala 102 de la Facultad de Informática de la Universidad de Valladolid hay un oasis. Dan las cinco de la tarde y por tercer lunes consecutivo se llena con 18 niños de entre ocho y 13 años que quieren aprender scratch, una aplicación destinada a la creación de juegos para la web mediante una sencilla interfaz gráfica. Muchos no llegan al perchero y los monitores les ayudan a colgar el anorak. Cargan con un portátil desde casa, a veces tan pesado que les hace trastabillar. Todo normal y corriente hasta que abren la boca, mostrando una curiosidad inmensa y envidiable por todo lo que les rodea. Aquí adquirirán conocimientos que podrían servirles para crear los nuevos Google, Twitter o Zynga.

programar2

Los 18 pequeños se sientan en unas mesas hexagonales y despliegan sus ordenadores. “Son niños y necesitan por lo menos un metro de espacio. Mucho más que un adulto, porque no se sientan bien”, explica con media sonrisa Belén Palop, la coordinadora de este curso de scratch, el sistema de programación infantil ideado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Efectivamente, están desparramados y ansiosos por empezar. Viven pensando en el lunes, el día que se entienden con niños que hablan el mismo lenguaje que ellos. Cada vez en más ciudades españolas se convocan masivos encuentros de estos locos por el scratch.

Aquí tienes el primer vídeo explicativo para padres de esta herramienta Scratch

Lo primero es tener claro qué tipo de programa se quiere crear: narrativo o videojuego. Casi la totalidad se decanta por este último. “Quizá a las chicas —sólo hay tres— les gusten más las historias, pero a la hora de manejar el scratch no hay diferencias”, diferencia Palop. Seguidamente hay que plasmar en un papel A3 la idea a desarrollar en el ordenador. Se establece entonces un “compromiso” que los niños, dispersos como todos en la infancia, intentan saltarse. Por eso los dos monitores y Palop les remiten todo el tiempo a su planteamiento original que suele titularse Super Mario. Ansiosos dibujan y entran en scratch, que es en español y gratuito. Su lema se repite hasta la saciedad: “Imagina, programa y comparte historias, música, juegos y arte”.

Dibujan en la Red sus personajes y, añadiendo órdenes muy sencillas, estos monigotes empiezan a tener autonomía y movilidad. “Cuando consiguen pintar un simple punto o hacer que el gato maúlle, se emocionan”, dice Palop. Scratch se puede usar desde los seis o siete años, pero en este taller no admiten a estos menores porque necesitan la atención constante de un adulto. Casi todos son hijos de informáticos o hijos de padres sensibles a sus enormes ganas de aprender. “Mi hijo quería aprender a programar desde hace dos años. Yo, que soy informática, le enseñé a hacer páginas web, pero él quería también animaciones. Es muy curioso a sus 10 años. De mayor quiere ser ingeniero de montañas rusas y las diseña con un programa”, sostiene orgullosa Alicia Novo, madre de Daniel.

“No es solo que aprendan a programar, sino que desarrollan una mente lógica que les va a venir bien para cualquier faceta de la vida”, subraya Palop. A María Vegas, madre de Sabino, y a la de Daniel las convence que sus hijos trabajen en un proyecto en equipo, algo poco usual en las aulas, que convivan con chicos de otras edades sin complejos y, sobre todo, que durante unas horas se sientan entre iguales. “Me encanta que mi hijo no entre en Internet por las redes sociales, sino para mirar en YouTube un vídeo sobre parques de atracciones o seguir tutoriales”, explica Novo. Con el proyecto concluido, escriben un cuento con el proceso y, orgullosos, lo exponen a sus compañeros que no pierden el hilo. “Es increíble su desparpajo. No les cuesta hacerlo, cuando hay alumnos míos que lo primero que cuentan en público es su proyecto de fin de carrera”. También se asombra Pablo Espeso, uno de los monitores: “Entienden algoritmos que nosotros en primero de Informática desconocíamos. Matemática pura que ellos aplican naturalmente porque es más sencilla de lo que parece”. No cree que los niños lleguen a aburrirse: “Las posibilidades son infinitas. En informática hay pocas cosas que dominen del todo”.

Espeso pone a David Martín, de 13 años, como ejemplo de precocidad. Tímido, le cuesta reconocer que tiene ciertos conocimientos de Java. “Me interesé por Internet y sigo viendo tutoriales”. A su lado, Sabino Codesal, de 12 años, se acerca al micro de su portátil para grabar la banda sonora de su videojuego. Pide silencio a la concurrencia y tararea una melodía que recuerda a la Indiana Jones. Se comporta como el niño que es, por eso sorprende saber que en sus ratos libres estudia Alice, un sistema para hacer animaciones y escenarios en 3D.

Si el scratch deja con la boca abierta, ¿qué decir del mundo de la robótica que suena ya a ciencia ficción en manos de mini-hombrecitos? A ello se dedica el ingeniero en Telecomunicaciones Toni Ferraté, quien aburrido de programar para empresas en 2007 fundó Ro-botica, una tienda online y con sede física en Barcelona. “No se trata de aprender robótica, sino de aprender con robótica. Trasteando con el ordenador aprenden de los errores y de los aciertos de los demás compañeros y se reduce el fracaso escolar. El profesor adquiere un rol más de facilitador, guía, inspirador”, precisa. De esta forma, estos niños hipermotivados descubren la programación al controlar dispositivos reales de entrada y salida, física (energías, fuerza y velocidad) y conceptos matemáticos (trigonometría, geometría). “Si en el aula te dan una clase magistral llena de fórmulas ni entiendes ni recuerdas lo que te han contado. Sin embargo, con el robot entiendes la aceleración o la inercia. Nosotros hacemos materiales que expliquen los fenómenos físicos”, remarca Ferraté. Incluso, asegura, “coges un episodio histórico, lo recreas virtualmente y luego lo pasas al mundo real con los robots”.

Ferraté organiza talleres para profesores de infantil a la Universidad, asesora en el aula y monta competiciones de robótica. “Paradójicamente, cuando más se necesitan informáticos menos vocaciones hay. Antes éramos 200 en clase. Ahora son 20”. La comunidad universitaria es menor, pero es evidente que ha decrecido el interés en todo el Mundo. La fundación Code.org reclama la formación de más ingenieros de software. Sólo, cuantifican, lo son el 2,4% de los graduados hoy en su país —un porcentaje más bajo que hace una década— y tienen el doble de posibilidades de encontrar trabajo que la media universitaria.

Es indiscutible que al sector informático no ha afectado tanto el paro en España. “Tengo amigos que han perdido el trabajo y en pocos días les sale algo nuevo. Las empresas cierran pero enseguida hay alguien que les llama. Desde hace cinco años vivimos rodeados de programas. En los indicadores del coche, Instagram en el móvil, contenidos interactivos en la TDT…”, opina Juan Corzo, que vive en Valladolid.

“Cada vez más profesiones obligan a tener conocimientos de programación: la biogenética, las artes gráficas, el mundo empresarial… Así que la Informática se debería incluir en secundaria, en especial para los de ciencia y arte”, propone de Marcos. Por eso el pequeño Sabino, a quien nada ni nadie le retiene, lo tiene claro: “Cuando sea mayor quiero dedicarme a la biorobótica. Necesito aprender programación para hacer nanorobots y trabajar con células madre”.

Se integre o no la programación en clase, nadie pone en duda estas palabras del pensador chino Confucio (551-478 a. C.): “Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí”.

Después de este contraste de opiniones, terminamos con lo que opinan algunos de las personas más creativas del planeta que nos han proporcionado algunas de las herramientas que usamos a diario (Windows, Twitter, Dropbox, etc.)

Programas y robots

 

Scratch. Desarrollado por el MIT, permite contar historias, música o arte con un lenguaje muy fácil.

Small Basic. De Microsoft. Enseña a programar mediante código simplificado.

Alice. De la Universidad Carnegie Mellon. Es un sistema de programación 3D para crear animaciones.

Kodu. Un software de creación de videojuegos para niños adaptado al PC.

Bee-Bot. Para enseñar lenguaje direccional, a contar historias y programación desde los tres años.

Lego WeDo. Ideal para contar historias y cuentos construyendo modelos con sensores simples y un motor.

Ollo. Nuevo sistema para construir robots con muñecos y radiocontroles.

Arduino para robots. Placas para construir máquinas con sistemas y programarlas.

Fischertechnik.Un sistema de robótica integral y progresivo que puede empezar a utilizarse a los siete años.

Lo que preocupa a Obama

obama

Con un tono de campaña electoral —del que parece que el presidente no es capaz de desprenderse tres meses después de ganadaobama1s las elecciones—, Barack Obama ha realizado hoy un discurso en un centro educativo de Georgia para comenzar a publicitar su ambiciosa propuesta de extender la educación hasta las edades más tempranas en familias con ingresos medios y bajos. Como manifestó el presidente durante su discurso del estado de la Unión el pasado martes, la inversión en la educación desde los tres y los cuatro años acaba traduciéndose en un crecimiento económico beneficioso para todo el país.

“Cada dólar que invertimos en educación de calidad en preescolar puede hacer ahorrar siete dólares en el futuro”, ha dicho el mandatario en un centro recreativo de Decatur (Georgia),

¿Sorprende? La noticia es de hace pocos días (El País – 14/02/2013).  Estas declaraciones del Presidente de EE.UU. son parte de su plan para “revivir una clase media golpeada por la crisis económica”,  lo que ha denominado en su Discurso de Estado de la Unión del pasado día 13 (El País- 13/02/2013).

Pero esto es sólo una de las medidas propuestas en materia de educación. Hay más. Destacamos las más relacionadas con nuestras tareas profesionales:

  • Educación preescolar universal de alta calidad. El presidente ha propuesto un plan de ayuda económica a todos los Estados para que se garantice la escolarización de calidad de los niños de cuatro años y que promueva la ampliación de los horarios de apertura de las guarderías.
  • Cuerpo de profesores de élite en los campos de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Obama quiere que el Congreso destine nuevos recursos económicos para crear un cuerpo de profesores de élite que reclute a los 10.000 profesores más brillantes en las asignaturas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas para mejorar la enseñanza de estas materias en las escuelas.
  • Reforma del sistema de educación secundaria. El presidente quiere transformar el actual sistema educativo de los institutos [high schools] y para poner el énfasis en una educación menos teórica y de carácter más práctico enfocada a preparar a los alumnos para “la vida real”. El plan de Obama recompensará a los centros que desarrollen acuerdos de colaboración con Universidades y empresas y que ofrezcan asignaturas de Ciencia, Tecnología e Ingeniería. La propuesta incluye reformar el sistema de inversión, destinando los recursos hacia carreras tecnológicas que se ajusten a la demanda laboral.
  • Formación profesional. La Casa Blanca incluirá en su presupuesto una ayuda de 8.000 millones de dólares para las Universidades que ofrecen una formación profesional específica destinada al mercado de trabajo.

Muy bien. Estados Unidos no está pasando su mejor momentos que digamos.

obama2

¿Han oído ustedes que en la crisis española se hable en algún momento de invertir más en educación para preparar el futuro? Yo no.

Si consultas la 15M-pedia, el listado de recortes en educación abarca las siguientes áreas:

  • Aumento del ratio de alumnos por clase.[17]
  • Cierre de bibliotecas.[18][19][20]
  • Eliminación de becas y ayudas:
    • Libros.[21]
    • Residencia para buenos estudiantes y estudiantes sin recursos.[22]
  • Cambio de condiciones en las becas.[23]
  • Repago en Formación Profesional (FP).[24]
  • Recortes en profesores.[25][26][27][28]
  • Reducción de becas erasmus.[29]
  • Subida de tasas universitarias.
  • Subida del precio de las guarderías.[30]
  • No cubrir las bajas de los profesores de menos de dos semanas.[17]
  • Menos ramas en los institutos.[17]

Poco más que decir. Siempre me han gustado cosas de Estados Unidos. Su presidente mucho.

La chirigota “Contigo aprendí”

Esta chirigota del Carnaval de Cádiz 2013 está centrada alrededor del mundo de la educación. Sinceramente los disfraces son de fábula, y las letras y la gracias…¡no se puee aguantaá, pischaa!

¡¡A disfrutarlo!!

Charla para 5º y 6º sobre el acoso escolar

Durante el mes de enero, el alumnado de quinto de primaria ha recibido dos charlas: una sobre los peligros de internet y otra sobre acoso escolar.

Estas charlas han sido impartidas por Luz María, agente de la guardia civil de Tacoronte.

La primera sobre los peligros de internet. Les dejó claro que no todo es transparente en las redes, que sean desconfiados con los extraños, sobretodo, con aquellos que quieren ser nuestros amigos. También nos habló de lo que son delitos, de la pronografía infantil, ciber acoso, de la subida de imágenes,….

La segunda sobre el acoso escolar, ¿qué es?, tipos, clases, efectos  en el alumnado.

Les adjunto un video que bastante interensante sobre el acoso escolar, o también conocido como bulling.


Si crees que te encuentras en alguno de los casos, puedes informar a tu tutor o a tus padres.