eco escuela 2.0 | Acceder

Aprendemos con papiroflexia


La papiroflexia u origami es el arte de hacer distintas figuras sólo usando el papel y nuestros dedos para doblarlo. Durante el segundo trimestre empecé a trabajarlo con mis alumnos de segundo de primaria en el área de Educación Plástica y Visual. Lo primero que hice fue explicarles lo que íbamos a hacer y cómo […]

Autor: «Mª del Carmen Pérez Rizo (CEIP Almácigo)» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 20 Jun, 2011 en Experiencias (Revista III), Revista III | 0 comentarios

La papiroflexia u origami es el arte de hacer distintas figuras sólo usando el papel y nuestros dedos para doblarlo.

Durante el segundo trimestre empecé a trabajarlo con mis alumnos de segundo de primaria en el área de Educación Plástica y Visual. Lo primero que hice fue explicarles lo que íbamos a hacer y cómo se llama ese arte, algo que despertó curiosidad y palabra que no han olvidado, pues cada día me recuerdan que debemos hacer papiroflexia. Al principio pensé que eso iba a ser difícil, ya que son pequeños y no los veía muy habilidosos con sus dedos para conseguir doblar una de las circulares que muchas veces se les entrega para llevar a casa. Sin embargo me llevé una sorpresa, pues a los alumnos les gusta y les parece algo diferente.Para ello utilizamos hojas de revista o cogemos de las fotocopias que siempre sobran y no se utilizan, con lo que contribuimos a reutilizar.

Lo primero que les enseñé fue a sacar un cuadrado de un folio, cortándolo sin usar tijeras. Luego hicimos un gorro, a partir de ahí otro día hicimos un barco, un avión,… Después de hechas las figuras, se colorean y decoran a su gusto.

Con esta actividad se está trabajando:

  • Vocabulario.
  • Expresión lingüística (cuando ellos ayudan a un compañero y tienen que explicarle los pasos a seguir).
  • Conceptos matemáticos: derecha-izquierda, simetría, figuras básicas (cuadrado, rectángulo, triángulo), lado, vértice, diagonal, mitad,…ayudando a entender mejor la geometría.
  • Memorización: cuando consiguen hacer una figura, están memorizando una serie de pasos para posteriormente repetir para otras figuras.
  • Precisión manual y gusto por lo bien hecho: hay algunos niños que les cuesta doblar el papel haciendo coincidir los cuatro vértices, y con la papiroflexia, como hay que ser precisos, y saben que van a obtener un producto final importante para ellos, se esmeran por hacerlo cada vez mejor, lo que les ayuda en el fortalecimiento de su autoestima, creando sus propias figuras.
  • Afán de superación, y si no ahí está ese compañero que le puede echar una mano, por lo tanto se fomenta el compañerismo.

Con la papiroflexia consiguen ser más hábiles, mejoran la coordinación, la motricidad fina, les enseña a pensar, a seguir unos pasos, unas instrucciones, despierta interés, cuando consiguen hacer una figura quieren saber cómo se hace otra.

Bajo mi experiencia creo que sería ventajoso para el alumnado trabajarlo desde edades tempranas, ya que aporta muchos beneficios.

Barcos de papel decorados

Deja tu comentario