eco escuela 2.0 | Acceder

«Tell me a story». Trabajo educativo para jóvenes artistas


Resumen: El uso de la escritura creativa en el periodo de aprendizaje de una lengua extranjera produce beneficios de muy variada naturaleza: afianza estructuras gramaticales de forma amena, fomenta la búsqueda de nuevos vocablos, mejora la corrección ortográfica, la capacidad de síntesis y la expresión en general. Cuando estos textos, además, se leen en voz […]

Autor: «Raquel Reyes Díaz» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 2 Sep, 2013 en Experiencias (revista 19), Revista 19

«Tell me a story». Trabajo educativo para jóvenes artistas

Resumen:

El uso de la escritura creativa en el periodo de aprendizaje de una lengua extranjera produce beneficios de muy variada naturaleza: afianza estructuras gramaticales de forma amena, fomenta la búsqueda de nuevos vocablos, mejora la corrección ortográfica, la capacidad de síntesis y la expresión en general. Cuando estos textos, además, se leen en voz alta, ayudan a mejorar la pronunciación, la entonación y la vocalización, y aportan fluidez a la lectura. A nivel procedimental y actitudinal, propician el interés por la lengua objeto de estudio, al usarse ésta en un contexto significativo, y fomentan la espontaneidad y la autonomía.

La tarea que se propone busca aunar todas estas ventajas. Está dirigido al alumnado del primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria, aunque puede adaptarse también a otros niveles.

PREPARACIÓN DE LA TAREA:

Importancia de la lectura y escritura creativas

Todas las producciones escritas sirven para practicar la lengua, tanto la propia como el idioma extranjero que se está aprendiendo. La escritura creativa, por su parte, aporta numerosas ventajas al alumnado de una lengua extranjera. Además de las ya reseñadas en el resumen, dota a la escritura de un matiz afectivo importante, ya que las ideas nacen del propio estudiante.

Para poder escribir es necesario familiarizarse con diferentes tipos de lectura. Hay que leer mucho, tanto en la lengua materna como en la extranjera. Un niño que lee será un adulto lector y será también capaz de expresarse bien al escribir.

Transmitir a los niños desde tierna edad el amor por la lectura y por los libros hará que les sea natural el leer, el documentarse y el contacto con las fuentes de información. También hará que les sea más fácil escribir cualquier tipo de texto en el futuro, mejorará su espíritu crítico y encontrará de mayor una fuente de ocio inagotable. No es de extrañar, pues, que los grandes escritores hayan sido, a su vez, grandes lectores en su infancia y adolescencia. Hay una reflexión filosófica que reza: un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido.

Además del cuento literario, me gustaría mencionar otras formas de usar la escritura en clase de forma creativa, y que pueden convertirse en tareas interesantes y atractivas para el alumnado: la correspondencia interescolar, la participación en un blog creado para el alumnado del grupo, la escritura de nuevos textos en los bocadillos (speech bubbles) de una página de comic juvenil, la escritura y lectura a modo de doblaje (dubbing) de una película o serie de moda, la confección colectiva de un cuento con historia encadenada, la creación de poemas cortos a partir de un modelo dado, el acróstico, los caligramas, los juegos de palabras como rimas, el ahorcado (hangman), el juego de stop o tutti fruti.

Diseño del cuento: tema, formato y presentación

De todas las manifestaciones literarias, el cuento otorga una clara ventaja a los estudiantes de una lengua extranjera. Puede adaptarse a todo tipo de niveles, por lo que es ideal para trabajar con alumnado que se está iniciando, al contrario de otros géneros más complejos. Permite presentar tanto una narración como una estructura sencillas. Debido a su brevedad, además, el alumnado puede crear una historia completa en un espacio de tiempo relativamente corto. en relativamente poco tiempo.

La práctica de la expresión escrita está presente en todos los niveles del currículo de lenguas extranjeras. Al trabajar en la escritura de cuentos, el alumnado se acerca a la consecución de los diversos objetivos didácticos, como manifestar interés y curiosidad por conocer las ideas manifestadas en textos escritos en inglés, reconocer la importancia de ser capaz de comunicarse oralmente y por escrito en la lengua inglesa o aplicar productivamente las estructuras lingüísticas aprendidas en clase. Esta actividad propicia, además,  el desarrollo de varias competencias básicas recogidas en los currículos de la enseñanza obligatoria: la Competencia en comunicación lingüística, que constituye el eje central del trabajo, así como la Competencia en autonomía e iniciativa personal, la Competencia de aprender a aprender y la Competencia cultural y artística.

Para la realización de esta tarea, se ofrecieron al alumnado dos opciones de abordar el cuento: la libre creación y la recreación de una historia tradicional.

a) La libre creación. En este caso el tema y los personajes son creados por el propio alumnado. Tiene la ventaja de que, al partir de la nada, se dispone de plena libertad para decidir sobre todos los aspectos del cuento.

b) La recreación de una historia usando personajes de cuentos infantiles y juveniles. Esta opción tiene la gran ventaja de que resulta muy atractiva para muchos estudiantes. Suelen darle un toque cómico a cuentos tradicionales como The Princess and the Pea, Little Red Riding Hood, The Little Mermaid

La estructura del cuento ha de presentar este esquema básico: introducción (presentación), nudo y desenlace. En la introducción, que conformaría el primer párrafo, se presenta al personaje principal y su entorno, época y lugar donde está ambientado el cuento. Se presta atención también al punto de vista de la narración: en 1ª persona, en 3ª persona, o también 2ª persona, usando el enfoque epistolar. La historia tiene que ser coherente con la presentación inicial y no caer en errores como mencionar objetos en una época pasada que aún no habían sido inventados. La extensión debe limitarse, para que el alumnado gane en implicación y para poder ir dándoles el feedback durante el proceso de redacción.

Experiencia Tell me a story 1 r19

En cuanto al aspecto plástico, el cuento resultará más ameno si puede acompañarse de varias ilustraciones hechas por el propio alumnado. Deben ser representativas del lugar o de los personajes narrados en la historia. No es necesario que los dibujos sean complicados; a veces unos breves trazos son suficientes para describir un paisaje o una emoción de un personaje. La portada conviene  hacerse con un soporte más duro que los folios del cuento, como cartulina o cartón. Además de la imagen, la portada debe llevar el título del cuento y el nombre del autor. Lógicamente ha de resultar lo más atractiva y elegante posible, libre de fallos y borrones con corrector blanco. Por otra parte, el tamaño de las páginas se puede dejar a libre elección. En mi experiencia personal, al pedirles su sugerencia, la mayoría de los alumnos prefirió el tamaño folio al tamaño cuartilla, ya que a muchos les encanta dibujar y querían presentar grandes y lucidas ilustraciones.

Experiencia Tell me a story 2 r19

Por último, se finaliza con la presentación de los cuentos en un lugar espacioso, a modo de exposición. El alumnado se sitúa cerca de su libro. Resulta divertido incluir en la vestimenta algo representativo de uno de los personajes del cuento. No es necesario venir completamente disfrazados; cada uno trae lo que puede, como son los utensilios o prendas típicas de una época o de una profesión. Así, por ejemplo, si trabajan en una posada del siglo XVII, bastará llevar un pañuelo y un delantal.

PUESTA EN PRÁCTICA:

Esquema de trabajo  

En el proceso de trabajo con el alumnado, es recomendable como garante de éxito tener en cuenta los siguientes aspectos. En primer lugar, trabajar en clase técnicas de escritura. Cuando el nivel de la lengua es muy básico, conviene no complicarse con frases largas ni estructuras complejas. Podemos escribir en la pizarra unas cuantas frases que sirvan de apertura del cuento (opening lines): Once upon a time, Hundreds of years ago, In a small village there were… Hay que dejarles claro, asimismo, que el primer párrafo es para la presentación del personaje principal y su entorno, que la historia ha de tener un desarrollo y un desenlace final. Otra forma de dar a conocer este tipo de estructuras es mostrando al alumnado unos ejemplos de cuentos reales en lengua inglesa. En la web hay numerosas ofertas de material variado y fácil de descargar para todos aquellos que no dispongan de cuentos impresos en papel. Para la elección del tema, como habíamos comentado anteriormente, cabe la posibilidad de elegir entre una composición libre o una adaptación de un cuento clásico. Esto puede hacerse de forma individual, a elección de cada uno, o decidir la misma opción para todo el grupo. Es más motivadora la libre elección individual; así hay más probabilidades de dar rienda libre a la imaginación del joven.

Muy importante es el tiempo que se dedica a hacer un borrador sobre la historia. Se puede dejar un margen de entre una y dos semanas para que piensen en un tema y vayan madurando la idea. El borrador se entrega personalmente al profesor. Algunos niños lo traerán escrito en español. No importa. Animaremos a estos niños a escribir en inglés aunque sean palabras sueltas y a hacer una historia más corta. A ser posible, se deben incluir diálogos cortos de los personajes, con frases muy usuales vistas en clase: Hi, I’m Gabriel Lang, What’s your name? What are you doing? Can you help me, please? Is this a crocodile? Listen! Come here! Run! Be careful, Nick! Oh, this is wonderful! Por otro lado, las historias en sus comienzos pueden llegar a presentar contradicciones entre los personajes, con la época y su modo de vivir de entonces, con saltos temporales importantes, repeticiones y falta de cohesión. Si a esto le sumamos los lógicos errores gramaticales cometidos, ortográficos y semánticos, nos topamos con que todo el tiempo que se les conceda para crear el borrador es más que necesario. Es al comienzo de la historia, con el primer borrador, cuando se perfila la historia y se experimenta con la narración.

El siguiente paso sería la corrección del texto. El docente no debe demorarse a la hora de devolver los borradores. El alumnado tiende a querer expresarse tan bien como en su lengua materna e intenta reproducir en inglés las mismas estructuras. Si esto se repite a menudo en la redacción, el resultado es una historia detallada pero plagada de errores. En este caso, conviene animarles a usar estructuras sintácticas más sencillas. Después de esto, si el contenido lo requiere, se ampliará el texto hasta convertirlo en cuento, bajo la supervisión del docente. El resultado es un segundo borrador, a partir del cual el alumnado compone el cuento acompañado de ilustraciones. Para esta parte, la de las ilustraciones, se divide la clase en grupos pequeños fomentando la cooperación entre ell alumnado. Los alumnos que así lo deseen pueden confeccionar también una portada que, si bien no es evaluable, conforma un elemento estético importante para el resultado final, ya que pretende simular el encuadernado de un cuento real. Los que opten por la portada han de tener en cuenta que es mejor si se realiza con una cubierta más dura que el papel de folio o libreta, preferiblemente en cartulina. Ha de llevar el título del cuento y el nombre del autor. 

Experiencia Tell me a story 3 r19

Finalizados y revisados los cuentos, procedemos a hacer una presentación del mismo. Consiste básicamente en mostrar su microrrelato a la clase, nombrar el título y leerlo en su totalidad o un breve fragmento si es muy extenso. Por ello, es recomendable elegir una zona amplia, con el fin de que quepa todo el alumnado y haya espacio suficiente para colocar mesas con los libros. Cualquier lugar se puede prestar para el desarrollo de esta labor, según las características del centro, como son el aula de idiomas, el salón de actos, el patio, un aula de artes plásticas, el hall, la entrada principal o una sala para exposiciones. Las fotos de esta exposición permiten mejorar la decoración del aula y sirven de base para desarrollar el respeto por el trabajo propio y el de los demás.

Consideración final

Los resultados de la tarea se suelen revelar muy positivos: los estudiantes en su mayoría lucen con orgullo sus trabajos y se quedan con la sensación de haber aprendido mucho con la experiencia. Además, algunos deciden utilizar su propia historia y presentarla en el concurso del día del libro, ampliando su contenido y escribiéndola en español. Además de cumplirse los objetivos previstos con respecto a los aprendizajes adquiridos por el alumnado, he podido observar la presencia de este otro: el interés y respeto por el trabajo ajeno. El escuchar al compañero cuando expone un trabajo, sin interrupciones ni risas, es otro logro añadido.

La elaboración del guion previo es clave para perfilar la estructura, hacer un argumento coherente y aportar un final apropiado a la historia. También la reflexión y revisión de los trabajos es fundamental tanto para aumentar la libre creatividad y la calidad descriptiva de los personajes y del espacio, como para perfilar sus sentimientos y sus acciones con coherencia interna.

Para el éxito de esta tarea, son necesarias una buena planificación y organización, pues en algunas actividades se requiere de mucha concentración y reflexión y debemos buscar los momentos y espacios que contribuyan a ello.

A fin de cuentas, se trata de que el alumnado se divierta aprendiendo, en un clima de tolerancia, y que este aprendizaje le sirva para mejorar su competencia comunicativa en lengua inglesa

 Experiencia Tell me a story 5 r19

BIBLIOGRAFÍA:

HELD, J. Los niños y la literatura fantástica. Editorial Paidós. Barcelona, 1981.

MARTÍN, E y MORENO, A. Competencia para aprender a aprender. Alianza Editorial. Madrid, 2007.

http://www.bbc.co.uk/learning