Área TIC·Pensamiento Computacional·Sin categoría

El Pensamiento Computacional en el resto de Europa y España

El panorama del Pensamiento Computacional en otros países y en otras comunidades de España se plantea a grandes rasgos en dos líneas. La primera, es el caso claro de Inglaterra, que han creado una asignatura denominada “computación”, al sustituir en 2014 la antigua asignatura ICT, en la que la ofimática tenía un papel protagonista, de la que los compañeros de la comunidad Programamos en un artículo ofrecen un análisis de sus contenidos en este enlace: análisis de sus contenidos.

Esta asignatura se imparte de forma obligatoria desde primero de primaria.

¿Qué resultados han obtenido en estos primeros años? Pues bien, un estudio de  la Universidad de Roehampton, elaborado por el equipo de Miles Berry, una de las personas más influyentes de la iniciativa Computing At Schools, resalta una serie de cifras que no son muy alentadoras. Entre otros datos muy preocupantes, el informe revela que “aunque Computing es una asignatura que todas las escuelas deberían ofrecer en todas las etapas escolares, no se continúa en GCSE ni en A level. Tan solo un mínimo porcentaje de estudiantes eligen, o tienen la opción de elegir, hacer este examen en GCSE (5.5%) o A level (1.7%)”.

Este informe ha tenido una repercusión importante en los medios británicos (BBC, SW) y ha puesto de manifiesto un problema que los docentes llevan denunciando desde los años previos a la implantación de la nueva asignatura: los docentes necesitan formación de calidad para poder impartir esta asignatura con garantías.

Bob Harrison, miembro del grupo asesor UK Forum for Computing Education, cree que “se ha partido de unos supuestos muy ingenuos y se han generado unas expectativas irreales” desde el Departamento de Educación, donde pensaban que los maestros y los antiguos profesores de ICT podrían impartir directamente la nueva asignatura Computing.

Este fue precisamente uno de los grandes problemas que se encontró LOGO, el lenguaje de programación pensado para su uso en las escuelas que desarrollaron Seymour Papert, Wallace Feurzeig, Daniel Bobrow y Cynthia Solomon por los años 80.

La segunda línea es la que encontramos en países europeos como Estonia y Finlandia.

En su caso Estonia fue el primer país Europeo que comenzó a llevar la programación a las aulas de la educación primaria. No obstante, en lugar de crear una nueva asignatura específica, como es el caso de Inglaterra, en Estonia defienden que la programación debe ser un recurso para el aprendizaje de otras materias. En el año 2012 crearon la iniciativa ProgeTiger, coordinada por la Fundación Informática para la Educación (HITSA) en colaboración con el Ministerio de Educación e Investigación, para dar soporte a los docentes que quisiera usar la tecnología en sus clases. Entre los objetivos de ProgeTiger se encuentran desarrollar metodologías y métodos sobre cómo integrar la programación en el currículo, ofrecer servicios de información y promoción para docentes y directores de las escuelas, desarrollar materiales de aprendizaje y cursos de formación, apoyar a los tecnólogos educativos, y organizar concursos, seminarios y conferencias. Además, el gobierno ofrece financiación para que las escuelas puedan adquirir el equipamiento necesario para poder introducir la programación y la robótica.

…Entre los objetivos de ProgeTiger se encuentran desarrollar metodologías y métodos sobre cómo integrar la programación en el currículo…

 

Toomas Hendrik, Presidente de Estonia, defendió en el Congreso IEEE Global Engineering Education Conference, que se celebró en Tallin, que la extraordinaria mejora que su país había experimentado en las pruebas PISA se debía en gran medida al uso de la programación como recurso educativo, y animó a todos los países participantes a seguir este camino.

Finlandia ha mantenido un enfoque más pausado que otros países con respecto a la introducción de la programación. Si bien en 2014 ya tenían un nuevo curriculum en el que se incluyó la programación, esta nueva normativa no entró en funcionamiento hasta el este pasado septiembre de 2016, de manera que centros educativos y docentes tuvieran dos años para prepararse para el nuevo curriculum.

Además las universidades finlandesas ya están incluyendo la programación en los programas de formación de los futuros ma
estros y profesores.

Además la programación  y el pensamiento computacional es obligatoria para todos los estudiantes, desde primero de primaria y hasta el último curso de secundaria, pero tampoco han creado una asignatura específica sobre programación. Lo que han hecho ha sido incluir estos contenidos en diferentes áreas, de forma especial en matemáticas, con el objetivo de que la programación sea un recurso para la adquisición de las competencias transversales del curriculum, como aprender a aprender, competencia cultural, multi-alfabetización o emprendimiento.

Tras ver lo que sucede en estos países ¿qué panorama tenemos en casa? Pues existen tres experiencias bien conocidas, las de Navarra , Castilla la Mancha y Madrid.

En Navarra, están haciendo una fuerte apuesta por el pensamiento computacional, incluyéndolo en su currículo y creando un portal dedicado a la “Creative Computing” (Informática Creativa) desarrollada por el equipo de Karen Brennan, de la Universidad de Harvard. Para verlo puedes pinchar aquí, en este enlace también encontrarás un curso muy completo de scracht.

En su caso han incluido la programación en primer lugar en el área de matemáticas en el bloque de PROCESOS, MÉTODOS Y ACTITUDES EN MATEMÁTICAS, de los niveles de 4º y 5º de primaria. Pero a la vez  hacen mención a que la programación debe trabajarse de manera transversal en la etapa de primaria. Puedes pinchar aquí para ver el documento, “Programar para aprender: orientaciones para el profesorado de Primaria”. En el se explica claramente el enfoque de la programación en primaria.

En la comunidad de Castilla al Mancha y Madrid, han optado por crear  asignaturas en la etapa de secundaria. En Castilla la Mancha se denomina “Tecnología Creativa” y en Madrid “Tecnología, programación y robótica“. En ambos casos se han apoyado en el equipo de Educación de la empresa BQ. Para ver el desarrollo de las propuestas de contenidos de las mismas puedes pinchar sus nombres.

En resumen, la clave del desarrollo del pensamiento computacional radica en una apuesta por parte de las instituciones y por la formación de los docentes.

 

Fuentes consultadas:

Currículo de las comunidades autónomas de Madrid, Castilla la Mancha y Navarra, Comunidad Programamos, Web DIWO de la empresa BQ y formación recibida por el INTEF en los cursos de Verano de 2016.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *