Mediación escolar: la importancia de la resolución de conflictos

Fuente: blog.tiching.com

Fruto de la convivencia en las escuelas es habitual que surjan con cierta frecuencia problemas entre las personas que forman parte de su comunidad educativa. La mediación en conflictoses una interesante manera de solucionar estas situaciones, ya que además de hacerlo nos permitirá que los implicados trabajen la educación en valores y diferentes habilidades de comunicación. Pero, ¿en qué consiste?
Mediacion escolar | Tiching
Se trata de un proceso cooperativo de resolución de problemas, que consiste en que las dos partes del conflicto encuentren una solución con la ayuda de una o varias personas ajenas al mismo, mediadores que crean un clima de colaboración básico para el acercamiento de posturas enfrentadas.
Pueden ser, incluso, los propios alumnos los que se encarguen de ella, como en el institutoCamí de Mar, en Calafell. En este centro, los estudiantes son los que forman la comisión de mediación, para lo cual realizan turnos rotatorios y se forman correctamente. Una interesantísima forma de poner esta propuesta en práctica, dado que así la mediación se realiza entre iguales.
¿Y qué hace falta para lograr una exitosa resolución de conflictos? Te enumeramos las claves para una correcta mediación escolar:
  • La empatía, herramienta básica: Sin duda, debería ser la protagonista de cualquier mediación. El mediador debe intentar que los afectados consigan ponerse en el lugar del otro y entender también su posicionamiento, para aproximar posturas y ser capaces de llegar a un acuerdo.
  • ¡Dotes comunicativas bien en forma!: La tarea básica del mediador es escuchar y ser capaz de sintetizar y clarificar lo dicho por las personas afectadas, para verbalizar así el conflicto desde otra perspectiva.
  • Mente creativa: Es necesario que el mediador sea capaz de sugerir enfoques alternativos, pero nunca proponiendo la solución final del conflicto. Debe hacer las preguntas adecuadas para que sean los afectados los que planteen opciones de solución por sí mismos.
  • Los juicios de valor no son bienvenidos: El mediador debe aprender a limitarse a escuchar activamente, pero sin posicionarse por ninguna de las partes. Su función no es decidir quién tiene razón, sino ayudar a los afectados a encontrar una solución con la que todos se sientan cómodos.
5 interesantes recursos educativos relacionados
Y tú, ¿trabajas la mediación de conflictos en tu centro educativo? ¡Comparte tu opinión y experiencias con otros docentes del mundo!