eco escuela 2.0 | Acceder

Autonomía y evaluación formativa en expresión corporal


» Este artículo versa acerca del trabajo llevado a cabo en un centro del sur de Tenerife con el alumnado de 2º de Primaria, en el que se han desarrollado contenidos de expresión corporal, abordándolos desde una metodología activa, para que ellos y ellas participen del proceso de enseñanza-aprendizaje como verdaderos/as protagonistas, favoreciendo así el desarrollo de la creatividad y la autonomía. Se ha desarrollado desde una perspectiva innovadora incluyendo en el proceso la evaluación formativa y un desarrollo curricular basado en competencias. «

Autor: «María J. Marrero Rodríguez. Maestra Especialista en Educación Física» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 8 Jun, 2011 en Artículos (revista 17), Revista 17

INTRODUCCIÓN

Esta iniciativa surge de la necesidad de trabajar contenidos de expresión corporal, desarrollando el currículum de una manera creativa, y rompiendo con la creencia de tener que dirigir a nuestro alumnado en la consecución de los objetivos relacionados con la expresión corporal.

A través de nuestra exposición, pretendemos esclarecer que para que exista realmente un aprendizaje significativo debemos partir de los conocimientos previos de nuestro alumnado y dejar que sean verdaderamente ellos y ellas los/as que se expresen y den sentido a los contenidos y les den forma mediante su creatividad.

Todo esto cobra sentido a través del trabajo partiendo de una metodología activa que conlleva un proceso de evaluación formativa, en el que el alumnado se implica al cien por cien en su proceso de enseñanza-aprendizaje. Y este contexto es el que nos permitirá, sin lugar a dudas, una enseñanza basada en competencias, que por ley, debemos de desarrollar.

TRATAMIENTO CURRICULAR

Los objetivos de área que se han tratado explícitamente son 1. «Conocer, utilizar y valorar su cuerpo y el movimiento como medio de exploración, descubrimiento y disfrute de sus posibilidades motrices, de relación con las demás personas y como recurso para organizar su tiempo libre», 4. «Resolver problemas motores en entornos habituales y naturales, seleccionando y aplicando principios y reglas en la práctica de actividades físicas, lúdicas, deportivas y expresivas» y 6. «Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y el movimiento para comunicarse con las demás personas, aplicándolos también a distintas manifestaciones culturales, rítmicas y expresivas, con especial atención a las de Canarias».

Los contenidos seleccionados para el desarrollo de esta propuesta son, del Bloque I: El cuerpo: imagen y percepción, el 4. «Experimentación de posturas corporales diferentes», el 7. «Percepción espacio-temporal. Nociones asociadas a relaciones espaciales (topológicas, sentido, dirección, orientación) y temporales (ritmo, duración, secuencia)»; y del Bloque II: El movimiento: habilidad y situación motriz, el 2. «Aplicación de las habilidades motrices básicas a distintas situaciones lúdicas, expresivas y recreativas», 3. «Resolución de problemas motores sencillos», 7. «Adecuación del movimiento a estructuras rítmicas sencillas», 9. «Descubrimiento, exploración y disfrute de las posibilidades expresivas del cuerpo y del movimiento», 11. «Desinhibición en el uso de la comunicación corporal en diferentes situaciones expresivas» y el 14. «Reconocimiento y respeto de las diferencias en el modo de expresarse a través del cuerpo».

Con respecto a la introducción y desarrollo de las Competencias Básicas en esta propuesta didáctica, nos hemos centrado en la Competencia de Autonomía e Iniciativa Personal, la Competencia Para Aprender a Aprender y la Competencia Social y Ciudadana.

La introducción de las Competencias Básicas (CCBB, en adelante), ha sido una acción innovadora por parte de los revisores de las leyes anteriores. Además de ser un elemento curricular más que el profesorado tendrá que articular en su programación y planificación docente, las CCBB suponen un cambio de perspectiva, y conllevan toda una serie de cambios necesarios para la enseñanza-aprendizaje basada en competencias.

Según el tratamiento que se denota en el currículo de Canarias, las CCBB hacen referencia al «conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que debe alcanzar el alumnado al finalizar la enseñanza básica para lograr su realización y desarrollo personal, ejercer debidamente la ciudadanía, incorporarse a la vida adulta de forma plena y ser capaz de continuar aprendiendo a lo largo de la vida» (Decreto 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículum de la Educación Primaria para la Comunidad Autónoma de Canarias).

«La sustitución o la introducción de un término nuevo como es el Enfoque basado en Competencias, no constituye por sí solo ningún avance educativo, a no ser que ese cambio de concepto se le quiera dar una intencionalidad de fondo y se convierta en un nuevo paradigma. Entonces, esa palabra significa algo más, el término de competencia se convierte así en el símbolo de una alternativa de cambio y mejora educativa» (Blázquez y Sebastiani, 2009)…, «el enfoque basado en Competencias pretende encontrar una respuesta adecuada al conjunto de problemas que generan los cambios acelerados propios de las sociedades actuales y a la búsqueda de una educación que prepare realmente para transferir los aprendizajes escolares en la vida cotidiana» (Zabala y Arnau, 2007).

Se desprende, de este modo, una definición de competencia que es: el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes, valores, emociones y motivaciones que cada individuo o cada grupo pone en acción (moviliza) en un contexto concreto para hacer frente a las demandas peculiares de cada situación (definición por la UNESCO y la OCDE).

 

METODOLOGÍA Y PROPUESTA DIDÁCTICA

A continuación se detallará la manera en la que todos los elementos curriculares toman forma y se cohesionan dando lugar a una propuesta abierta, con soluciones divergentes, en la que son los/as propios/as alumnos y alumnas los/as que resuelven la situación a través de la creatividad e iniciativa personal, favoreciendo su autonomía, cooperando con los/as compañeros/as de su grupo, y del grupo-clase, para la finalización de una coreografía preparada para la fiesta de carnavales del centro.

Método de Trabajo

Comenzamos con una primera toma de contacto con la música seleccionada. El alumnado debía interiorizar las características de la música (ritmo, secuencia, estribillo, etc.), e ir experimentando las diferentes posibilidades de movimiento que les permitía este soporte musical. En esta primera fase, el alumnado estaba distribuido en grupos, permitiéndose, a través del agrupamiento, dar a conocer al resto de la clase y a la maestra, los pasos que ellos y ellas habían elaborado y secuenciado para su posterior ordenación en la elaboración de la coreografía.

En la segunda fase de la propuesta didáctica, fueron seleccionados los pasos y las secuencias para las diferentes partes de la música, y con ayuda de la maestra, se fueron ajustando al soporte musical, de manera que se fuera completando la coreografía.

En la tercera fase, y con las aportaciones de todos y todas, la coreografía tomó forma y se preparó para ensayarla e interiorizarla para la exhibición en la fiesta de carnavales del centro.

Aprendizaje Cooperativo

En esta propuesta didáctica se atiende a una metodología activa, en el que el alumnado sea el verdadero protagonista del proceso de enseñanza-aprendizaje, e interactúe constantemente con sus iguales dentro de grupos cooperativos. «Podemos definir el trabajo cooperativo como la metodología educativa que se basa en el trabajo en grupos, generalmente pequeños y heterogéneos, en los cuales cada alumno/a trabaja con sus compañeros/as para mejorar su propio aprendizaje y el de los/as demás. Es importante destacar que, a diferencia del trabajo en grupo, en el aprendizaje cooperativo, cada uno es responsable también de sus compañeros/as y no sólo de sí mismo/a» (VVAA, 2010).

«Los métodos de aprendizaje cooperativo son estrategias didácticas, sistemáticas y estructuradas que se pueden usar en distintas edades. Comparten la idea de trabajo conjunto de los/as alumnos/as con la finalidad de aprender: todos los componentes del grupo son co-responsables del aprendizaje propio y el de los miembros restantes» (Blázquez y Sebastiani, 2009).

El aprendizaje cooperativo es una oportunidad para poder educar en competencias y tener en cuenta, y llevar a la práctica, que el alumnado es el propio protagonista del proceso enseñanza-aprendizaje, siendo responsable de sí mismo, de sus compañeros/as y del material y el entorno en las sesiones. A través de esta metodología se consiguen de manera integral los objetivos, pues debido al tratamiento globalizador y holístico que se hace en el desarrollo de las sesiones, el alumnado está movilizando y poniendo en juego conocimientos, habilidades, actitudes, valores, motivaciones y sentimientos, que no definen otra cosa que el «ser competente», por lo que a través de las metodologías activas no se consigue únicamente que el alumnado mantenga un rol activo en su propio aprendizaje, sino que educamos integralmente, manteniendo en nuestra práctica un Enfoque Basado en Competencias.

 

EVALUACIÓN FORMATIVA

Actualmente, en el Decreto 126/2007, se propone un planteamiento curricular entendido como proyecto y proceso, donde la evaluación de la EF es un proceso para ayudar al alumnado a mejorar y para que el aprendizaje sea significativo. Por tanto, entendiendo la evaluación como elemento formativo del proceso de Enseñanza-Aprendizaje, y partiendo de autores relevantes en este ámbito como López Pastor (2000) y Díaz Lucea (2005), se podría sintetizar la evaluación como «…un proceso de obtención de información y de su uso, para poder formular juicios que nos ayuden en futuras tomas de decisiones…».

Por su parte, López Pastor entiende la evaluación formativa como todo proceso de evaluación cuya finalidad principal es mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje que tienen lugar. Es todo proceso de evaluación que sirve para que el alumnado aprenda más (y/o corrija sus errores) y para que el profesorado aprenda a trabajar mejor (a perfeccionar su práctica docente). Por decirlo de otro modo, la finalidad no es calificar al alumno, sino disponer de información que permita saber cómo ayudar al alumnado a mejorar y aprender más… y que el profesor/a mejore su práctica docente.

Además, hace referencia a la evaluación compartida, entendiendo que la evaluación debe ser más un diálogo y una toma de decisiones mutuas y/o colectivas, más que un proceso individual e impuesto. Dentro de estos procesos las autoevaluaciones, las coevaluaciones y las evaluaciones y calificaciones dialogadas son técnicas que tienen una importancia relevante.

A continuación, presentamos un instrumento de evaluación que se ha presentado al alumnado con el fin de hacerlos tomar conciencia de lo que se está trabajando y de las carencias que aún presentan, motivándoles asimismo a tomar las decisiones pertinentes para que reflexionen acerca de las propuestas de mejora que se pueden llevar a cabo.

 

Instrumento de Evaluación

NOMBRE:________________________________FECHA:____________

 

EVALÚA EL BAILE DE «MOVING» DE MACACO (LOS ESPACIOS EN BLANCO SON PARA RELLENAR), LUEGO DIBUJA UNA PARTE DEL BAILE.

 

 

NO

APORTO IDEAS PARA HACER EL BAILE

COLABORO CON MIS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS

DIBUJO DEL BAILE:

CONCLUSIÓN

A través de esta propuesta innovadora pretendemos establecer un desarrollo integral de nuestro alumnado, proponiendo tareas motrices que les proporcionen una oportunidad para desarrollarse como personas, trabajando de manera cooperativa y con autonomía, a la vez que desarrollan la creatividad, que muchas veces, al profesorado nos falta y a nuestro alumnado le sobra.

En esta propuesta el alumnado ha permanecido atento a las indicaciones de la maestra, aumentando los momentos de atención y aumentando el tiempo de compromiso motor, a la vez que han disminuido los incidentes conflictivos, de esos que ya todos y todas conocemos y nos resulta familiar. El alumnado ha trabajado con una motivación palpable y se ha transmitido, en la representación final, al resto del alumnado como a los/as presentes en la fiesta, tomando en ese momento conciencia, de las posibilidades que el desarrollo de esta propuesta les ha brindado para evolucionar, siendo más autónomos/as, creativos/as y cooperativos/as.

BIBLIOGRAFÍA

DECRETO 126/2007, de 24 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Canarias. B.O.C. núm. 112, miércoles 6 de junio de 2007

LÓPEZ PASTOR, V. (2000): Evaluación compartida. Descripción y análisis de experiencias en educación física. CUADERNOS DE COOPERACIÓN EDUCATIVA. Sevilla

DÍAZ LUCEA (2005): La evaluación formativa como instrumento de aprendizaje en EF. INDE, Barcelona

LÓPEZ PASTOR, V., MONJAS, R. Y PÉREZ, D. Buscando alternativas a la forma de entender y practicar la Educación Física Escolar. Barcelona: INDE, 2003

Gómez Rijo, A. Abriendo nuevos horizontes. Hacia una pedagogía de la autonomía en Educación Física. Revista La gaveta, núm. 14, junio 2008. CEP Santa cruz de Tenerife.

VELÁZQUEZ, C. (COORD.) Aprendizaje cooperativo en Educación Física. Fundamentos y aplicaciones. INDE, Barcelona (2010)

BLÁZQUEZ, D. Y SEBASTIANI, E. Enseñar por competencias en Educación Física. INDE, Barcelona (2009)