eco escuela 2.0 | Acceder

Otra perspectiva educativa: el trabajo en un centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores


Resumen El alumnado que llega a un Centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores (CIEMI) trae consigo, mayoritariamente, un riesgo de abandono escolar, por lo que su estancia en dicho centro puede suponer una oportunidad de continuar sus estudios. Por ello, la labor docente se basa en enseñar a que aprendan a convivir y a […]

Autor: «María Candelaria Ledesma Lucas» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el 19 Nov, 2014 en Experiencias (revista 20), Revista 20

Resumen

El alumnado que llega a un Centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores (CIEMI) trae consigo, mayoritariamente, un riesgo de abandono escolar, por lo que su estancia en dicho centro puede suponer una oportunidad de continuar sus estudios. Por ello, la labor docente se basa en enseñar a que aprendan a convivir y a pensar, resolviendo las cuestiones que les plantea el día a día. Una tarea donde el alumnado debe realizar un trabajo de campo significa novedad y motivación, máxime si el personaje investigado, en este caso Amaro Pargo, es de su interés. La recopilación de datos, la puesta en común, la realización de un mural, la interrelación entre algunos aspectos del siglo XVIII y la actualidad o la confección de un listado de preguntas para realizar a un experto en la materia fomentan el desarrollo de las Competencias Básicas así como la adquisición de valores en el alumnado tales como la responsabilidad, la participación, la valoración del patrimonio cultural canario y el respeto hacia las tradiciones, entre otros.

 

PREPARACIÓN DE LA TAREA:

El trabajo en un Centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores significa, entre otras cuestiones, la utilización de estrategias educativas adecuadas y una metodología abierta  e inclusiva para que el alumnado se sienta protagonista de su propio aprendizaje. Significa  educar y formar al alumnado teniendo en cuenta no solamente a la diversidad del mismo, en un grupo tan heterogéneo, sino también las características especiales del propio Centro, el cual da respuesta educativa a los menores y jóvenes que cumplen medidas judiciales.

Por todo ello, desde un principio me propuse trabajar con el alumnado a través de pequeños proyectos de aula, interrelacionando las diferentes materias, principalmente las del ámbito sociolingüístico.

Sin embargo, la sorpresa surgió cuando observé el escaso conocimiento sobre las costumbres canarias que poseían. Fue entonces cuando me propuse emprender un “viaje” con el alumnado por algunos lugares de nuestra tierra, a través del tiempo, y del sector primario (en concreto, de la agricultura y la ganadería).

El objetivo principal de esta tarea era ofrecerles las herramientas básicas para que investigasen y descubrieran una pequeña parte de nuestra cultura canaria, en general, y de Tenerife, en particular.

Además, con ello también conseguía aprendizajes significativos que permitiesen el desarrollo de las Competencias Básicas, trabajando valores muy diversos como preservar la memoria de la forma de vida de nuestros ancestros, respetar las tradiciones y la transmisión de la cultura canaria, mostrar una actitud crítica ante el desarrollo de la sociedad a lo largo del tiempo, descubrir personajes históricos de Tenerife y su contribución al patrimonio cultural y artístico de Canarias, sensibilizar sobre la importancia de la alimentación con productos de la tierra como una seña de identidad del pueblo canario a lo largo del tiempo…

Para realizar esta tarea era necesario partir de un personaje que les motivase y les llamara la atención, así que nos centramos en la historia de Amaro Pargo. El alumnado tenía que descubrir las costumbres de la época, la sociedad, la importancia de la piratería y el campo en Canarias, así como la evolución de la agricultura y ganadería y, por ende, de la alimentación con productos locales.

El alumnado debía investigar la historia del corsario Amaro Pargo (Amaro Rodríguez Felipe): su vida y leyenda, sus peripecias, sus riquezas, su relación con  la monja de clausura Sor Mª Jesús (La Siervita), su donación patrimonial a las iglesias y conventos de La Laguna… Además, se le encomendó al alumnado la realización de las siguientes actividades:

  • Redacción y exposición de los resultados al gran grupo.
  • Elaboración de un mural, con carteles y esquemas, con los datos y fotografías obtenidos.
  • Realización de un mapa de Tenerife, en la pared del aula, para colocar distintos dibujos y documentación referidos al siglo XVIII, época en la que desarrolló su vida el corsario estudiado.
  • Realización de un cuestionario sobre la importancia del sector primario (agricultura y ganadería) en Canarias en la actualidad y sobre el consumo de productos de la tierra, para plantear a don Pedro Molina, presidente de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (AGATE), a continuación de una charla formativa sobre este tema emitida por él mismo.

R20 Otra perspectiva educativa 1

Amaro Pargo y Sor María de Jesús (La Siervita)

PUESTA EN PRÁCTICA:

Para poner en marcha todo el engranaje de esta tarea, debía comenzar por motivar al alumnado, después de indagar sobre lo que conocían de los personajes de la historia de Canarias. Pronuncié el nombre de Amaro Pargo y no sabían quién era, aunque algunos alumnos comentaron que pargo era un pez.  A continuación, hablamos sobre piratas, corsarios y bucaneros, explicando las diferencias y comentando la época de la historia donde tuvieron mayor auge. Se habló de películas de piratas que habían visto, como Piratas del Caribe, La isla del tesoro…, y comentamos las ideas más importantes.

Visionamos la película de La leyenda del pirata Barbanegra, como elemento didáctico de transmisión de mensajes, para tratar valores como la colaboración, la amistad y la fidelidad. Previamente, como dinamizadora de esta actividad confeccioné un guión de cuestiones y les di unas pautas para que reflexionaran y respondieran, en parejas, a las preguntas diseñadas sobre el filme aportando su opinión, para posteriormente abrir un debate. Lo importante era que el alumnado se plantease cuestiones que anteriormente no se hacía.

El cine como recurso pedagógico construye una realidad y hace que el alumnado reflexione, interprete y debata sobre valores y actitudes, y la educación tiene la misión, entre otras, de enriquecer el conocimiento y la sensibilidad del alumnado. La unión de ambos, con creatividad y partiendo de las inquietudes del alumnado, facilita sus relaciones interpersonales y su capacidad comunicativa.

El siguiente paso en esta tarea fue presentarles, de forma general, al corsario tinerfeño, a través de una presentación elaborada con videos, fotos y documentación escrita obtenida in situ, en Machado, a través de la información del sacerdote de la iglesia de El Rosario y de las gentes del lugar, así como su relación con la Iglesia de Santo Domingo y el convento de Las Catalinas, en La Laguna, entre otras. El alumnado observaba las láminas y fotos con atención. A partir de aquí, fui una mera guía u orientadora de las actividades.

Luego, realizaron una diversidad de actividades entre las que cabe destacar el trabajo de campo, en pequeño grupo, con todos los materiales que disponían sobre la vida y las hazañas del corsario, su relación con la Siervita, sus donaciones de gran valor patrimonial a las instituciones religiosas de La Laguna… A continuación, elaboraron el vaciado de la información, relacionaron los distintos aspectos del trabajo propuesto y lo expusieron al resto de la clase, con la ayuda de carteles y esquemas organizados en un mural.

R20 Otra perspectiva educativa2

Tumba de Amaro Pargo

Asimismo, se estudió la sociedad del siglo XVIII, prestando especial importancia al papel que jugaron  la piratería, la agricultura (también la alimentación) y la ganadería en Canarias. Este proceso necesitó de más tiempo y precisó de mayor dedicación por parte del docente, ya que en una primera fase debía repartir a cada grupo el tema que debía investigar con los recursos ofrecidos y en una segunda etapa supervisar y estar a disposición de los distintos grupos, corrigiendo y guiando. Sin embargo, fue en esta fase donde los jóvenes más se interrelacionaron, aumentando el espíritu de trabajo en equipo y la colaboración. Destaca el entusiasmo y la participación del alumnado a medida que iba descubriendo aspectos sobre la vida de este corsario, sobre todo cuando averiguaron que fue un personaje que destinó dinero para los encarcelados. Aquí se abrió un pequeño debate debido a las preguntas planteadas y las opiniones vertidas por los jóvenes.

El alumnado expuso el trabajo con bastante entusiasmo. La idea era fomentar la aceptación de otros puntos de vista, la autonomía y la mirada crítica a través de estas actividades. Había indagado en las zonas donde el corsario tenía algunas de sus muchas propiedades, los cereales que se cultivaban, cuáles eran las zonas de pastoreo, la diferencia entre la agricultura extensiva y la intensiva, secano y regadío, los cultivos y la alimentación en el siglo XVIII y en la actualidad.

A continuación, dibujaron un amplio mapa de Tenerife donde situaron todo lo averiguado, esto es, los lugares de pastoreo, los bancales, los productos agrícolas…, acompañándose de sus propios dibujos y algunas fotografías. A la mayoría les gustaba la expresión artística, así que realizaron esta actividad en un ambiente distendido y ameno.

Por último, elaboraron una serie de cuestiones, a través de una ficha con sencillas indicaciones, para formulárselas a don Pedro Molina, presidente de AGATE, que les iba a dar una charla, empleando ejemplos claros y cercanos, con el fin de despertar su interés sobre algunos aspectos trabajados en el aula y relacionados con Canarias. Después en el aula, se comentó la experiencia de la acción puntual y el alumnado, de forma unánime, afirmó que había sido muy enriquecedora.

Con esta tarea he tratado de partir de un centro de interés que motivase al alumnado (y si la hacemos coincidir con una efemérides como el día de Canarias, mucho mejor), en este caso un personaje legendario de la historia canaria, un corsario, en la que poder trabajar de forma interdisciplinar desde diversas materias, especialmente la de Lengua Castellana y Literatura y la de Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Asimismo, la adquisición de estos aprendizajes ha permitido el desarrollo de la práctica totalidad de las Competencias Básicas, integrando actividades que fomentaran el crecimiento en un sinfín de valores como la solidaridad, la tolerancia, la emisión de las propias opiniones y el respeto por los demás, la aceptación de las responsabilidades en el grupo, la capacidad de indagación, la autonomía, la empatía, la confianza en sí mismos y la satisfacción por sus logros.

Esta tarea puede ampliarse, adaptarse y ser aplicable a otros niveles y poder finalizar con un arrastre de ganado, en el propio Centro, abriendo el abanico de implicación a otras materias como Educación Física y trabajando el acercamiento del alumnado hacia algunas tradiciones y modalidades deportivas canarias, como una forma de conservar nuestro acervo cultural.

R20 Otra perspectiva educativa 3

Casa Machado

BIBLIOGRAFÍA:

MONREAL, VIOLETA (2006). Recursos didácticos para el desarrollo de sentimientos y valores. Madrid: Everest.

SÁNCHEZ HERRERA, JAVIER (2003). Conferencia “Películas para enseñar”, en el Curso Educación, cine y sociedad. Adeje: ULL.

GARCÍA BARBUZANO, DOMINGO (2004). El corsario Amaro Pargo. La Laguna: Ayto. La Laguna.