CARRERA SOLIDARIA CON MOTIVO DEL DÍA DE LA PAZ

Como llevamos haciendo desde hace unos cuantos años, el Centro ha organizado una carrera solidaria con motivo del día de la Paz, que celebramos el viernes 31 de enero en las inmediaciones del colegio.

El objetivo de la carrera era recaudar dinero para una organización benéfica, resultando escogida la Fundación de Vicente Ferrer y, más concretamente su campaña “Bicicletas con poder”, cuya misión es evitar que las niñas y adolescentes de la India abandonen la escuela. A través de esta campaña se les proporciona una bicicleta para que puedan desplazarse hacia los centros de forma rápida y segura, ayudándolas por tanto a recortar distancias y protegiéndolas de los asaltos sexuales.

         
          Desde el Centro todo el profesorado se ha involucrado en la campaña, trabajándola con el alumnado a través de vídeos que les han permitido conocer la realidad de las niñas de la India y ponerse en su lugar. Fue tanto lo que empatizaron, que algunos alumnos/as llegaron a ofrecer sus propias bicicletas.
        
 
  Además de esto, cada clase coloreó distintos “Rangolis”, que son típicos de la India y muy similares a los Mandalas. Con ellos se confeccionaron diferentes murales con los que se decoró el exterior del Colegio por donde transcurría la carrera y que consiguieron dar un toque de color y alegría.
         
       El ambiente vivido ese día fue muy bonito, pues todos los miembros de la comunidad educativa estaban implicados (alumnado, familias, profesorado y personal no docente). Además, el día resultó especialmente emotivo porque la carrera supuso un homenaje a nuestra compañera Flora, una maestra del colegio recientemente fallecida y muy querida por todos. De hecho, comenzamos el acto con un poema dedicado a ella que leyó la directora, la cual hizo pública la decisión del claustro de que las futuras carreras solidarias que se organicen lleven su nombre. Asimismo, algunos exalumnos de esta amada maestra le dirigieron unas tiernas palabras.
           
             Sin duda alguna nuestra carrera solidaria se convirtió en un acto mágico y emotivo con el que se lograron plantar algunas semillas, pues como decía la canción escogida ese día “No queremos guerra, queremos flores, queremos que la gente mueva sus corazones”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: