eco escuela 2.0 | Acceder

Aprendemos haciendo


Resumen Conscientes de la importancia del aprendizaje competencial, el claustro del CEIP Rodríguez Galván tomó la determinación de participar en un proyecto con el que poner a trabajar a su alumnado en contextos reales y cuyos aprendizajes permitieran el desarrollo de las competencias básicas. El proyecto tenía como temática el voluntariado y se diseñó al […]

Autor: «María Silvia Linares Aparicio» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 2 Sep, 2013 en Experiencias (revista 19), Revista 19

Aprendemos haciendo

Resumen

Conscientes de la importancia del aprendizaje competencial, el claustro del CEIP Rodríguez Galván tomó la determinación de participar en un proyecto con el que poner a trabajar a su alumnado en contextos reales y cuyos aprendizajes permitieran el desarrollo de las competencias básicas. El proyecto tenía como temática el voluntariado y se diseñó al amparo de la convocatoria Comenius, en colaboración con centros de Rumanía, Turquía, Italia, Portugal, Bulgaria y Polonia.

Conjuntamente con los aprendizajes competenciales, se ha priorizado el trabajo de la educación en valores, en concreto con la preparación y desarrollo mensual de una acción de voluntariado orientada a la adquisición de prácticas solidarias. 

¿Qué quiero para mi alumnado? ¿Quiero que conozca de memoria todos los ríos de España y sus afluentes o me interesa formarlo para que se incorpore a la vida adulta y al mercado laboral de forma satisfactoria?

Desde la aprobación de la LOE y su posterior desarrollo, el sentimiento de vagar por tierras pantanosas ha sido la constante entre nuestro profesorado, hasta hace poco menos de un año.

Mientras manteníamos la mirada en una Ley de Educación anterior, aún sin terminar de asimilar, nos llega una terminología nueva, un cambio de mentalidad y unas “compañeras” con nombre de Competencias Básicas que van a provocar una lucha diaria,  reivindicadora y en ocasiones contrariada.

Sin embargo, sentir que nuestra sociedad avanza ha hecho que definitivamente nos subamos a ese carro y apostemos por dinamizar nuestro centro y dar respuesta a las necesidades personales de nuestro alumnado,  evolucionando de forma paralela a ella, cooperando y colaborando en su formación académica y personal y favoreciendo su desarrollo competencial. Durante el curso 2011-2012, nuestro centro, el CEIP Rodríguez Galván, comienza una andadura, a través de un Proyecto Europeo Comenius sobre el Voluntariado, en un mundo que nos va a proporcionar un sinfín de gratificaciones y que está permitiendo a nuestro alumnado la oportunidad, ya no solo de relacionarse con alumnos de otros países (Rumanía, Turquía, Italia, Portugal, Bulgaria y Polonia), sino de experimentar en la vida real situaciones que en ocasiones limitábamos al aula.

Mensualmente se realiza una acción de voluntariado, que lleva implícita en sí una serie de actividades que desarrollan y permiten la adquisición de las competencias básicas. Además, conseguimos que nuestro alumnado realice actividades sin perseguir ningún tipo de beneficio o gratificación por su ayuda, sino la satisfacción personal por colaborar y ayudar a quien más lo necesite.

Experiencia Aprendemos haciendo 2 r19

Entre las acciones llevadas a cabo en nuestro centro  el curso pasado destacamos la recolecta de comida realizada para la Iglesia de La Cruz del Señor, la entrega de alimentos al Comedor Social de La Milagrosa, en la Calle de la Noria, o la adquisición de pienso, collares y mantas para los perritos del Albergue Municipal Valle Colinos. Cabe destacar, entre las muchas acciones realizadas, la recogida de tapas plásticas para colaborar en la recaudación de fondos destinadas a la  intervención quirúrgica de Tatiana, una niña disminuida física y psíquica. Tuvimos el privilegio de que ella, acompañada de sus padres, visitara nuestro centro, hecho que constató el trabajo previo realizado con nuestro alumnado sobre el respeto, tolerancia y aceptación de las características personales de cada ser humano.

Experiencia Aprendemos haciendo 3 r19

A raíz de cada acción de voluntariado se  realiza una serie de actividades vinculadas a las distintas áreas, de manera que la acción en sí nos sirva, ya no solo como un instrumento para trabajar la competencia social y ciudadana y la adquisición de valores, sino de manera globalizada, reforzando el resto de  las áreas.

Se realizan recuentos de alimentos y vaciado en tablas para su contabilidad, redacción de cartas de agradecimiento a las familias por su colaboración, ubicación en nuestra isla, a través de mapas, del lugar en el que realizamos la acción, acondicionamiento de nuestra biblioteca como espacio no sólo del Proyecto de Biblioteca, sino a su vez como centro de actividades relacionadas con el Proyecto, etc.

Este curso hemos recibido a los estudiantes y profesores de los distintos países miembros del Proyecto Comenius sobre el Voluntariado en Tenerife. Ha sido una oportunidad única para nuestro alumnado que ha tenido que comunicarse en lengua inglesa con ellos, buscar estrategias para relacionarse, así como presentar algún acto en inglés. Algunos de estos eventos, que contaron con la presencia de representantes de la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad y del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife fueron cubiertos por la televisión Canaria y mencionados en prensa en diversos artículos.

Experiencia Aprendemos haciendo 4 r19

A raíz de esta visita se realizó una recepción de todo el grupo Comenius en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que puso a disposición del centro billetes del tourist bus para recorrer la capital, así como una guagua para visitar el norte de la isla.

Aprovechando la variada presencia de los participantes de los diferentes países, hicimos un taller de Jumping Clay con el alumnado, disminuidos psíquicos, del Centro Ocupacional Verodes. El taller fue impartido por nuestros alumnos de 6º de Primaria, que hicieron de maestros por un día, llevando las riendas de la actividad, gestionando la cantidad de plastilina a utilizar, encargándose de la distribución de material y, en general, coordinando la actividad.

Gracias a este proyecto y al buen hacer del Equipo Educativo del Centro, cada vez son más las familias implicadas en las actividades que se proponen desde el mismo. Hemos logrado integrar a muchas familias, personal de administración y de servicios, así como a distintas instituciones, creando un clima de trabajo óptimo para conseguir las metas propuestas.

A través de cada una de las tareas programadas, así como de las distintas actividades que se llevan a cabo desde nuestro centro, pretendemos ofrecer a nuestro alumnado una formación integral, adaptada a la sociedad actual, facilitando en cierta medida su inserción laboral y personal.

Si bien comenzar a hacer surcos en un camino nuevo es complicado, una vez se adquiere la mecánica, es labor mucho más sencilla. Es por ello que desde el CEIP Rodríguez Galván nos lanzamos a una nueva aventura europea con ocho países colaboradores que se llevará a cabo entre  los cursos 2013-2015, a la espera de que la Comisión Europea dé su visto bueno.