Mi día en Vallehermoso

La excursión a Vallehermoso:

Se preparó una excursión el día 23 de octubre con 3º y 4º de la E.S.O para visitar la bodega de vinos de Vallehermoso y continuando la visita aprovechar de la piscina pública del municipio. Nos acompañaron los profesores: Rogelio, profesor de matemáticas; José Carlos, de biología y física y química; Y Cristóbal, el profesor de educación física ya que la excursión se iba a complementar con una caminata por todo el barranco de Vallerhermoso hasta llegar a la piscina.

Cuando llegamos al municipio nos recibieron en la bodega una señora, un experto en vinos y un ayudante. Antes de entrar nos sacamos una foto todo el grupo

Imagen1

y luego nos dieron una pequeñísima charla sobre lo que íbamos a hablar y ver en la vinícola, ya en ese momento en el que estábamos en la puerta de la entrada de la fábrica se olía  fuertemente el vino pero nos fuimos acostumbrando al olor medida que pasaba el tiempo. Después nos fueron mostrando todas las maquinarias por las que pasaba y se iba procesando la uva, a continuación nos dieron a oler vino tinto y vino blanco. << La verdad es que a mí los dos me olían a lo mismo, sidra>> posiblemente era porque ese vino no estaba completamente fermentado. Nos terminaron de explicar todo lo demás como el embotellamiento y como se mide el grado de alcohol que deben y tienen los vinos… También vimos el frigorífico donde suelen guardar las uvas pero en ese momento este estaba vacío.

Ya habíamos terminado en la fábrica pero todavía teníamos que ir a la empresa o los despachos de los dueños o socios de la bodega que estaba un poco lejos.

Imagen3

Allí nos dieron una charla de cómo está la situación de la vinícola en la Gomera, también vimos un pequeño laboratorio en el que supongo se mide y se experimenta con el vino. Para finalizar hicimos un cuestionarios sobre el aroma de los vinos para saber si éramos buenos catadores.

De ahí fuimos a la terminal de guaguas donde nos paramos a desayunar, estuvimos como unos 20 minutos y seguimos caminando por el barranco hasta donde pudimos ya que no se podía; terminamos llegando a la piscina por la carretera general. La verdad es que a todos se nos hizo un camino interminable, unos íbamos adelante y los demás atrás  por este motivo los primeros tenían que esperar al resto del grupo y retrasar la llegada a la piscina. Queríamos correr pero los profesores no nos dejaban…

En la piscina todos nos metimos enseguida al agua menos los profes: Cristóbal y Rogelio que se quedaron desconsolados. Nos ayudó el tiempo ya que hacía un día  radiante de sol. Nos lo pasamos genial tirándonos, compitiendo…

¡YO REPETIRÍA!

ELABORADO POR:

ADRIANA CABELLO CRUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *