eco escuela 2.0 | Acceder

Mis amigos los vegetales y yo en el huerto de Infantil y Primaria


El artículo que voy a presentarles cuenta una de las experiencias más gratas que he tenido en mi centro, el CEIP Feliciano Hernández García durante este curso. En septiembre se me asignó la coordinación del Huerto del Centro. Nos incluimos dentro de la Red de Huertos escolares del Cabildo, y nos enviaron un becario para […]

Autor: «Lilia María Pérez Gil (Santiago del Teide)» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 20 Jun, 2011 en Experiencias (Revista III), Revista III | 0 comentarios

El artículo que voy a presentarles cuenta una de las experiencias más gratas que he tenido en mi centro, el CEIP Feliciano Hernández García durante este curso. En septiembre se me asignó la coordinación del Huerto del Centro. Nos incluimos dentro de la Red de Huertos escolares del Cabildo, y nos enviaron un becario para ayudarnos en el trabajo del huerto dos horas cada quince días. La verdad es que estaba un poco preocupada a la vez que ilusionada con la idea de llevar a cabo este proyecto.

Comenzamos organizando el trabajo en el huerto que ya tenía el centro. Lo primero que se hizo fue establecer el jueves como Día del Huerto en el que los alumnos se dedicaban a todas las labores relacionadas con el mismo. Además quedaba algo de la cosecha del año anterior que se seguía recogiendo (acelgas, coles,..) y se comenzaba también a preparar el terreno. A este huerto acudía todo el alumnado del centro, desde Infantil hasta Tercer ciclo.


En el patio de Infantil tenían una zona de arena bastante amplia para jugar los alumnos. El problema es que cuando hacía viento toda esa arena desaparecía y quedaba a la vista la zahorra y piedras que estaban debajo, creando un problema en los recreos, porque los niños se podían hacer daño con ellas. Por este motivo, se me ocurrió cogerla y prepararla para crear un huerto para el alumnado de Infantil. La idea gustó mucho al alumnado y al profesorado, así que nos pusimos en marcha con ella. Se llamó al Ayuntamiento para solicitarles una toma de agua para poder regar las plantas que se sembraran, así como tierra y abono para poder cultivar. En unos días tuvimos nuestro huerto creado. También el centro colaboró comprando cubos, rastrillos, … y el APA también colaboró con dos sachos. Lo primero que hicieron los alumnos de Infantil, en colaboración con algunos de primaria, fue recoger todas las piedras que había. Cuando se hubo limpiado todo, hicimos los canteros en altura, en colaboración con el becario del Cabildo.

Esta tarea nos llevó varias horas, pero valió la pena. Los canteros quedaron bien delimitados para el alumnado de Infantil. Después se compraron diferentes plantas aromáticas y medicinales (lavanda, manzanilla, menta-poleo, salvia, romero, freseros, …) que sembraron cada uno de los niños.


Una madre aportó una cantidad importante de acelgas para poder dejar sembrados el resto de los canteros. Finalmente quedó el huerto sembrado casi en su totalidad.


Los alumnos de Infantil son los que llevan el mantenimiento del mismo (regar, quitar hierbas,…) y los más importante es que estas actividades se realizan, en su mayoría en el horario del recreo, por lo que han cambiado los juegos por la atención a su Huerto.


El Huerto de Primaria, que así ha pasado a llamarse, está siendo mantenido por este alumnado. También ha sido plantado por ellos con plantas aromáticas y medicinales (salvia, menta-poleo, romero, freseros, berros, pimientos,…), aunque tiene otro tipo de plantas y árboles (almendro, damasco, plataneras, papayero, pino canario,…).


Por otro lado, se ha traído un compostador (recipiente circular que se utiliza para elaborar el compost). Dentro tenemos unas lombrices que son las encargadas de elaborarlo. Los alumnos son los que las alimentan.


La experiencia de llevar a cabo esta serie de acciones con los alumnos ha sido del todo gratificante, porque ellos han disfrutado mucho trabajando en el huerto, hasta el punto de entristecerse los días que, por las lluvias no se podía acudir.

Deja tu comentario