eco escuela 2.0 | Acceder

Editorial Revista III


No debemos pensar solo en el mundo que dejamos a nuestros niños, sino en los niños que dejamos en nuestro mundo. (Jorge Semprún). 14400 No es la cifra mágica que decodifica la cerradura del tesoro de los piratas, no sé si del Mar Caribe o del Atlántico, tampoco es el resultado de una operación atávica, […]

Autor: «Avelino Ramos Quintana» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 21 Jun, 2011 en Revista III | 2 comentarios

No debemos pensar solo en el mundo que dejamos a nuestros niños, sino en los niños que dejamos en nuestro mundo. (Jorge Semprún).

14400

No es la cifra mágica que decodifica la cerradura del tesoro de los piratas, no sé si del Mar Caribe o del Atlántico, tampoco es el resultado de una operación atávica, compleja, ni los argumentos necesarios para alcanzar la felicidad, no es Utopía expresada en número, tampoco acaso la solución a una adivinanza, y, obviamente tampoco es la cuantificación de políticos en escena durante unas elecciones, ni tan siquiera el código postal de Ciudad Invisible,  simplemente es el horario escolar (es verdad que aproximado, siempre hay imprevistos que hace fluctuar la cantidad, pero en verdad, es un número redondo, casi de alquimista) que el alumnado desarrolla en los colegios públicos, es la vida a través de pupitres, pizarras, tizas, ordenadores y rotuladores, mesas y sillas, convivencia, ilusión y esperanza, es la antesala de las vacaciones, del disfrute y de la ausencia, es la interacción (por una vez) de docente y discente, es la relación inacabada de adultos y niñez, es la esencia de la cultura y de la civilización, es el afán por la superación, es el tiempo inmortal destinado a generar espacios para la supervivencia, es la razón de ser y de estar, es el tiempo en que descubrimos que igual no fue tan importante “bajar del árbol”, y es, a su vez, el mismo instante en que la conciencia de sabiduría nos eleva en este mundo predestinado a morir, es la antigua relación con el Consejo de Ancianos de la tribu, es la trasmisión por excelencia (a pesar de twitter, facebook y email), es compartir experiencia, es esculpir las personalidades y caracteres de nuevas generaciones que, inevitablemente, siempre nos superarán (o por lo menos ese es mi deseo).

14400 es un pretexto, es la excusa perfecta para mejorar, es la ciencia inexacta para preparar la vida, sin que la nota de apto – no apto sea crucial, todos sabemos que las oportunidades no están solo en la superación de fases y cursos, ni en la preparación rígida y encorsetada de un academicismo total, es el acierto y el error día a día de nuestra interacción, es el reto ante las dudas, es la letra de una canción, que mira tú por dónde, nos “sumerge en infinitos campos”(escucha el sitio de mi recreo de A. Vega).

14400 es la utopía hecha realidad, sin más certeza de lo que no se sabe ni conoce, es el folio en blanco donde los primeros garabatos, dan forma a la persona, es mi experiencia con el alumnado, es su experiencia con el docente, es mi forma de rendir un homenaje al alumnado, al profesorado y a todas aquellas instituciones que buscan un mundo mejor.

No hay dos sin tres, podría haber sido  el titular de esta nueva edición de COM-BAS, no solo porque se publica, sino porque significa que continúa y alarga su trayectoria, y porque permanece a pesar de los tiempos difíciles, pero he preferido componer un retazo de la intrahistoria de una época, la del estudiante  a secas, sin más pretensión de valorar el tiempo que pasa en las aulas y con nosotros.

Como siempre la edición, por parte del CEP Isora Tenerife, de esta Revista Digital, responde a la necesidad de difundir aquellas experiencias, innovaciones e investigaciones del profesorado, siendo responsabilidad, de todo tipo, de cada participante de las opiniones vertidas así como del carácter inédito de todos los escritos, declinando el Equipo Pedagógico cualquier relación con los mismos.

Las ilustraciones de la Portada corresponde al logo del Cep utilizado en la wiki de lectura del mismo y han sido donadas por su autor.

Avelino Ramos Quintana (director del CEP Isora Tenerife – mayo de 2011)

2 Comentarios

  1. Enhorabuena por este magnífico número. Felicidades por este gran trabajo y aporte a la comunidad educativa.

    • Muchas gracias por tus palabras? saludos…

Deja tu comentario