CERVANTES Y EL QUIJOTE 2015/2016

En el mes de abril de 1616 fallecía por causas naturales, a los 68 años de edad, Miguel de Cervantes Saavedra, en su domicilio particular perteneciente a la hoy conocida como Casa de Cervantes, situada en la esquina entre las madrileñas calles León y Francos (actuales calles León y Cervantes), en el conocido Barrio de las Musas o Barrio de las Letras. Pocos días después era enterrado en ese mismo barrio del Madrid de los Austrias, en la primitiva Iglesia del entonces joven Convento de las Trinitarias Descalzas de San Ildefonso.

Soldado, novelista, poeta y dramaturgo español, Cervantes, es sin lugar a dudas uno de los máximos exponentes del siglo de oro español. Mundialmente conocido por su obra maestra, el ingenioso hidalgo caballero Don Quijote de la Mancha –calificada por numerosos especialistas como la primera novela moderna–, es autor todavía hoy, cuatro siglos después, de una de las novelas más editadas, traducidas y conocidas de la literatura mundial.

14262952301444

Pero, más allá de «El Quijote», Miguel de Cervantes, del que se celebra en 2016 el IV Centenario de su muerte, es autor de una prolija y portentosa obra literaria. Así, junto a la poesía cervantina –recuérdense las justas poéticas que ganó en Zaragoza o su «Viaje al Parnaso»–, Miguel de Cervantes destaca sobre todo como autor por su obra novelística y dramatúrgica. Así, son conocidas, entre sus novelas, «La Galatea», «Los trabajos de Persiles y Segismunda» y, por supuesto, sus Novelas ejemplares, cuya relación completa sería prolijo enumerar. Baste recordar, como muestra, sus obras «Rinconete y Cortadillo», «El licenciado Vidriera», «La ilustre fregona», o «El coloquio de los perros», por sólo citar algunas. No menos extensa es la obra teatral cervantina: no sólo escribió diversos entremeses –«El retablo de las maravillas», «El rufián viudo», «La guarda cuidadosa», «El viejo celoso», etc.–, sino también un número considerable de comedias, de entre las que cabe citar, a título de ejemplo, «Los baños de Argel», «El gallardo español», «La gran sultana», «El laberinto de amor», o «Pedro de Urdemalas».

A efectos de celebrar el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, se ha considerado oportuno constituir una Comisión Nacional, que se configura como un órgano colegiado interministerial de la Administración General del Estado, cuyo Presidente tiene rango superior al de Director General, y cuya creación debe revestir la forma de real decreto, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 40 de la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado.

Por otra parte, se pone de manifiesto que según la disposición quincuagésima cuarta de la Ley 36/2014, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015, la celebración del «IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes» tiene la consideración de acontecimiento de excepcional interés público a los efectos de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo. La duración del programa de apoyo a este acontecimiento abarcará desde el 1 de enero de 2015 hasta el 30 de junio de 2017.