eco escuela 2.0 | Acceder

Una empresa en mi escuela


El objetivo era presentar experiencias, metodologías y materiales educativos que posibiliten “el espíritu emprendedor, fomentando actitudes de confianza en uno mismo, sentido crítico, creatividad e iniciativa personal” en fin, objetivos que desarrollen las competencias y capacidades del alumnado de Infantil y de Primaria.

Autor: «Carmen Dolores Armas Hernández» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 29 Jun, 2011 en Experiencias (Revista II), Revista II | 0 comentarios

1.- ¿De dónde surge la idea?

La idea surge de un seminario organizado por la Federación Canaria de Desarrollo Rural, en diciembre de 2004, en el CEP de la Laguna.

El objetivo era presentar experiencias, metodologías y materiales educativos que posibiliten “el espíritu emprendedor, fomentando actitudes de confianza en uno mismo, sentido crítico, creatividad e iniciativa personal” en fin, objetivos que desarrollen las competencias y capacidades del alumnado de Infantil y de  Primaria.

2.- Planteamiento con las familias.

Se hace una reunión general y se informa a las familias del proyecto. Se les explica la idea de formar una cooperativa con el alumnado en clase.

3.- Creación de la empresa.

Nos ponemos en contacto con la Federación y solicitamos los talleres:

-Definición de empresa y todo el proceso de creación.

-Elección de nombre, logotipo, y elección de directiva.

-Uso de libros de registro: cuentas, socios, de actas.

-Creación de estatutos de la empresa, cuota,  formación socios con derechos y obligaciones, carné de socio, recibos de pago

-Publicidad, marketing, técnicas de venta, trato al cliente.

-Envasado y etiquetado de productos.

-Creación y uso de correo electrónico.

-Diseño del puesto de venta, el stand.

-Etc.

Juegos de madera

Tres en raya o tres en cuadro

 

 

 

 

4.- Desarrollo del trabajo.

Se eligió el nombre: “Cooperativa Escolar Almendro en Flor”

Se diseñó el logotipo, se eligieron los productos a vender y comenzó el trabajo.

Los días dedicados a esta tarea, eran los miércoles después  del recreo, en horario de plástica, taller de lengua y matemáticas.

Los productos a elaborar eran juegos de madera: tres en raya o tres en cuadro, tarjetas de papel reciclado,  productos elaborados con almendras: queso de almendras, tortitas de almendras, bolitas de gofio con almendras, truchas con relleno de almendras, almendras, higos de leche, cebollas, ajos y piezas de barro compradas al centro alfarero.

Se consiguió colaboración de las familias para muchos de los trabajos de la empresa y la experiencia fue enriquecedora. Hemos mantenido la empresa durante cuatro años. La valoración que hace el alumnado es bastante positiva, pues, viendo las opiniones, nos damos cuenta hasta qué punto han alcanzado los objetivos previstos.

Tarjetas

Bolitas de gofio

Carné de socio identificador

Puesto de venta en La laguna

Captando clientes

5.-Conclusión general.

La experiencia de haber participado durante cuatro años en este proyecto la considero altamente enriquecedora y productiva, pues nos proporciona nuevas situaciones de aprendizaje en un ambiente de entusiasmo y motivación, donde el alumnado es el verdadero protagonista de su propio desarrollo.

Además, este sistema de trabajo, potencia la capacidad creativa y es una vía de conocimiento innovadora, activa, cercana, integradora y fomenta la actitud emprendedora, permitiendo el trabajo cooperativo, demanda la toma de decisiones conjuntas, el respeto y cumplimiento de los acuerdos y capacita para ser consumidores responsables y comprometidos con el medio ambiente. Todo ello teniendo en cuenta que es un soporte ideal para el desarrollo de valores: cooperación, responsabilidad e iniciativa, donde poder insertar el trabajo  en las Áreas Curriculares.

6.- Fin del proyecto.

De momento el proyecto está aplazado por varias circunstancias:

a) Se cerró la escuela unitaria donde se impartía (Las Manchas).

b) La Federación Canaria de Desarrollo Rural dejó de tener presupuesto para este fin.

7.-Futuro del Proyecto

El proyecto lo pondremos en marcha con el alumnado del nuevo centro, ahora, CEIP Feliciano Hernández García y seguiremos solicitando a la Federación Canaria de Desarrollo Rural su aportación y colaboración.

Carmen Dolores Armas Hernández.
Santiago del Teide

Deja tu comentario