BREVE DESCRIPCIÓN E HISTORIA DEL COLEGIO

El CEIP Pedro Lezcano está situado en el populoso  barrio de Jinámar, de la ciudad de Telde, Gran Canaria.

Inaugurado en 1985, el Centro cuenta con una plantilla de unas  30 personas (docentes y no docentes) que atienden a algo más de 300 alumnos, desde los 3 a los 12 años.

Su nombre es un permanente homenaje al que fuera Presidente del Cabildo de Gran Canaria  y Premio Canarias de Literatura, Pedro Lezcano Montalvo, fallecido en Septiembre de 2002.

  • Biografía y obra
Nacido en Madrid en 1920, vive en Las Palmas de Gran Canaria desde niño, y cursa estudios universitarios en La Laguna y Madrid. Casado, padre de cuatro hijos, comparte su pasión por la Literatura y la Poesía con el ajedrez, deporte del que llegó a ser un destacado maestro.
Sobresale en su actividad como impresor, editor, actor y Director del Teatro Insular de Cámara. Licenciado en Filosofía y Letras, obtiene el Premio Canarias de Literatura en 1989.
Es hijo adoptivo de la isla de Gran Canaria, de su capital y de Santa Brígida, así como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
Políticamente ejerció como diputado regional, Presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria y consejero de Educación de dicha corporación.Su muerte se produce el 10 de Septiembre de 2002 en Las Palmas de Gran Canaria, a los 82 años.De su obra en prosa hay que destacar La ruleta del Sur (1956), Desconfianza (1945), Diario de una mosca (1994) y Cuentos sin geografía y otras narraciones (1968). De su obra poética quizás sean La Maleta y Consejo de Pazlas más conocidas, pero también hay que mencionar libros como Cinco Poemas (1944), Romancero canario (1946), Paloma o herramienta (1989) y Romance del tiempo (1950).Y, por su carácter entrañable y cercano, no podemos olvidarnos del poema en la inauguración del colegio que lleva con orgullo su nombre.

  • Poema en la inauguración del Colegio

Jamás imaginé ver mi apellido
en una placa impreso,
que no fuera en la última morada
en donde todos nos veremos.

Pero sobre este manantial de vida,
humano semillero
de una escuela, jamás pude soñarlo
ni en el más ilusorio de los sueños.

Hoy no quiero vestir de ceremonia
mi reconocimiento.
Cualquier modestia es fatuidad ahora.
Quiero pasar el trance sonriendo.

Veo pasar los años y los niños,
desfilando en el tiempo.
El barrio de Jinámar tendrá parques,
agua diaria y luz, limpios comercios.
Los niños bajarán como torrentes
ruidosos, saltarines, risueños.
Y al pasar la fachada
de este hermoso colegio,
me mirarán con cierta antipatía,
subido a este letrero,
símbolo del estudio que comienza
donde termina el juego.

Algún niño, curioso,
preguntará al maestro
si el hombre que rotula el edificio
es la firma del dueño.
Y dirá el Profesor: éste es el nombre
de un señor que hacía versos.

Y pasarán más años y más niños.
Y alguno, descontento
después de vacaciones, con los ojos
nublados aún de sueño,
de una buena pedrada echará abajo
mi apellido paterno.

Y quedará colegio Pedro, a secas.
¿Quién será este don Pedro?
Y el profesor, rascando su cabeza,
contestará, perplejo:
Yo lo sabía antes,
pero no me acuerdo.

Y el profesor consultará más tarde
al director del Centro,
y acordarán complementar la placa
poniendo Pedro Crespo,
u otro nombre que inspire a los muchachos
el debido respeto.

PEDRO LEZCANO MONTALVO, Septiembre/1985

  •  En el X Aniversario del Colegio

Curso 1995/96. El Colegio cumple diez años. Pedro Lezcano participa en las actividades organizadas para celebrarlo.

En la imagen, el poeta y el Claustro de Profesores.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.